Piden revisar la retirada por motivos de ahorro de los combos antirretrovirales en el HUBU

Los actos del Día Mundial del Sida se han presentado esta mañana/PCR
Los actos del Día Mundial del Sida se han presentado esta mañana / PCR

El Hospital Universitario de Burgos decidió en 2016 romper los combos, apostando por sustituirlo por genéricos, «para ahorrar» en la factura farmacéutica

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Hay que optimizar el gasto farmacéutico pero de manera sensata, sin poner en riesgo las adherencias a los tratamientos ni crear un problema de salud pública. Juan Francisco Lorenzo, médico de Medicina Interna y coordinador de Sida en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU), ha criticado la retirada de los combos antirretrovirales, contra el VIH-Sida, para su sustitución por genéricos.

La decisión la tomó la dirección del HUBU en 2016, a propuesta del Servicio de Farmacia, «para ahorrar en la factura farmacéutica». Lorenzo ha asegurado que es una política exclusiva del HUBU, pues no se está haciendo en otros hospitales españoles, ya que está demostrado científicamente que los combos familitan la adherencia al tratamiento y, por tanto, ayudan a conseguir mejores resultados.

El médico ha asegurado que la medida puede afectar hasta el 80 por ciento de los pacientes con VIH, pues algunos profesionales sanitarios, como él mismo, se han negado a cumplirla pero otros han seguido las recomendaciones de la dirección médica. Lorenzo está a favor de «optimizar» el gasto farmacéutico, pero de manera «sensata», y nunca a costa de poner en riesgo la adherencia al tratamiento, pudiendo llegar a ocasionar un «problema de salud pública».

Los combos son tres fármacos antirretrovirales en una única pastilla, y cuando se facilita la administración del tratamiento a los pacientes hay más posibilidades de éxito. El coodinador de Sida ha recordado que no solo hay combos en el caso del VIH, también existen para otras muchas patologías, pues contribuyen a que los tratamientos sean más efectivos.

Tramiento igual a virus indetectable

Y de eso se trata la lucha contra el Sida, de conseguir que todos los afectados estén diagnosticados y sigan el tratamiento de manera adecuada. «La medicación ha sido la gran revolución», reconoce José Antonio Noguero, responsable del Comité Ciudadano AntiSida de Burgos, pues los avances actuales permiten que el virus no circule por la sangre.

Los fármacos no lo hacen desaparecer, puntualiza Lorenzo, pero si lo convierten en indetectable. Y con carga viral cero, el VIH no llega a los fluidos orgánicos (semen, flujo vaginal, lágrimas o sudor), por lo que «el riesgo de contagio es prácticamente cero». También se limitan los daños al sistema inmunológico, de ahí la importancia de facilitar que se siga un tratamiento de manera efectiva.

Día Mundial del Sida

Este viernes, 1 de diciembre, se conmemora el Día Mundial del Sida, jornada reivindicativa y de sensibilización que el Comité Ciudadano Antisida de Burgos celebrará con varias actividades. De entrada, los días 30 de noviembre y 1 de diciembre se organizarán las X Jorandas de Sensibilización y Promoción de la Prueba del VIH en el Centro Cívico de San Juan, de 17:00 a 21:00, el jueves, y de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 el viernes.

Además, los días 1, 2 y 3 se desarrollará una campaña en las redes sociales, con presentación de la nueva página web de la Federación de Comités Ciudadanos Antisida de Castilla y León. Y para completar la agenda, el 4 de diciembre tendrá lugar la joranda Espacios sin discriminación, con visita a empresas de la Federación de Empresarios de Hotelería, a la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre y a la Gerencia de Servicios Sociales. El objetivo es luchar contra la discriminación, sobre todo laborl, de las personas con VIH, insistiendo en quel Sida no se transmite en el ámbito laboral (y en ningún otro cuando existe un tratamiento antirretroviral adecuado).

Juan Francisco Lorenzo ha asegurado que «se está trabajando en la buena dirección», a pesar del «punto negro» que supone la rotura de los combos en el HUBU. El aspecto positivo de la gestión en el Hospitalario es que la Junta de Castilla y León está facilitando el tratamiento contra la Hepatitis C, que padecen muchos de los afectados por VIH, a todos los pacientes, con «resultados magníficos».

Ahora, lo importante es conseguir acabar con los retrasos en el diagnóstico, pues cuanto más tarde se comience con el tratamiento más posibilidades hay de poner en riesgo la salud y la vida del afectado. Se trata de luchar contra las «muertes evitables», con concienciación sobre la necesidad de realizarse la prueba del VIH, sobre todo si se tienen comportamientos sexuales de riesgo.

Noguero ha recordado que se ha conseguido bajar del 30 al 18 por ciento el número de casos sin diagnosticar, y el objetivo es llegar al 10 por ciento en 2020. Además, dentro de la estrategia para la erradicación de la epidemia, el reto es acabar con el VIH en 2030, y Burgos va por el buen camino, pues presenta una incidencia baja.

En 2016 se detectaron 10 nuvos casos de VIH, lo que supone un 2,78 por ciento por cada 100.000 habitantes, cuando la tasa española es del 7,22. Desde que se tienen registros, en 1990, la provincia ha contabilizado 483 casos de Sida, y los nuevos casos han bajado de la veintena en 2012 o 2013 a los actuales 10. El perfil del nuevo diagnosticado es el de un hombre de unos 40 años, español, contagiado por vía sexual (relaciones sexuales heterogéneas). Eso sí, el 40 por ciento de los nuevos diagnosticados llevan con la enfermedad cas una década, y sin saberlo.

Temas

Burgos, Sida

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos