El Burgos se diluye frente al Tudelano

El Burgos se diluye frente al Tudelano

El Burgos CF cae derrotado frente a un Tudelano que, tras adelantarse en la primera parte, no dio concesiones a un equipo demasiado gris

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Un jarro de agua fría. El Burgos perdió hoy una oportunidad de oro para aprovechar los pinchazos del Bilbao Athletic y la Real Sociedad B y meterse en el play off de ascenso tras caer derrotado frente a un Tudelano que, simplemente, fue mejor. No en exceso, pero sí lo suficiente como para llevarse los tres puntos a casa.

0 Burgos CF

Saizar; Andrés, Borda, Ayoze, Javi Cantero (Manzano, min.70); David Martín, Cusi, Adrián Cruz (Abel Suárez, min.60), Eneko; Adrián Hernández, Iker (Carlos Álvarez, min.53)

1 CD Tudelano

Pagola; Iñaki Jiménez, Mesenguer, Corral, Andrés Barrera (Sergio Martínez, min.80); Lázaro, Óscar Vega; Adán Pérez, Víctor Bravo (Lizarralaga, min.71), Esnaider; Ion Vélez (Delgado, min.77).

goles
0-1, min.32: Óscar Vega.
árbitro
Hernández Lorenzo (Colegio riojano). Mostró tarjeta amarilla a Adrián Hernández y Andrés por el Burgos CF y
incidencias
Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada del Grupo II de la Segunda División B disputado en El Plantío ante unos 3.000 espectadores.

Un solitario gol de Óscar Vega en el primer tiempo fue suficiente como para sentenciar un partido en el que el Burgos ofreció una imagen muy pobre, sin capacidad de meter miedo al rival o reaccionar.

Afrontaba el Burgos un partido exigente. Tras encadenar un empate y dos victorias consecutivas, el conjunto dirigido por Patxi Salinas había vuelto a la pelea por la zona de play off, pero enfrente tenía a un Tudelano llamado también a participar en esa pelea. El conjunto navarro, que ya puso al Burgos contra las cuerdas en el partido de la primera vuelta, se presentó en El Plantío con las ideas claras y las líneas muy juntas, confiando en su capacidad para salir rápido al ataque, aunque siempre con criterio y buen manejo de la pelota.

El Burgos, por su parte, regresó al 4-4-2. Ante la ausencia obligada de Youssef, Salinas apostó por adelantar a Eneko en la banda izquierda, dejando el lateral para Javi Cantero y alineando a Iker y Adrián Hernández en la punta de ataque.

Vista la propuesta de ambos, se preveía un partido competido, como así fue. De hecho, la lucha entre ambos acabó derivando en un partido soso, en el que el fútbol y las ocasiones brillaban por su ausencia. Al margen de algún acercamiento, tan tímido como infructuoso, ni unos ni otros acertaron a proponer peligro. El balón no terminaba de tener dueño y se perdía en un tuya mía muy poco atractivo para el espectador, que durante media hora tuvo que conformarse con alguna oportunidad aislada de Iker Hernández y Adrián por parte del Burgos, y de Esnaider por el bando navarro.

El partido avanzaba en mitad del tedio cuando llegó la bofetada. Corría el minuto 32 cuando Óscar Vega cazaba un balón muerto en el interior del área y, tras probar con dos recortes, batía a Saizar con un lanzamiento que se estrelló en el poste antes de colarse en la portería.

El tanto sirvió de revulsivo para el Tudelano, que en los siguientes minutos aprovechó para controlar más el juego ante un Burgos muy desdibujado. De hecho, los hombres de Íñigo Valencia pudieron poner el segundo en el marcador por la vía rápida, pero ni Óscar Vega ni Esnaider acertaron a aprovechar una doble ocasión que el conjunto local logró salvar.

Sin reacción

No obstante, el daño ya estaba hecho y el Burgos acabaría yéndose al descanso tocado. Una vez más, al conjunto blanquinegro le tocaría remar. Y con esa mentalidad regresó al terreno de juego, con un punto más de intensidad, proponiendo un fútbol más agresivo en busca de un hueco en el entramado defensivo navarro. Pero ni con esas. Los hombres de Paxi Salinas volvieron a caer presos de un Tudelano que se encontraba my cómodo, controlando las acometidas rivales y bajando el ritmo al choque.

Salinas no lo veía nada claro y no tardó en dar entrada a Carlos Álvarez en detrimento de un Iker Hernández demasiado gris. El concurso del delantero asturiano pareció darle otro brío al conjunto burgalés y a punto estuvo de rematar en boca de gol un centro bien servido desde la derecha. Apenas unos minutos después, Andrés probaba con un disparo cruzado que acabó sin mayores complicaciones en las manos de Pagola.

Y ahí se acabó la iniciativa del Burgos. Salinas volvió a echar la vista al banquillo, dando entrada a Abel Suárez y Manzano, pero el Tudelano no se puso nervioso. De hecho, el conjunto navarro pudo ampliar las diferencias hasta en dos ocasiones, pero Saizar sostuvo a su equipo con sendas paradas de mérito. La primera, en un mano a mano contra Ion Vélez. La segunda en un disparo cruzado de Lizarralaga.

Al final, el Burgos lo intentó con todo, pero fue imposible. En esta ocasión, la casta que permitió al conjunto blanquinegro sumar los tres puntos ante el Lealtad hace quince días no fue suficiente. Acababa de perder con un rival que se vuelve a meter en la pelea. La buena noticia es que, a pesar de los pitos que se escucharon desde la grada, el equipo continúa a un punto del play off. Las derrotas de Bilbao Athletic y Real Sociedad le permiten seguir con vida.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos