El edificio afectado por la explosión, destinado a pisos tutelados, no tiene daños estructurales

Imagen de la explosión en la Barriada San Juan Bautisa/GIT
Imagen de la explosión en la Barriada San Juan Bautisa / GIT

Los técnicos del Ayuntamiento y los bomberos confirman que el edificio no ha sufrido daños estructurales y los vecinos pueden volver a sus domicilios

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Una treintena de profesionales de varios servicios del Ayuntamiento de Burgos se han movilizado tras la explosión de gas ocurrida esta mañana en la Barriada San Juan Bautista, en la que ha fallecido un hombre, paciente del Hospital Psiquiátrico de Fuente Bermeja, que residía junto con tres compañeros en el piso tutelado.

En el suceso han intervenido doce efectivos del Parque de Bomberos de Burgos y diez agentes de Policía Local, que se han sumado a los efectivos de Policía Nacional y Emergencias Sanitarias Sacyl. También han participado ocho miembros de la brigada de obras, el arquitecto municipal y un aparejador.

Estos últimos han confirmado, junto a los bomberos que han revisado «escrupulosamente» el inmueble, han determiando que no se ha visto afectado estructuralmente por la explosión. Por ese motivo, los vecinos pueden volver ya a sus domicilios.

El edificio en el que ha ocurrido la explosión es propiedad de la Junta de Castilla y León y está destinado a pisos tutelados. El primer piso lo gestiona el Servicio de Psiquiatría del Sacyl y en la vivienda residían cuatro usuarios de Fuente Bermeja, personas dadas de alta clínicamente en proceso de integración en la vida laboral.

El resto de pisos están cedidos a Apace, Prosame y Fundación Aspanias. Y quedará en manos de las asociaciones decidir si los usuarios pasan la noche en sus viviendas, dada las circunstacias especiales de lo vivido.

Más información

Eso sí, la zona permanecerá acordonada mientras continúa la investigación, liderada por los TEDAX de Policía Nacional, que analizan la posible fuga de gas que habría originado la explosión, en principio accidental.

En un primer momento solo se ha podido desalojar a los vecinos del bajo y del primero, pero una vez asegurada la zona, la policía ha registrado todo el edificio y ha vaciado las viviendas localizadas por encima del piso afectado. Los vecinos de la mano contraria no han tenido que ser desalojados. También se ha desalojado el colegio Aurelio Gómez Escolar, aunque una hora más tarde los alumnos han vuelto a sus aulas.

El alcalde ha lamentado el «grave accidente» y ha trasladado, en nombre del Ayuntamiento y de la ciudad, el pésame a familiares y amigos del fallecido, y recuerda que Policía Nacional, a través del equipo científico, se ha hecho cargo de la investigación. La explosión se habría producido por una fuga de gas natural, según los primeros indicios, y sería accidental.