El subdelegado califica de «modélica» la prisión burgalesa pese a las últimas agresiones a funcionarios

El subdelegado, Pedro de la Fuente, entregando su distinción a uno de los homenajeados /AIA
El subdelegado, Pedro de la Fuente, entregando su distinción a uno de los homenajeados / AIA

Esta mañana han celebrado La Merced, patrona de las instituciones penitenciarias, con la ausencia de la plataforma sindical y tras las dos agresiones a funcionarios en el último mes

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

El Salón Rojo del Teatro Principal ha sido testigo de la celebración de patrona de las instituciones penitenciarias, La Merced. Una celebración marcada por el malestar de los trabajadores de la prisión y la plataforma sindical, formada por Acaip, UGT y CCOO, pero también por las últimas agresiones a funcionarios registrados en el centro burgalés, que llegan de inquietud al colectivo profesional.

El subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, ha felicitado el día de la patrona y ha calificado la prisión burgalesa de «centro modélico, al igual que el sistema penitenciario español». Estas declaraciones llegan justo después de los dos «incidentes» registrados en las últimas semanas en la prisión. En el primero, un funcionario fue agredido con una barra de hierro, y en la segunda, resultaron heridos dos funcionarios más. Uno de ellos, aún sigue de baja y De la Fuente le ha deseado una pronta recuperación.

Por su parte, el director del centro penitenciario, Luis Carlos Antón, ha destacado «la baja conflictividad de la misma, aunque a veces surjan problemas». Tanto Antón como De la Fuente han querido dar respuesta también a algunas de las acusaciones vertidas por los sindicatos en los últimos meses. Así, De la Fuente ha reconocido que sería necesario un rejuvenecimiento del funcionariado público, «pero es algo extensivo y generalizable al resto de administraciones públicas; está dentro de los parámetros asumibles» ha continuado.

Antón ha aclarado que en sus cinco años en el puesto, ha sido este último cuando se ha contadocon una plantilla más amplia, un total de 233 funcionarios y ha sido debido, en gran parte, al elevado número de funcionarios en prácticas incorporados, 30. Actualmente, el centro penitenciario burgalés suma 367 internos.

El acto de celebración ha finalizado con la entrega de diferentes reconocimientos a seis funcionarios de la prisión burgalesa y a una ONG por su larga trayectoria, 25 años, o por diferentes méritos.

Nada que celebrar

La plataforma sindical ha rehusado la invitación de la celebración oficial por el día de la patrona debido al proceso de movilizaciones que comenzaron el 24 de febrero y por el que reclaman mejoras en su condiciones laborales. Así, lo han hacho oficial a través de un comunicado en el que han puesto de manifiesto, de nuevo, la problemática de los centros penitenciarios españoles como las 3.400 plazas vacantes sin cubrir, el envejecimiento de las plantillas y los recortes en la formación y acción social. Causas suficientes para no tener «nada que celebrar».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos