La Operación Añoranza trae a seis burgaleses emigrados a Argentina, Uruguay y Cuba

La recepción oficial ha tenido lugar en el Ayuntamiento/PCR
La recepción oficial ha tenido lugar en el Ayuntamiento / PCR

Son originarios de municipios como Valle de Tobalina, Santa Cruz del Valle Urbión o Avellanosa del Páramo, y algunos conservan familia en Burgos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Emocionados. Así se encuentran los seis participantes en la Operación Añoranza 2018, seis burgaleses emigrados a Argentina, Urugay y Cuba, que gracias al Ayuntamiento de Burgos han podido regresar a España y pasar unos días conociendo la capital. Cada historia es especial, pero en todas confluye un mismo sentimiento: llevan décadas fuera de la provincia, pero se sienten burgaleses.

«Somos burgaleses», le han insistido al alcalde, Javier Lacalle, quien esta mañana les ha recibido oficialmente en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, acompañado por miembros de la corporación, la Corte 2018 y los responsables de las peñas. Con lágrimas en los ojos, estos emigrados han agradecido la oportunidad que se les ofrece la Operación Añoranza de volver, aunque solo sea por unos días, a pisar la tierra de sus antepasados. Y es que en el corazón siempre han llevado Burgos, y así se lo han transmitido también a sus hijos y niños.

El día grande de celebración tendrá lugar mañana domingo, en Fuentes Blancas, con el Burgalés Ausente

Es el caso de Isidro García Pérez, de 86 años y el más veterano de la expedición. Isidro ha recordado que lleva viviendo 69 años en Argentina y que salió de su pueblo, Avellanosa del Páramo, cuando tenía 11 años. Sus padres le mandaron a estudiar interno al País Vasco y, de ahí, se marchó a Argentina con un tío suyo. Reconoce que, por entonces, tenía idealizado el país hispanoamericano, así que se marchó con mucha ilusión.

Sin embargo, la vida le dio un revés casi nada más llegar. Su tío falleció y se encontró en la encrucijada de decidir si quedarse en Argentina o volver a España. No dudó y, allí, «ha vivido bien» y ha creado su propia familia, que mantiene la relación con los hermanos y sobrinos que quedaron en España, reconoce Isidro García. Volver a Burgos le llena de felicidad, y eso que ya participó en una Operación Añoranza hace veinte años, recuerda con alegría.

Programa intenso

Junto a Isidro han viajado, procedentes de Argentina, Patricio René Sagredo Isseppi y César Flavio Azaro Martínez, que ha leído un emotivo poema sobre la añoranza. De Uruguay ha llegado Jorge García Arrieta, mientras que Mayra Ruiz Barrera y Virginia Lucía Porras Pita Monedo lo han hecho desde Cuba. Sus familias procedían de Santa Cruz del Valle Urbión, Valcabado, Valle de Tobalina o Valle de Mena.

Los participantes en la Operación Añoranza llegaron el pasado 4 de julio a Burgos. Desde entonces han realizado visitas a la Catedral, la Cartuja de Miraflores o el Monasterio de las Huelgas Reales. Hoy han sido recibidos en el Ayuntamiento y, mañana, se les homenajeará en Fuentes Blancas, en la celebración del Burgalés Ausente. Con ello finalizará la expedición, que retornará a sus países de origen el lunes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos