Seis superhéroes llegan al HUBU para ayudar a los niños con cáncer

El proyecto 'Poción de Héroes' ha comenzado hoy en el Hospital de Burgos/CLR
El proyecto 'Poción de Héroes' ha comenzado hoy en el Hospital de Burgos / CLR

El proyecto ‘Poción de Héores’, impulsado por la Fundación Atresmedia, quiere acompañar a los niños durante el tratamiento de la enfermedad y ayudarles a que vivan con normalidad el proceso médico

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Muchacho Invisible, Chica Fuego, Guapo Kinético, Señorita Muralla, Niño Elástico y Linda Rayo. Son los seis superhéroes que, desde hoy, se instalan en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) para acompañar a los niños con cáncer en su tratamiento contra la enfermedad. Se trata del proyecto ‘Poción de Héroes’, impulsado por la Fundación Atresmedia, que llega a cinco hospitales de Castilla y León, entre ellos el de Burgos, y, en total, a 33 centros de España.

El objetivo de esta iniciativa es ayudar a los niños a creer en la cura y a que comprendan el proceso oncológico. «Con esta idea no se quiere crear confusión; los niños tienen que saber qué es el cáncer y cómo se van a curar», cuenta Ana Mayoral, coordinadora del proyecto. Así, el método para que lo comprenden se va a adaptar a la edad de los pacientes. El cáncer será Villanus y, la quimioterapia, la poción de héroes.

El cáncer se llamará ‘Villanus’ y los niños lucharán contra él con ‘la poción de héroes’, la quimioterapia

Cada niño va a recibir un maletín. La Asociación PYFANO de Castilla y León, colaboradora en el proyecto, va a decidir cuál es el mejor momento para presentar los superhéroes al niño, y para que éste elija a qué equipo unirse. Después, cada uno va a recibir un maletín personalizado con una serie de herramientas que les ayude en el proceso de la enfermedad. Pero antes, el niño tiene que escoger a qué equipo de superhéroes unirse.

Actualmente, en el HUBU hay cerca de 35 niños en seguimiento por cáncer. Desde hoy, los verdaderos superhérores que acudan al centro médico a tratar la enfermedad van a contar con la presencia de seis nuevos ayudantes, que llegan gracias al patrocinio de AXA, Campofrío, Lupa Supermercados, El Corte Inglés, Grupo Antolin, Kronospan, Cytognos y Bridgestone, y con la participación de Fundación SEUR.

Componentes del maletín

El primer componente del maletín es una carta dirigida a los padres, en la que se cuenta qué es el proyecto y se detalla una serie de respuestas con relación a la enfermedad, ya que «muchas veces reciben preguntas de sus hijos y quizás no saben bien cómo explicar la situación», ha comentado Mayoral. El resto de materiales van dirigidos a los niños.

Foto y nombre. Como el maletín es personalizado, la primera tarea que tiene el niño es escribir su nombre y pegar una fotografía o hacer un dibujo. A continuación, un cómic, cuyo protagonista es el superhéroe que hayan elegido, les explicará que han sido atacados por ‘Villanus’, una célula mala que ha creado un ejército en su cuerpo y que va a provocar algunos síntomas, como la caída del pelo.

La poción. Los niños también van a saber que, gracias a la poción de héroe, van a luchar contra ‘Villanus’ para ganarle. Después de cada batalla, una sesión de quimioterapia, se les pondrá un sello en el ‘pasaporte de héroe’. «Igual que de pequeños nos encantaba que nos pusiesen una pegatina por portarnos bien, aquí se hace lo mismo, como motivación en un día tan difícil como es el de la quimio», asegura Mayoral.

Los niños siempre van a sentir que su héroe le acompaña. En su habitación podrán colgar un cartel y, en su ropa, poner una chapa con la cara del superhéore. Por último, se incluyen unas pegatinas que, además, estarán puestas en las bolsas de quimioterapia, para que cuando los niños estén en la sesión sigan sintiendo que, junto a él, está su héroe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos