De la Rosa estudia incluir el día del Orgullo LGTB en los Sampedros del próximo año

El alcalde Daniel de La Rosa junto conmiembros del colectivo LGTB /DANIEL SAMANIEGO
El alcalde Daniel de La Rosa junto conmiembros del colectivo LGTB / DANIEL SAMANIEGO

El alcalde de Burgos muestra su deseo de incluir esta fecha en el programa de fiestas de 2020, mientras recuerda que «por primera vez» la bandera del Orgullo LGTB luce en el Ayuntamiento

DANIEL SAMANIEGO

El 28 de junio de 1969 tuvieron lugar las primeras manfiestaciones del colectivo LGTB en Stonewall (Estados Unidos), fecha que ha sido elegida desde entonces como el Día del Orgullo LGTB en todo el mundo. Medio siglo después millones de ciudades de todo el mundo organizan una multitud de eventos que conmemoran este 28 de junio como el día del Orgullo LGTB, y la ciudad de Burgos no se puede quedar atrás.

Una de las causas de que en la ciudad del Cid no tenga una especial relevancia el día del Orgullo es su coincidencia con las Fiestas Mayores de San Pedro y San Pablo. A pesar de ello para el año que viene el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, estudia desde ya la posibilidad de incluir el día del Orgullo LGTB dentro del programa de los Sampedros del próximo año. Algo que no ha sido posible para este año, al haber «heredado» el programa de fiestas del anterior equipo de gobierno.

El alcalde de Burgos posando junto con miembros del colectivo LGTB delante del Consistorio
El alcalde de Burgos posando junto con miembros del colectivo LGTB delante del Consistorio / DANIEL SAMANIEGO

Lo ha hecho en un acto institucional con los miembros de la comunidad LGTB, en el que además ha mostrado el compromiso del nuevo gobierno en «establecer programas de pedagogía y sensibilización social encaminados a esa mayor integración tanto social como laboral de las personas LGTB». Del mismo modo ha hecho un llamamiento a combatir la homofobia desde las propias instituciones y ha remarcado el hecho de que «por primera vez» luzca la bandera del Orgullo en la fachada del Ayuntamiento, una enseña que a partir de ahora «también representa a todos los burgaleses».