Ciudad Rodrigo se viste de Carnaval y sin heridos en sus primeros encierros

l toro del antruejo abre la jornada en la que miles de personas se dan cita en los tradicionales carnavales del Toro de Ciudad Rodrigo. /Efe
l toro del antruejo abre la jornada en la que miles de personas se dan cita en los tradicionales carnavales del Toro de Ciudad Rodrigo. / Efe

El conocido como Toro del Atruejo, que este año era 'Jabalito', de la ganadería Toros de Orive, ha salido puntual de los corrales de San Pelayo

JUSTINO SANCHÓN Ciudad Rodrigo (Salamanca)

Miles de personas en las calles de un Ciudad Rodrigo vibrante, miles en torno al toro y miles disfrazados dieron vida hoy a un Carnaval del Toro que ha empezado con fuerza, la aportada por los visitantes y vecinos mirobrigenses, y sin heridos en sus primeros encierros.

Si ayer el actor y dramaturgo Denis Rafter, miembro de la Academia de las Artes Escénicas de España, aportó alegría y simpatía en su pregón, hoy el Carnaval del Toro ha arrancado con una ciudad llena, con miles de personas ávidas de ganas de diversión y de acompañar a los toros en los diferentes encierros, que han convertido a esta fiesta en un emblema de la ciudad y una de las más llamativas del país.

Ciudad Rodrigo no duerme durante estos días y hoy, a las nueve de la mañana los trasnochadores se han cruzado con los madrugadores y los que todavía dormían en los coches aparcados en las calles de la ciudad eran observados por los que salían de sus casas para iniciar una jornada festiva.

Galerías de fotos

A las diez de la mañana ya se ha podido observar a personas tratando de buscar un sitio para ver el primer encierro de la mañana, que no comenzaba hasta tres horas después.

Y a las 10.30 la zona de Los Pinos ya estaba repleta de aficionados a los toros y de maletillas con su muleta a la espera de un minuto de gloria.

El conocido como Toro del Atruejo, que este año era 'Jabalito', de la ganadería Toros de Orive, ha salido puntual de los corrales de San Pelayo, a las once de la mañana, y durante casi una hora ha tratado de divertir a los aficionados, a los visitantes, a los carnaveleros, aunque apenas lo ha logrado ya que el astado ha sido demasiado tranquilo para los que esperaban un gran encierro.

Toro del Antreujo

Poco a poco la zona del Registro, la calle Madrid y la Plaza Mayor se ha ido llenando porque dos horas después estaba anunciado el primer encierro urbano matutino de los Carnavales de 2018.

El toro del antruejo abre la jornada en la que miles de personas se dan cita en los tradicionales carnavales del Toro de Ciudad Rodrigo.
El toro del antruejo abre la jornada en la que miles de personas se dan cita en los tradicionales carnavales del Toro de Ciudad Rodrigo. / Efe

Carmen, una joven castellonense, aficionada a los toros porque en la zona donde vive «hay una gran tradición», ya estaba sentada junto a la muralla mirobrigense a las 12 del mediodía, soportando un sol primaveral, pero ataviada con ropa de frío invierno.

«He venido porque me gustan mucho los toros y tenía ganas de conocer Ciudad Rodrigo, donde se une Carnaval y fiesta taurina», ha explicado a EFE mientras preguntaba nerviosa si el lugar que ocupaba no era peligroso ante el paso de los toros.

Más noticias

A la una del mediodía la campana del Ayuntamiento ha sonado de forma rápida, de forma que todo el mundo en Ciudad Rodrigo sabe que los toros salen por las calles de la ciudad.

A paso rápido, con la tensión de ver a los animales, tres astados de la ganadería de Aguadulce, pero sin crear momentos de peligro, han protagonizado un encierro limpio que ha sacado algunas carreras interesantes de los aficionados.

Encierro matutino en Ciudad Rodrigo.
Encierro matutino en Ciudad Rodrigo. / Efe

Diez minutos ha durado el rápido encierro, sin heridos, diez minutos que han dado paso a la diversión, a los disfraces, a un concurso para ver quién llevaba su traje de forma más original y diferente.

Encierro del sábado por la mañana

Ha habido héroes del cómic, animales de todo tipo, chocolate con churros, héroes y villanos, encantadores y serpientes, pitas, romerías farinatas... y así hasta cerca de 200 mirobrigenses disfrazados que han hecho las delicias de una Plaza Mayor repleta.

Los peñas abren en la plaza el concurso de disfraces mirobrigenses.
Los peñas abren en la plaza el concurso de disfraces mirobrigenses. / Efe

José, natural y residente en Ciudad Rodrigo, ha cambiado hoy su traje, su corbata, por un disfraz más que original, diferente, con mucho colorido: «Todo el año espero este momento, estos días, que hacen de mi ciudad un lugar diferente, alegre, vivo y feliz».

Ciudad Rodrigo ha comenzado con fuerza a vivir estos Carnavales, muy unidos al toro bravo, pero que no olvida la diversión de estas jornadas, ni quiere desprenderse del colorido de los disfraces.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos