Ladrillos que construyen sueños

Imagen de la entrada del nuevo centro de Parkinson Burgos/AIA
Imagen de la entrada del nuevo centro de Parkinson Burgos / AIA

Chus Delgado, presidenta de la asociación Parkinson Burgos, ha presentado el nuevo centro -en el Hospital Militar- a medios y patrocinadores | Se abrirá a los usuarios en cuanto tengan el permiso de primera ocupación

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Parkinson Burgos está a punto de abrir las puertas a sus usuarios, todavía está a la espera de que le concedan el permiso de primera ocupación para poder trasladarse hasta su centro multiusos de atención integral del Hospital Militar. Pero de momento, Chus Delgado, presidenta de la asociación, ha hecho de perfecta anfitriona para medios de comunicación y patrocinadores. Un total de 500 metros cuadrados en los que finalmente se han invertido más de los 450.000 euros previstos. Por ello, ha agradecido la implicación de los patrocinadores.

«Ha llegado el momento de enseñaros el centro, pero sobre todo, de enseñar a los burgaleses donde están vuestros ladrillos, que es algo que me preocupaba, hoy estan aquí todos los ladrillos juntos» ha explicado Delgado. Se ha querido dirigir a cada uno de los 4.000 burgaleses que han puesto su granito de arena, comprando uno de los ladrillos que han vendido en los últimos años y cuyo dinero ha servido para dar forma al nuevo centro, aunque ha aprovechado para advertir de que «todavía quedan muchos ladrillos por vender».

Actualmente, se atiende en Burgos a 127 personas con párkinson a diario -entre el centro de día y el Graciliano Urbaneja- ahora, las previsiones son «atender a más de doscientas». Delgado cree que este centro será un reclamo para nuevos socios, «pero hace falta que llegue el público porque se asocian muy poco a poco, nadie quiere reconocer una enfermedad crónica e invalidante, pero les damos 40 horas de terapias semanales a un muy buen precio».

Más información