Imagina agotará la vía del diálogo antes de aceptar la salida de Podemos

La Asamblea de Imagina contó con una importante participación en el Edificio Sindicatos/Rodrigo González Ortega
La Asamblea de Imagina contó con una importante participación en el Edificio Sindicatos / Rodrigo González Ortega

La Asamblea de la formación multicolor se reunió para decidir qué hacer ante el cambio suscitado por tres de sus seis concejales | El próximo lunes se abrirá una consulta decisiva

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Las voces de la Asamblea de Imagina Burgos que apelaron al diálogo, la unidad y la generosidad se impusieron sobre las que optaban por revocación del acta de los tres concejales de la formación multicolor afiliados a Podemos. La Asamblea celebrada en la tarde del lunes fue intensa y extensa, pero en la que preponderó la mesura, antes de aceptar el comunicado que, sólo unos minutos antes del inicio de esta reunión, emitió la formación morada, firmado por el secretario regional, Pablo Fernández, y el provincial, Ignacio Lacámara.

A pesar de que en esas líneas Podemos hacía referencia a que los tres concejales de su partido, Raúl Salinero, Blanca Guinea y Marco Antonio Manjón, dejaban de formar parte «de manera definitiva» de Imagina Burgos y a que «trabajarán de forma autónoma, defendiendo el programa electoral con el que se presentaron a las elecciones de 2015», la formación multicolor quiso dar el beneficio de la duda a estos tres ediles, porque ellos no firmaban el comunicado. De hecho, algunos afiliados de base de Podemos (participantes también de Imagina) criticaron a su formación por no haberles consultado esta decisión tan relevante para la política provincial de Burgos.

Es por esto que, a pesar de una numerosa factura de argumentos y reflexiones, la Asamblea prefirió «no actuar en caliente» y conceder al diálogo una semana, antes de consultar a los simpatizantes la postura a tomar. Y es que, la decisión de solicitar a los tres concejales de Podemos que devuelvan su acta podría traer consecuencias graves a corto plazo, pero aún más a medio, con unas elecciones tan próximas.

Lo que parece claro es que Podemos se presentará a los comicios de 2019 con su propia marca. Y, con esa postura, el resto de movimientos sociales que conforman una candidatura popular como Imagina Burgos tendrán que decidir si integrarse dentro de los círculos o mantener esta identidad colectiva creada en 2015.

En ese escenario, Imagina Burgos quiere garantizarse su supervivencia y mantener vivo un proyecto que consiguió, en su momento, reunir a un destacado número de votos en las pasadas elecciones.

Retirada de la portavocía a Raúl Salinero

El trabajo de diálogo con los tres concejales corresponderá al Consejo de Coordinación. Si bien, antes de sentarse a conversar, la Asamblea de Imagina decidió, con una notable mayoría, que Raúl Salinero no siga ejerciendo portavoz municipal, al menos, hasta que se conozcan los resultados de la consulta que se pondrá en marcha la próxima semana. Y es que esta próxima votación preguntará expresamente si Salinero debe seguir ejerciendo de portavoz de la formación dentro y fuera del Ayuntamiento.

Lo que no quedó definido es quién asumirá esa responsabilidad, teniendo en cuenta que las opciones pasarían únicamente por los concejales que no pertenecen a Podemos u otras sensibilidades políticas. Esto quiere decir que Eva de Ara, Sara Hojas y Antea Izquierdo podrían ejercer de portavoces.

Encauzar las diferentes reflexiones no resultó nada fácil / Rodrigo González Ortega

Por otro lado, la consulta del próximo lunes recogerá un segundo y más relevante interrogante. Aunque no formulado de la siguiente manera, la Asamblea consultará si ¿Imagina Burgos debe de negociar la relación con Podemos y sus tres concejales, manteniéndose como un grupo unido hasta el final de la legislatura o debe de solicitar que le sean devueltas las tres actas? Esto último fue sostenido por algunos de los presentes en la Asamblea. Sin embargo, otros apuntaron de que esa decisión podría llevar a la pérdida de tres concejales del tercer grupo municipal más numeroso, dado que el acta es personal y estaría en manos de Salinero, Guinea y Manjón mantenerla.

Así las cosas, esta crisis en el Grupo Municipal de Imagina Burgos vivirá los próximos días nuevas jornadas tensas, a la espera de una estabilidad que permita mantener el mismo escenario político en el Ayuntamiento de Burgos o, por el contrario, terminar de dinamitar una de las legislaturas más convulsas del Consistorio.

Más información

 

Fotos

Vídeos