Una usuaria de Aspanias fallece tras ser atropellada por una furgoneta en el interior del centro de Quintanadueñas

Imagen de los acceso a las instalaciones de Aspanias/Google
Imagen de los acceso a las instalaciones de Aspanias / Google

El suceso ha tenido lugar en las instalaciones ubicadas en la carretera de Quintanadueñas, donde está el centro ocupacional y la residencia

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Un fatal accidente ha conmocionado este domingo a Aspanias (la asociación de padres y familiares de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo), tras el fallecimiento de uno de sus usuarios, Pilar, de 62 años, que ha perdido trágicamente la vida tras ser atropellada por una furgoneta en el interior del recinto del centro ocupacional que la entidad tiene en Quintanadueñas.

El sucesto ha tenido lugar en torno a las dos de la tarde, cuando un grupo de chicos llegaba a las instalaciones, en las que también se encuentra la residencia, tras pasar la mañana en Burgos. José María Ibáñez, gerente de Aspanias, ha explicado que «en una maniobra de marcha atrás», y todavía casi no se sabe el cómo, la furgoneta que les transportaba ha atropellado a Pilar, y nada se ha podido hacer por salvarle la vida.

La respuesta de los servicios de emergencia, que alertados a través del 112 han enviado un helicóptero medicalizado y una ambulancia de soporte vital básico, ha sido rápida. Y tanto los servicios sanitarios como los de seguridad (Guardia Civil, Policía...) han «funcionado extraordinariamente bien», ha reconocido Ibáñez. Sin embargo, cuando han llegado, Pilar ya había fallecido, es es «nuestro mayor pesar», afirma el gerente de Aspanias.

El suceso ha enturbiado una jornada festiva. José María Ibáñez recuerda que, durante los fines de semana, muchos de los usuarios se van a sus domicilios con sus familias. Aquellos que se quedan suelen salir a dar una vuelta, unos días a Quintanadueñas y otros a la capital. Esta mañana, se han movilizado para ir a misa y a tomar el vermú. Y ha sido a la vuelta cuando ha ocurrido la desgracia.

Una «gran familia»

Pilar «era feliz en la unidad de Quintanadueñas», ha afirmado Ibáñez, pues así se lo ha constatado su familia. Estaba perfectamente integrada y viviendo «una etapa bonita de su vida», que ahora se ha visto truncada. El gerente destaca la «valentía» y la comprensión de los familiares, pero también la respuesta de la «familia» de Aspanias, que esta viviendo una situación «profundamente traumática».

En Aspanias se está «haciendo piña» y, en todo momento, se ha ofrecido atención psicológica a la familia, a los usuarios del centro y a los propios profesionales que allí trabajan. También se está colaborando con la correspondiente investigación policial, y se ha dado cuenta a la Junta de Castilla y León. Aspanias también llevará a cabo una investigación interna, asumiendo cuanta responsabilidad sea necesario, y trabajando «por todos los medios para que los implicado superen esta situación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos