Todo listo para El Curpillos

Todo listo para El Curpillos

Un total de 35 peñas instalarán sus casetas en El Parral | El Ayuntamiento reparte entre los colectivos platos y vasos biodegradables, que serán obligatorios a partir de 2019

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Poco a poco se va acercando una de las fechas marcadas en rojo en el calendario de la ciudad. Y ya está todo preparado. El próximo viernes, miles de personas están convidadas al Curpillos, una celebración que mezcla tradición y buen yantar a partes iguales y que este año llega con varias novedades.

La primera, y quizá más sonada, sea la reforma del propio parque del Parral. En las últimas semanas, las máquinas han estado trabajando a toda velocidad para culminar la reconstrucción del muro perimetral que cierra el parque por la zona sur, una actuación que ha obligado al Ayuntamiento a replantear el plan de seguridad.

La segunda gran novedad de este año se circunscribe al cuidado del medio ambiente. En vistas a la obligación de utilizar materiales biodegradables en 2019, el Ayuntamiento ha repartido entre las diferentes peñas y colectivos participantes en la fiesta un total de 25.000 platos, vasos y cubiertos de material biodegradable en sustitución de los habituales de plástico. En este sentido, el concejal de Festejos, José Antonio Antón ha insistido en que se trata de un acuerdo alcanzado con la Federación de Peñas que será de obligado cumplimiento a partir del año que viene.

Paralelamente, y sin abandonar este ámbito, el Consistorio ha diseñado un plan específico de recogida de basura para ese día. En total, se instalarán en el Parral 10 iglús de vidrio, 4 contenedores de envases, 4 de papel, 100 cubos de basura y hasta seis contenedores 'multivol'. El plan de recogida se verá complementado con seis operarios que irán limpiando el parque cada dos horas en coordinación con los camiones de basuras.

35 sociedades

Y todo ello diseñado para hacer más cómoda y responsable una celebración a la que se espera que acudan una vez más decenas de miles de personas. En esta ocasión, serán 35 las agrupaciones que desplieguen casetas en el parque para repartir morro, morcilla, chorizo, vino y demás viandas. Para amenizar la jornada, se contará con una disco móvil y un escenario por el que pasarán varios dj,s durante toda la tarde.

Lo que no cambia es la parte más tradicional de la fiesta, que se llevará a cabo en el entorno del monasterio de Las Huelgas. Allí se celebrará a partir de las 11 horas la solemne misa, concelebrada como viene siendo habitual por el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez. Tras la liturgia, el pendón de las Navas de Tolosa volverá a procesionar por las calles del barrio de Huelgas acompañado de representantes del ejército, la Iglesia, Patrimonio Nacional y las diferentes instituciones públicas, así como los danzantes y los Gigantillos.

Eso sí, a cuatro días vista para la celebración de la fiesta, todas las miradas se dirigen al cielo. Y es que, las previsiones meteorológicas no son del todo halagüeñas. «Esperemos que el tiempo acompañe», ha insistido Antón.

 

Fotos

Vídeos