El PCAS aventura posibles «sobrecostes» en la reforma de El Plantío

Los trabajos en el Fondo Norte apenas han avanzado./Rodrigo González
Los trabajos en el Fondo Norte apenas han avanzado. / Rodrigo González

Los castellanistas insisten en sus críticas a la gestión del proyecto, aventurando un retraso en las obras del Fondo Norte a la espera del plan de retirada del amianto

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Partido Castellano se mantiene en sus críticas hacia la gestión del proyecto de reforma del estadio municipal de El Plantío. Una gestión que, a juicio de su portavoz, Domingo Hernández, está salpicada de numerosos fallos que están generando retrasos y que podrían derivar en «sobrecostes».

No en vano, ha señalado, el proyecto inicial no contemplaba la retirada del amianto localizado en el Fondo Norte. Así, la «aparición sobrevenida» de dicho material obliga a la empresa a plantear un plan específico para su retirada a imagen y semejanza del diseñado para la retirada del amianto de la grada de Lateral, que sí estaba contemplado en el proyecto.

En este sentido, Hernández ha insistido en que esa situación podría incrementar el presupuesto de la obra y, además, generar nuevos retrasos. «El viernes pasado, la Junta no tenía conocimiento de plan alguno» y, en el momento que lo reciba, «no van a pasar menos de 30 o 45 días para que lo estudie». Esto quiere decir que «aunque se quiera actuar, antes de agosto no se va a poder hacer nada» en el Fondo Norte, ha aventurado Hernández.

A esta situación se le suman otros desequilibrios en el proyecto, ya que «se ha destrozado La Corrala» y en el presupuesto no se contempla su restitución, como tampoco se contempla la sustitución del césped solicitada por el Burgos CF o la colocación de un nuevo marcador electrónico tras la retirada del ubicado en la esquina del Fondo Sur.

Todas estas cuestiones podrían, según el PCAS, derivar en un «sobrecoste» del proyecto. «Puede ocurrir un poco como con el Coliseum», que en el momento de su apertura era «un multiusus sin climatización, una sala de conciertos sin acústica, una plaza de toros sin enfermería y un pabellón sin vestuarios».

A mayores, los castellanistas insisten en exigir al Equipo de Gobierno la reapertura de la Avenida del Arlanzón mientras no se ejecuten los grandes trabajos previstos en Lateral. «Ahora mismo es absurdo que no puedan circular vehículos» por la zona, ya que los únicos trabajos que se están llevando a cabo en la zona se basan, precisamente, en la retirada del amianto del interior de la estructura, que no afectan al exterior, ha concluido Hernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos