Condenado a seis meses de cárcel por agredir a dos guardias civiles que le pidieron el DNI

Guardia civiles en un control de tráfico. /Antonio de Torre
Guardia civiles en un control de tráfico. / Antonio de Torre

Los agentes habían solicitado su documentación y la del vehículo en el que viajaba

El Norte
EL NORTESegovia

Los servicios jurídicos de la Asociación Española de Guardias Civiles en Segovia han logrado una sentencia condenatoria, de seis meses de prisión, por atentado contra agente de la autoridad. El condenado es un ciudadano de Segovia que agredió a dos agentes cuando procedían a solicitar su documentación y la del vehículo en el que viajaba. Además se le ha condenado por otro delito de lesiones a un mes de multa de cuota diaria de seis euros con responsabilidad personal subsidiaria, en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas y al abono de las costas. Asimismo, tendrá que indemnizar a los agentes con 1.208,85 euros a uno de ellos y al otro con 210 euros.

A pesar de la condena conseguida, la AEGC considera necesario un cambio en la protección jurídica de los agentes y reclama que se les deje de considerar agentes de la autoridad y tengan la misma consideración que, por ejemplo, médicos o profesores a quienes la ley los tiene más protegidos de este tipo de agresiones físicas y verbales. «No podemos dejar pasar por alto que en este caso el condenado amenazó con matar a los dos guardias civiles», subraya la AEGC en un comunicado.

Además,consideran necesario que este tipo de casos sean juzgados en juicios rápidos. Un año ha pasado desde que el individuo ahora condenado agredió a los dos componentes de la Guardia Civil. «Un año esperando ser resarcidos por la agresión física y verbal de la que fueron objeto», indican. No obstante, la asociación valora que «cada vez más se produzcan sentencias así porque no solo resarcen a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sino que sirven también de ejemplo para todos aquellos que consideran que agredir a un servidor público, como somos los guardias civiles, no conlleva condena».