La primera fase de la ampliación del Museo de Burgos se centrará en el solar de la Casa Melgosa y se prevé que termine en 2021

Los arquitectos del proyecto junto con Mar Sancho observando la futura imagen del Museo de Burgos /DANIEL SAMANIEGO
Los arquitectos del proyecto junto con Mar Sancho observando la futura imagen del Museo de Burgos / DANIEL SAMANIEGO

Este espacio estará dedicado en su totalidad a la obra de Luis Sáez y al arte contemporáneo burgalés

M.L.MARTÍNEZ/ ICAL

La primera fase de la ampliación del Museo de Burgos se centrará en el solar de la Casa Melgosa y se prevé que terminen en el año 2021, según anunció hoy en la capital burgalesa la directora general de Políticas Culturales, Mar Sancho. Así, precisó que las obras se licitarán «después de verano» y estimó que «en abril o mayo de 2020» puedan empezar las obras para estar concluidas en 2021.

Sancho presentó el proyecto de ampliación del Museo de Burgos e inauguró la exposición 'Los Mejores de los Nuestros. Luis Sáez. Premio Castilla y León de las Artes', que albergará dicho museo. Así, a través de la exposición de varias infografías, los visitantes podrán examinar durante los próximos meses los aspectos más relevantes del proyecto básico de la ampliación del Museo de Burgos, firmado por los arquitectos Diana Hernando y Carlos Bermúdez (Estudio BHER), que también participaron en la presentación.

La primera fase de la ampliación del centro museístico, cuya titularidad pertenece al Ministerio de Cultura y Deporte y que está gestionado por la Junta de Castilla y León, se centrará en el solar de la Casa Melgosa que, junto con el antiguo cine Calatrava, fue comprado por el Ministerio de Cultura en el año 1986.

En este sentido, Sancho recordó que en ese momento ya se planteó la necesidad de ampliar la sede del Museo de Burgos, dotándolo de nuevos espacios para uso expositivo y de instalaciones adecuadas para la correcta conservación de los bienes culturales custodiados. Así, en mayo de 2018 el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Junta de Castilla y León firmaron un protocolo general de actuación que concretaba la colaboración de ambas instituciones para el diseño, contratación y ejecución de las obras.

El edificio Casa Melgosa incrementa el espacio actual del museo en casi 2.000 metros cuadrados. El espacio expositivo dedicado al arte contemporáneo, contará con 1.102 metros cuadrados repartidos en tres plantas y un sótano para almacenes. Una de las plantas en su totalidad estará dedicada al pintor burgalés Luis Sáez, cuyo legado estipulaba tal circunstancia, con un total de 360 metros cuadrados de exposición.

Las otras dos plantas albergarán obra de artistas burgaleses del siglo XX. El Plan Director determinó la dedicación de la Casa Melgosa en su totalidad a Luis Sáez y al arte contemporáneo burgalés, previendo en el futuro, la exposición en el espacio del Cine Calatravas de espacios para 'Artes Decorativas' y 'Burgos Ciudad'.

La obra de Luis Sáez

Entre las presentaciones museográficas previstas para dotar a la futura ampliación del Museo de Burgos se concede una presencia permanente y notable a la importante colección de arte contemporáneo del centro. Esta se encuentra formada por 116 obras de autores burgaleses del siglo XX, además del importante legado del pintor burgalés y Premio Castilla y León de las Artes en 1990 Luís Sáez, compuesto por un total de 63 óleos y 105 acuarelas y gauches que el artista donó al Museo de Burgos antes de su muerte.

Por este motivo y para reafirmar la relevancia de la actuación, la directora general de Políticas Culturales inauguró la exposición 'Los mejores de los nuestros. Luís Sáez. Premio Castilla y León de las Artes', que se encuadra dentro del ciclo expositivo organizado por la Consejería de Cultura y Turismo, en reconocimiento a las personalidades que han sido distinguidas con el Premio Castilla y León.

La muestra revela la personalidad de uno de los más destacados pintores burgaleses del siglo XX. Para ello, se eligió una cuidada selección de autorretratos, obras sobre su familia, así como obras que evidencian su particular mirada a su hermosa ciudad y provincia y acreditan el contacto con las vanguardias, junto con objetos personales cedidos por su familia para esta ocasión.

La obra de Luis Sáez, con un estilo inimitable y personal que triunfó nacional e internacionalmente en las más prestigiosas salas de exposiciones del mundo, lleva a su máximo exponente el realismo y el dolor. En el nuevo Museo de Burgos tendrá un lugar destacado, con una sala propia dedicada a su obra y a su vida.