Admitida a trámite la demanda de dos jugadores de la Arandina contra la consejera de Familia

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García./Ical
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García. / Ical

Los futbolistas consideran que las declaraciones de Alicia García truncaron su fichaje por el Almazán y otros clubes deportivos

EL NORTE

El juzgado número 8 de Valladolid ha admitido a trámite la demanda de conciliación presentada por segunda vez por dos de los jóvenes investigados por el caso Arandina contra la consejera de Familia de e Igualdad de la Junta, Alicia García, por unas declaraciones en las que consideraba «inadmisible» su contratación por parte de clubes de fútbol de Castilla y León. Los tres futbolistas están inmersos en una investigación judicial por un presunto caso de abuso sexual sobre una adolescente de 15 años. La juez del caso ordenó en su día su ingreso en prisión en los primeros momentos de la investigación. Ahora se encuentran en libertad.

Los demandantes, no solo consideran «vulnerada su presunción de inocencia» sino que añaden que dichas palabras, «dada su repercusión mediática y social», «perjudicaron» su situación laboral, tras ser la causa de la ruptura de negociaciones y contratos con equipos de fútbol, según la información de la cadena Ser de la que se hace eco Europa Press.

La demanda de conciliación fue primero interpuesta en un juzgado de Soria. Tras admitirla primero, los responsables del juzgado soriano decidieron después sugerir a los demandantes que se dirigieran a órganos judiciales de Valladolid, por considerar que allí se encontraba el domicilio donde localizar a la demandada.En ese momento, Alicia García mostró su sorpresa por la interposición de la demanda. Ahora, el juzgado vallisoletano la admite a trámite y señala el acto de conciliación para el próximo 19 de diciembre.

Los hechos que originan esta demanda ocurrieron en el mes de julio. Tras conocerse públicamente que el Club Deportivo Almazán había formalizado un contrato con Víctor Rodríguez 'Viti' y otro jugador, Alicia García aseguró, tras ser preguntada públicamente por esas incorporaciones, que era «inadmisible y provocador» que se fichara a unas personas cuestionadas por la «presunta agresión a una menor».

Los abogados de los jóvenes consideran que esas declaraciones fueron la «causa de la rescisión inmediata y unilateral» del contrato de Víctor Rodríguez con el Club Almazán, así como de la «paralización» de las negociaciones de Raúl Calvo con clubes como el Cristo Atlético de Palencia o el Atlético Tordesillas.

El pasado mes se celebró un acto de conciliación similar entre los mismos jóvenes y la presidenta de la Asociación soriana Antígona, Concha Baena. No hubo acuerdo. Los abogados de los demandantes anunciaron su intención de acudir a la vía penal y presentar una querella criminal contra Concha Baena, que aún no se ha materializado, a la espera de ver lo que ocurre con García.

 

Fotos

Vídeos