Quintanadueñas y Sotragero verterán las aguas residuales a la depuradora de Burgos

Los alcaldes de los tres municipios rubricaron hoy el acuerdo/GIT
Los alcaldes de los tres municipios rubricaron hoy el acuerdo / GIT

Los ayuntamientos de Alfoz de Quintanadueñas y Sotragero firman un convenio con Burgos para conectarse a la red de depuración de aguas residuales

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Un paso más en la unificación del ciclo integral del agua de todo el entorno de la capital provincial. Los alcaldes de Burgos, Alfoz de Quintanadueñas y Sotragero han rubricado hoy un convenio que permitirá a estos dos últimos municipios conectarse a la red de depuración de aguas residuales de la capital provincial, a imagen y semejanza de lo realizado meses atrás con Villagonzalo-Pedernales y Villalbilla.

Lacalle confía en extender la iniciativa a los municipios del Arlanzón

Según ha explicado el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, el convenio se ha firmado manteniendo las mismas características que los dos anteriores, esto es, con una vigencia de 25 años. La firma del convenio ha sido posible tras culminar las obras del colector del Río Ubierna, cuya construcción ha supuesto una inversión de unos siete millones de euros, y gracias a ella, ambos municipios verterán sus aguas residuales a la red de la capital para que sean tratadas en la depuradora recientemente ampliada. Por dicho uso, Aguas de Burgos facturará las cuotas correspondientes a los dos ayuntamientos.

Se trata, tal y como ha subrayado Lacalle, de un nuevo paso en el proyecto de mejora ambiental del alfoz de la capital iniciado ya tiempo atrás. Un proceso que hasta ahora ha permitido que alrededor de 120 municipios se abastezcan con el agua potable de la capital y que ahora se enfoca hacia el tratamiento de las aguas residuales.

En este sentido, Lacalle ha recordado que queda pendiente la firma de otros dos convenios similares con los ayuntamientos de Merindad de Río ubierna y Quintanilla de Vivar, que ya cuentan con conexión física a la red burgalesa gracias al colector del Ubierna.

En el Arlanzón

A partir de ahí, y con el objetivo de seguir mejorando la calidad ambiental de la comarca, Lacalle confía en extender este tipo de convenios a otros municipios del entorno, especialmente con los situados aguas arriba del Arlanzón. Y es que, localidades como Cardeñajimeno o Castrillo del Val están virtiendo sus aguas residuales directamente al Arlanzón, y esas aguas acaban llegando a Burgos a través de Fuentes Blancas. «Esperamos que más pronto que tarde se pueda solucionar ese problema», ha asegurado Lacalle. Eso sí, el propio alcalde burgalés ha reconocido que «ahora es más difícil» que hace unos años, ya que los fondos europeos que han financiado buena parte de los colectores del entorno ya no están vigentes.

Sea como fuere, el primer edil burgalés considera que la situación actual es una «barbaridad ambiental» que debe ser subsanada con «urgencia», por lo que se intentará impulsar un proyecto de conexión con la red de depuración de la capital. Una conexión que, en el caso de Alfoz de Quintanadueñas y Sotragero ha supuesto una gran «satisfacción». No en vano, los convenios firmados hoy han permitido a ambos municipios «cerrar el ciclo intergral del agua» en unas condiciones que, sin el apoyo de la red burgalesa, serían impensables visto el volumen de inversión necesario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos