Una tremenda explosión deja varios heridos en la Barriada Inmaculada

La explosión ha afectado a dos viviendas. / IAC

Siete personas han sido atendidas por el personal sanitario tras una explosión de gas que derrumba una vivienda y causa importantes daños a otra | Se ha desalojado a varios vecinos del entorno | Una de las víctimas ha tenido que ser rescatada de entre los escombros

GABRIEL DE LA IGLESIA y ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Siete personas han tenido que recibir asistencia sanitaria esta mañana como consecuencia de una fuerte explosión acontecida en un inmueble situado en el Bloque 2 de la Barriada Inmaculada que ha hecho desaparecer por completo la vivienda y ha causado graves daños en otra contigua. La situación ha obligado a los equipos de emergencias a acordonar la zona, desalojar a los vecinos del entorno por precaución y activar el dispositivo de búsqueda de otros posibles heridos. La actuación de los efectivos de salvamento y la fortuna han evitado que el suceso causara mayores daños.

El suceso se ha producido minutos después de las 9:20 de la mañana por una explosión de gas en la única vivienda del bloque que carecía de instalación de gas natural y seguía utilizando bombonas. Hasta el lugar se han desplazado todos los efectivos disponibles del cuerpo de Bomberos y técnicos de la compañía suministradora de gas para cortar el suministro de las viviendas del entorno y garantizar la seguridad. Asimismo, se ha procedido a cortar el suministro eléctrico de la zona por precaución, tal y como ha explicado el jefe de Bomberos, Julio Estébanez.

Sin víctimas mortales

A pesar de la potencia de la deflagración, que se ha llevado por delante una vivienda y media, no hay que lamenta víctimas mortales. La rápida intervención de los equipos de salvamento y una pizca de fortuna han permitido que el suceso deje un balance relativamente menor, con siete personas atendidas por parte de los facultativos sanitarios. Uno de ellos, el más grave, ha tenido que ser trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital Río Hortega de Valladolid.

También se han desplazado hasta allí sendas dotaciones de la Policía Local y Nacional, así como cuatro ambulancias acompañadas de los correspondientes equipos médicos. Posteriormente, y ante la posibilidad de encontrar víctimas entre los escombros, también se ha solicitado la presencia del equipo GREM de búsqueda de personas.

Con todo, los facultativos sanitarios han tenido que atender finalmente a siete personas con heridas de diversa consideración. El primero es el inquilino de la vivienda en la que se ha producido la explosión. Él ha sido el peor parados, toda vez que presenta quemaduras de diversa consideración en varias zonas del cuerpo que han obligado al equipo médico que le ha atendido a trasladarle a la Unidad de Quemados del Hospital Río Hortega de Valladolid.

Más información

Rescatada de entre los escombros

También se ha atendido a una mujer de 23 años, inquilina en este caso de la vivienda contigua, que también ha sufrido importantes desperfectos. El suyo ha sido un caso especial, toda vez que ha tenido que ser rescatada de entre los escombros de su propia vivienda tras lograr contactar con los efectivos de salvamento a través del teléfono móvil. La rápida actuación del operativo ha permitido rescatar a la joven, que ha sufrido heridas de diversa índole, pero leves, en todo caso.

Ademas, en esa vivienda se encontraban también durmiendo su hermana y la pareja de ésta, cuya habitación no se ha visto afectada y no han sufrido ningún daño, más allá de la inhalación de humo por la que han sido tratados.

Además, hay tres personas más que han necesitado atención médica por diferentes motivos relacionados con crisis de ansiedad. Todos ellos han sido atendidos en el área de Urgencias y han sido dadas de alta para que sean seguidos a través de su médico de familia.

Un gran susto

Por su parte, los equipos de emergencia han tenido que desalojar a cuatro familias de las casas más próximas a la zona de la deflagración, según ha confirmado el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente. En principio, no se han detectado daños estructurales en ningún otro inmueble ni más daños personales, pero por precaución se ha acordonado todo el entorno ante la atenta mirada de las decenas de curiosos apostados a ambos lados de la calle.

También se han tenido que retirar de la vía púiblica varios vehículos afectados en mayor o menor medida por la onda expansiva. Una vez finalizado el rescate de la joven atrapada entre los escombros, se ha comenzado a limpiar la zona y asegurar el perímetro para evitar otros daños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos