Miguel Ángel Extremo: «La necesidad de personal es muy grande»

Miguel Ángel Extremo, jefe de Bomberos de Burgos/IAC
Miguel Ángel Extremo, jefe de Bomberos de Burgos / IAC

El jefe de Bomberos celebra que se vayan a sumar 14 personas al cuerpo, pero advierte de que se necesitan aún más para mejorar la intervención y, sobre todo, trabajar en prevención

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Lo suyo es ir de éxito en éxito. Miguel Ángel Extremo, actual jefe de Bomberos de Burgos, se convirtió hace unos años en el jefe de bomberos más joven de España, cuando, con 30 años, aprobó la oposición de Huesca. Casado y con dos hijos, uno de seis y otra de dos, es un apasionado de su trabajo, que desarrolla gracias a su titulación en Ingeniería de Obras Públicas y de Caminos, pero también del deporte.

En 2005 aprobó la oposición del cuerpo de Bomberos de Burgos y de ahí pasó a Huesca en calidad de jefe. Se acercó a casa cuando accedió al mismo cargo en Palencia, primero en comisión de servicios y después con la plaza en propiedad, para, finalmente, recalar en Burgos. Desde el 1 de noviembre de 2018 está al mando de un cuerpo que carecía del jefe desde el año 2011, cuando Juan Luis González de Ubieta se jubiló. Entonces le reemplazó José Ángel Amo, jefe de Bomberos de Miranda, pero solo durante seis meses. Desde entonces, el subjefe, Julio Estébanez, se encargó de encabezar la plantilla hasta la llegada de Extremo.

-Comenzó su nueva etapa en 2018 y llegó tras siete años sin un jefe de Bomberos. ¿Cómo se encontró el cuerpo?

-Con menos personal, lógicamente, porque en estos años se ha ido jubilando gente y de cuando yo entré, en el 2005, hasta ahora la plantilla ha menguado, pero ahora estamos intentando solventar esta situación, que es complicada. Por suerte, Julio Estévanez ha hecho una labor muy buena en una situación muy complicada y es de agradecer que se haya dedicado en cuerpo y alma especialmente durante estos años.

-¿Cuántas vacantes hay y qué planes tiene el Ayuntamiento para cubrirlas?

-En estos momentos tenemos a 84 personas en intervención y se ha convocado recientemente la oposición de 14 bomberos de base (en julio estarán incorporados al cuerpo). El objetivo es llegar a 110 o 112 bomberos en intervención. Hay que seguir convocando. Por nosotros ojalá ocurriera de manera más habitual, pero no depende de nosotros y entendemos que el Ayuntamiento tiene muchas secciones con problemas similares al nuestro.

-A parte estamos con promociones internas continuamente porque tenemos muchas vacantes intermedias, como bomberos conductores, cabos, sargentos, suboficial… Y como ahora mismo tenemos la estructura reducida hay que meter gente de base si quieres ascender a personal.

Hay 84 bomberos en intervención y el objetivo es alcanzar los 110 o 112

-¿Es esta oposición una de las más numerosas de los últimos años?

-Fueron muy grandes las del 82 y el 84, desde entonces solían ser de 7 u 8. Por eso la necesidad de personal es muy grande, porque han sido años muy malos. El actual decreto que permite a los policías prejubilarse. A nosotros nos entró en 2008 y mucha gente, merecidamente, se jubiló con 59 o 60 años y eso, acompañado de una tasa de reposición baja, causó una situación complicada. Ahora, por suerte, parece que se está abriendo más y vamos a poder con la cobertura de plazas porque con estos 14 no va a ser suficiente.

-Hablemos del proceso de selección. En el último de ellos hubo polémica por los suspensos que supusieron las faltas de ortografía. ¿Es justo?

-Es una prueba que, a nivel nacional, de los poquitos sitios que se hace es aquí. Es decir, no es algo que sea mayoritario. En cualquier caso, es otra prueba más que se estableció y para las siguientes bases estudiaremos quitar pruebas y afinar otras. Al final, estas oposiciones me las he encontrado rodadas. Tampoco estoy diciendo de quitar la ortografía, pero habría que dar una vuelta al tema de los mínimos.

Este año se ha cambiado el orden de las partes a examinar y la primera prueba ha sido la del temario específico de Bomberos y de 122 presentados han pasado 32. La próxima prueba será de la ortografía, callejero, problemas matemáticos y cultura general y se mantienen los mínimos, así que veremos si sale bien y no genera tanta polémica.

La primera prueba de esta oposición de 14 plazas solo la han aprobado 32 de los 122 candidatos inscritos

-Por otro lado, estos últimos años se está incorporando material nuevo, ¿es suficiente? ¿En qué hay una mayor necesidad?

La verdad es que el parque móvil está bastante envejecido porque hubo bastantes años sin meter camiones nuevos. Ahora también estamos solventando esta situación en parte porque hace dos años se incorporó al servicio un vehículo forestal y estamos a punto de traer al parque una autobomba urbana ligera. También hemos adquirido dos vehículos ligeros, una pickup y uno eléctrico y se ha licitado la compra de un camión taller y una bomba nodriza. Aún así seguiremos teniendo necesidades de vehículos porque el parque móvil estaba muy muy viejo.

En cuanto al material tenemos que hacer reposición de trajes de intervención, cascos… Al final tienes que estar continuamente renovándote porque salen nuevas herramientas y nuevos materiales. Por ejemplo, los fabricantes de vehículos evolucionan sus carrocerías y las técnicas de rescate tienen que evolucionar a la par.

-¿Recuerdas algún accidente que podría haberse evitado de contar con un material más nuevo?

Recuerdo la polémica que se generó en su día fue a raíz de un accidente de un camión en la calle Alcalde Valentín Niño. Fue porque tenía cerca de 25 años y muchas horas de servicio. Yo estaba de servicio y fui a socorrer a los compañeros que iban a un aviso dado en una residencia de ancianos. La verdad es que no sabes si se habría podido evitar con un camión más nuevo.

-¿Qué grandes objetivos se ha marcado en su nueva etapa?

-Tenemos que disponer de departamento de prevención bien dotado. Si no lo hacemos nosotros van a venir empresas privadas y los que mejor podemos hacerlo y más medios vamos a tener para ello somos nosotros. Para ello hay que dotar el departamento de más personas. Actualmente hay un cabo de prevención, pero necesitamos cuatro o cinco más, porque si trabajamos en ello reducimos la siniestralidad y con esto la sociedad vivirá más tranquila.

También tenemos que ampliar los recursos destinados a la formación de los bomberos del área de intervención.

-En cuanto a las asistencias en el Alfoz, ¿tenéis la capacidad suficiente para atender todo el radio de actuación?

-Actualmente tenemos un convenio firmado con la Diputación que podría dividirse en dos servicios, el de atención telefónica y el de intervención. El área de intervención alcanza 142 pueblos, que son bastantes, pero sí los podemos atender con la actual dimensión que tenemos.

-¿Le parece suficiente el acuerdo con la Diputación para la presentación del servicio?

-No puedo hablar de cuantías, pero sé que el 31 de diciembre finaliza el convenio y habrá que volver a negociarlo. Las novedades dependerán de la puesta en marcha, por parte de la Junta, de las áreas de actuación inmediata -algo que tenía que haber hecho en 2007-. Si lo aprueban nos tendremos que adaptar todos y entonces la zona de influencia se modificará, cogiendo más de la zona oeste de la provincia y aumentando el número de municipios. Se prevé que para el primer semestre de este año esté aprobado.

-Siguiendo en la provincia, ¿qué opinión tiene sobre la estructura existente y los parques de bomberos voluntarios?

-Los bomberos voluntarios hacen muy buena labor, pero hay que recordar que tenemos una ley (la 4/2007) que dice que los bomberos voluntarios son colaboradores de los profesionales. En ningún caso dice que los tienen que sustituir. Por eso hay que dar una vuelta a esto. Está claro que no hay que tener parques profesionales donde hay parques de voluntarios ahora mismo, porque hay 19 en nuestra provincia, pero seguramente haya que tener parques profesionales en zonas estratégicas de los que dependan los parques de voluntarios. Sería necesario tener más parques profesionales. La Junta plantea en Briviesca, Lerma y Medina de Pomar, más los tres que existen actualmente (Burgos, Aranda y Miranda).

La Junta plantea establecer parques de bomberos profesionales en Briviesca, Lerma y Medina de Pomar

-En cuanto a la polémica surgida a raíz del accidente de este verano de un bañista que saltó de la cascada de Valle de Tobalina y su atención, ¿qué opinión tiene de las críticas que se hicieron a los bomberos voluntarios?

-Bastante hacen ya. Son gente que está formada, pero las dotaciones que ellos tienen no son como las nuestras, por eso digo que bastante hacen ya y no se puede cargar la responsabilidad de ciertas intervenciones en bomberos voluntarios.

-La N-1 es una de las carreteras más temidas por el tipo de actuaciones que exige a los bomberos, ¿se ha notado una reducción importante de accidentes y de su gravedad?

-Por suerte sí. Ahora mismo no recuerdo ningún accidente grave en la N-1 en los dos últimos meses, cuando era la tónica general. Aquí, por desgracia, han fallecido varios compañeros por accidentes de tráfico. El caso más reciente es el de José Ramón López, un compañero que entró en el cuerpo en el 2003. Pero también ha fallecido un sargento, otro bombero jubilado… Ha habido varios. La N-1 es una carretera con una siniestralidad bestial. Por suerte, con la liberalización, estoy seguro que vamos a notar muchísimo la reducción de accidentes en esa carretera.

«Con la liberalización, estoy seguro que vamos a notar muchísimo la reducción de accidentes en la N-1»

-¿Es el lugar más temido cuando salta una alerta?

-Sí, puede ser. En la N-1 recuerdo un accidente muy grave en el que estuve yo y fallecieron cuatro personas y dos niños en Quintanapalla y ese accidente y otros tantos se me han quedado grabados perpetuamente y la verdad es que es desagradable.

-Vamos con algo más amable. Este año han recuperado un clásico, el calendario de Bomberos tras doce años sin sacarlo y ha sido un éxito para la asociación contra el ELA, ¿están pensando ya en próximas iniciativas solidarias?

-En nuevas no, aunque la de este año haya tenido un resultado magnífico, con una respuesta de la sociedad fantástica. No obstante, estaremos abiertos a nuevas iniciativas, pero de momento no hay nada planificado.

-Entonces, ¿no habrá calendario en 2019?

-Tampoco hay que cansar a la gente y quizá no haya que hacerlo todos los años, pero si sale una propuesta buena supongo que sí.

-¿En estos momentos también se ocupan de la recogida de animales en situaciones difíciles, alguna anécdota de estos últimos meses?

-Sí, como no. (se ríe). Es que, además, con animales estamos bastante. Hace medio año estaba en la calle Vitoria buscando un murciélago en la casa de una mujer, pero al final no le encontramos. La verdad es que anécdotas tenemos muchas con perros, gatos, serpientes, incluso guacamayos, lo que surge.