El PCAS vigilará los modificados de El Plantío por su hubiera «fraude de Ley»

Imánges de las obras de El Plantío/BC
Imánges de las obras de El Plantío / BC

La formación recuerda que el presupuesto inicial de 5,1 millones se ha incrementado ya en 2 millones y se está «cociendo» un nuevo modificado

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Partido Castellano-Tierra Comunera (PCAS-TC) vigilará el proyecto de remodelaciónd el Estado Municipal de El Plantío por si se pudiera dar una situación de «fraude de Ley» en los modificados de la obra. Y es que el Ayuntamiento de Burgos está trabajando en un nuevo modificado, que se sumaría a otros «sobrecostes» del proyecto inicial, debido a que el proyecto de reforma «está trufado de carencias» y ha generado acciones «no previstas», lo que podría incurrir en «fraude de Ley», insisten.

En nota de prensa, los castellanistas denuncian que el presupuesto de la obra está disparado. A los 5,1 millones de euros iniciales se le han ido sumando 2 millones, a través de la urbanización (1,1 millones), los videomarcadores (131.133 euros), la renovación del terreno de juego (300.000) o la renovación de La Corrala (200.000). Todo ello sin contar con ese nuevo modificado que «se está cociendo».

Más información

El presidente provincial del PCAS-TC, Domingo Hernández, ha asegurado que la reforma «está salpicada de carencias y, ahora, la empresa adjudicataria quiere resarcirse de gastos sobrevenidos». Entre ellos, Hernández incluye la retirada del amianto encontrado en el Fondo Norte que, pese a las afirmaciones del Ayuntamiento, el PCAS insiste en que no estaba contemplada en el presupuesto original.

Por todo ello, los castellanistas van a estar vigilantes para que el Consistorio trate «con el máximo escrúpulo la autorización de pagos», así como la autorización de los modificados. La Ley deja muy claro cuáles son los supuestos para los sobrecostes en los proyectos modificados, ha insistido el presidente provincial y, según la información que manejan, el último modificado va a intentar justificar carencias del proyecto, de ahí que pudiera llegar a considerarse «ilegal».

Las variaciones hasta de un 10% del presupuesto sólo pueden hacerse por incremento del número de unidades ya existentes en el proyecto, que incluso también podría considerarse alteración sustancial si se consideran que había déficits o carencias en el mismo. Ante estas circunstancias y teniendo en cuenta otras actuaciones municipales de esta índole, los castellanistas van a vigilar escrupulosamente la actuación municipal, han afirmado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos