Diputación busca alternativas ante la falta de candidatos del PP para gestionar Castañares

Castañares/PCR
Castañares / PCR

Al Partido Popular le correspondía proponer un alcalde pedáneo-gestor pero no lo ha hecho, así que se plantean que el candidato sea alguien ajeno a los partidos políticos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Castañares continúa, un mes más, sin alcalde pedáneo. La Diputación de Burgos sigue buscando un candidato para asumir el puesto de gestor, de manera provisional, hasta la próxima convoctoria electoral, en mayo de 2019. En noviembre, la junta vecinal presentó su dimisión al sentirse abandonada por el Ayuntamiento, y el Partido Popular no ha presentado candidato, así que se buscan otras alternativas.

La Institución Provincial ha consultado a la Junta Electoral Central, a fin de saber si se podría nombrar un alcalde pedáneo-gestor que no tuviese vinculación alguna con los partidos políticos con representación municipal. En un primer momento, al PP le correspondía la posibilidad de realizar una propuesta, pero no han dado respuesta a la comunicación realizada desde la Diputación, ha explicado el diputado Ramiro Ibáñez.

Más información

Por ese motivo, los técnicos provinciales plantearon hace quince días a la Junta Electoral Central esa otra posibilidad. Ibáñez reconoce que habría alguna persona intesada en asumir la responsabilidad, y ahora hay que ver si tiene encaje legal. El diputado insiste en que se trata de un asunto complejo, y casi excepcional, que está trayendo de cabeza a los técnicos provinciales. Y es que no es lo mismo nombrar una comisión gestora, por falta de candidatos en una elecciones municipales, o un gestor ante la dimisión de una junta vecinal, que solventar el problema que tiene Castañares como entidad local menor de Burgos.

Es más, Ramiro Ibáñez recuerda que la Diputación aceptó el encargo que le hizo el Ayuntamiento, pero no tenía por qué haberlo hecho. Burgos cuenta con más de 20.000 habitantes, así que se sale de las competencias provinciales. Otra cuestión es que la Diputación quiera salvaguardar los derechos e intereses de Castañares, por el simple hecho de que es una pedanía más de la provincial.

Dependiendo de la respuesta que les ofrezca la Junta Electoral Central, Diputación continuará con el expediente o lo cerrará definitivamente, devolviénselo al Ayuntamiento. Llegado este caso, el Consistorio podría decidir convertir Castañares en un barrio más de la ciudad, acabando con la situación anacrónica de contar con una pedanía. No obstente, Ibáñez confía en encontrar una solución antes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos