La remodelación de El Plantío, una obra sin fin

Imagen de El Plantío/AIA
Imagen de El Plantío / AIA

Las sombras de un sobrecoste y de estar realizando acciones no contempladas en el proyecto inicial planean sobre las obras del estadio municipal

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Lo que mal empieza, mal acaba. Parece que el refrán se va a cumplir en el caso de las obras de remodelación de El Plantío. El arranque se sitúa en el viernes 20 de octubre de 2017, cuando se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el acuerdo de la Junta de Gobierno para la contratación de la ejecución de las obras del proyecto de rehabilitación del campo de fútbol «El Plantío».

El plazo global para la ejecución de la obra publicado era de 14 meses -aunque en la página de la empresa adjudicataria marca tan solo 10- tal y como se recoge en el proyecto. Durante estos meses las informaciones contradictorias y la sombra del modificado han planeaneado sobre estas obras. Ahora, el final debería estar próximo, sin embargo, todo parece indicar que no tanto como a algunos les gustaría y, sobre todo, que no será fácil.

Echando la vista atrás se puede observar que las obras no tuvieron un buen comienzo. El equipo de Gobierno quiso sacar el proyecto, elaborado por la empresa EiC, por un montante de cuatro millones de euros. El concurso quedó deiserto y, en la repetición, salió por un importe de licitación de 5.145.269 euros. La obra se adjudicó en una convocatoria extraordinaria de la Junta de Gobierno a los sorianos Grupo Herce, expertos en este tipo de trabajos, que ya habían remodelado Los Pajaritos o Anduva.

Más información

Adjudicada la obra, los trabajos estaba previsto que arrancasen en febrero, sin embargo varios imprevistos retrasaron de manera considerable el inicio. Y aunque a finales de febrero la zona del fondo norte aparecía vallada, lo que hacía presagiar que el comienzo sería inmediato, no se observaron grandes cambios hasta el mes de abril.

El alcalde de la ciudad justifica que esos momentos de parón no fueron tales «sino que hay obras más visibles y otras menos, en este caso se estaba realizando un estudio geotécnico». Aun así, no sería hasta abril cuando se empezó a ver un verdadero movimiento de máquinas, una vez resueltos los problemas con el concesionario de uno de los bajos, que se negaba a abandonar el local.

Imprevisto tras imprevisto

El retraso en el inicio de las obras y el plante del concesionario solo han sido algunos de los problemas que han aparecido. Se encontró más amianto del inicialmente previsto; luego los bajos del estadio sufrieron un incendio y el Grupo Herce se encontró, ya metido en harina, con que tenía realizar más metros cúbicos de excavación y de cimentación de los contemplados en el proyecto.

La intervención, con un presupuesto de 5,1 millones, incluye la construcción, previa demolición, de la grada lateral y los dos fondos, así como la instalación de sendos voladizos para unir las tres zonas en la esquina del estadio municipal. Todo ello revestido con una moderna envolvente, que supondrá un importante lavado de cara para El Plantío, si bien quedarán aspectos pendiente, como la reforma de tribuna.

Por el momento, las obras no están culminadas, pese a que el PSOE afirma que este viernes se habría cumplido el plazo de 10 meses del que presume la empresa, y en el Equipo de Gobierno hablan de 14 meses. Lacalle defiende que «la obra va bien, a un ritmo extraordinario». Tras realizar los trabajos pertinenentes en el fondo Sur, falta de rematar el Lateral y el fondo Norte. Y, de ahí, al cierre de la pantalla exterior previsto «para la vuelta de las navidades».

Incógnitas

La fecha de finalización es aún una incógnita al igual que el posible sobrecoste. Solo los informes técnicos a la finalizacion de la obra, cuando la empresa presente la liquidación y se examine en el Ayuntamiento, darán la respuesta y se conocerá si el importe final sobrepasará el presupuesto, en cuánto y si se pasarán del 10% que permite la Ley. El alcalde no parece preocupado, pues desconoce el dato y emplaza a la liquidación.

Quienes sí parecen tener claro que el presupuesto de la obra finalmente se quedará corto, y repercutirá en las arcas municipales con un importante sobrecoste, son el PSOE y el PCAS-TC. Los socialistas afirman que se producirá un sobrecoste de entre 500.000 y 1.000.000 euros.

Mientras, el PCAS-TC ya avisó el pasado mes de mayo sobre este posible sobrecoste y hace unos días aseguró que no descarta acudir a la Justicia al entender que se están realizando modificaciones en el proyecto del campo de fútbol de El Plantío no contempladas ni avisadas, que incrementarán el presupuesto.

Además, los castellanistas aseguran que se han autorizado, por acción u omisión, actuaciones que todavía no han sido resueltas en el modificado de la obra «que se está cociendo» y a las que todavía no ha dado el visto bueno el Ayuntamiento de Burgos. Por lo que consideran que «el proyecto de reforma encargado por Lacalle está trufado de carencias, que ya han generado nuevas actuaciones no previstas, pudiendo incurrir en con modificaciones y fraccionamientos».

 

Fotos

Vídeos