Cuidado con la niebla: así será el tiempo estos días en Castilla y León

Niebla en una carretera de Palencia este mes de diciembre. /A. Quintero
Niebla en una carretera de Palencia este mes de diciembre. / A. Quintero

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) descarta la probabilidad de lluvia y nieve esta Navidad en la comunidad

El Norte
EL NORTEValladolid

Castilla y León afrontará los últimos días de este 2018 con una temperatura estable y bancos de niebla persistentes en la mayor parte de la meseta central. Así lo prevé la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), cuyo pronóstico descarta además la probabilidad de lluvia y nieve hasta el próximo miércoles 26 de diciembre. Se trata, por tanto, de una buena noticia de cara a la primera fase de la operación salida, que ha comenzado este mismo viernes y se prolongará hasta el martes 25 de diciembre, día de Navidad.

Durante estos cinco días, la Dirección General de Tráfico (DGT) estima 738.000 desplazamientos en las carreteras castellanas y leonesas, por lo que tan solo el hecho de que no haya riesgo de nevadas ni lluvias ayudará a garantizar la seguridad de los vehículos que vayan a moverse por la comunidad. Sin embargo, los conductores deberán prestar especial atención a las intensas nieblas que marcarán la meteorología en Castilla y León.

En cuanto a las temperaturas, este sábado día 22 de diciembre se mantendrá la tendencia predominante estos últimos días: máximas en descenso, con 14 grados en las localidades de Arenas de San Pedro (Ávila), Ciudad Rodrigo (Salamanca) y Miranda de Ebro, en Burgos, y mínimas que no alcanzarán valores negativos. Las temperaturas más bajas que se registrarán en la comunidad será de dos grados en el municipio segoviano de Cuéllar y en Ávila capital. Asimismo, las rachas de viento serán débiles (en torno a 10 km/h) y habrá heladas débiles en zonas altas del Sistema Central.

Predicción meteorológica para este sábado 22 de diciembre en Castilla y León.
Predicción meteorológica para este sábado 22 de diciembre en Castilla y León. / Aemet

Por otra parte, para el domingo 23 de diciembre las temperaturas mínimas, en relación a los días anteriores, descenderán de manera considerable, con mínimas de cuatro grados bajo cero en León y máximas de quince en la provincia de Segovia, según recoge el portal de Meteorología de la Junta de Castilla y León.

Las nieblas y brumas permanentes también serán las grandes protagonistas el lunes 24, Nochebuena. Si bien las mínimas ascenderán ligeramente en el sureste, se desplomarán en el resto de la comunidad. Además, las máximas disminuirán en zonas nubosas y habrá heladas débiles dispersas. Por su parte, al día siguiente, Navidad, se registrarán intervalos de nubes bajas, aumentando desde el oeste la nubosidad por la tarde. En cuanto al tiempo, las mínimas no experimentarán cambios en zonas de niebla, pero ascenderán en el resto.

Predicción por provincias

Valladolid

La meteorología en la provincia de Valladolid durante estos días se mantendrá acorde a lo que suceda en el resto de la comunidad. Este sábado, las mejores temperaturas en la provincia se localizarán en Peñafiel y Medina de Rioseco, con 11º C de máxima y cinco de mínimas. Por su parte, en Valladolid ciudad las temperaturas más altas rozarán los diez grados y las mínimas, seis.

Sin embargo, el tiempo empeorará en la provincia conforme avancen los días, aunque no lloverá. Mientras las temperaturas máximas disminuirán gradualmente, con diez grados el domingo 23 y ocho el lunes 24, las mínimas se desplomarán y llegarán a rozar los cero grados el día de Nochebuena.

León

León es una de las provincias donde el riesgo de lluvia, por mínimo que sea, existirá. Este viernes 21 de diciembre la probabilidad de precipitaciones será alta hasta bien entrada la madrugada, con un 60% según la Aemet. Las lluvias desaparecerán durante la mañana del sábado 22 de diciembre al menos hasta el miércoles día 26.

En cuanto a las temperaturas, las máximas en León ciudad rondarán los diez grados durante estos días y las mínimas se reducirán desde los siete grados del sábado a los dos del día de Nochebuena. En cuanto a la provincia, las temperaturas más elevadas para el día del a Lotería Nacional se localizarán en Ponferrada y Villablino, con 13º C, y las mínimas serán de cuatro grados en este último municipio y en Astorga.

Segovia

Segovia es una de las provincias más frías no solo de Castilla y León, sino de toda España. Durante estos días registrará una intensa niebla, y localidades como Cuéllar vivirán días muy fríos, con mínimas que rondan los cero grados y máximas de diez. Por su parte, en la capital segoviana las mínimas se mantendrán suaves, con cinco grados hasta el miércoles día 26, y las máximas estarán por encima de la media, con 16º C el domingo y quince el lunes.

Salamanca

En Salamanca no lloverá, y las temperaturas serán similares a las del resto de la comunidad. Las nieblas serán muy persistentes, y en la zona sur de la provincia se registrarán rachas de viento débiles. En Salamanca ciudad, las temperaturas mínimas bajarán hasta seis grados en tres días, y el día de Nochebuena rondarán los cero grados. En cuanto a las máximas, se mantendrán estables, entre doce y trece grados.

En cuanto a la provincia, para este sábado cabe destacar Ciudad Rodrigo, con máximas de 14º C y mínimas de cuatro, y Béjar (máximas de 13º C y mínimas de cinco).

Palencia

En Palencia, la nubosidad será la gran protagonista. Los cielos palentinos estarán encapotados todos los días, excepto el domingo 23, hasta el próximo miércoles. Si bien en la provincia las temperaturas oscilarán entre los once y los cinco grados, en la capital palentina las máximas se mantendrán entre los ocho y once grados y las mínimas se desplomarán en la madrugada del sábado, donde se alcanzará 1º C que se mantendrá hasta el día 25.

Burgos

La ciudad de Burgos podrá vivir unos minutos de lluvia durante la madrugada de este sábado. En caso de llover, serán las únicas precipitaciones que se registrarán en toda la provincia estas Navidades. Al igual que ocurre en el resto de la comunidad, los burgaleses deberán tener especial cuidado con las intensas nieblas. En cuanto a las temperaturas, las máximas estarán en 14º C en localidades como Miranda de Ebro o Aranda de Duero y las mínimas, entre los cinco y siete grados.

En cuanto a la capital burgalesa, las máximas rondarán los diez grados hasta el próximo miércoles y las temperaturas más frías se producirán los días 23 y 24 de diciembre, con cero grados.

Ávila

Ávila es una de las provincias castellanas y leonesas donde más se notará el contraste entre las temperaturas más elevadas y las más bajas. Desde este viernes y hasta el día 25, los abulenses tendrán que hacer frente a mínimas que rondarán entre uno y tres grados y máximas que pueden alcanzar hasta los 16º C.

En la provincia, para este sábado, es pertinente destacar localidades como Arenas de San Pedro (máximas de 14º C y mínimas de seis) y Arévalo (máximas de doce y mínimas de tres). Asimismo, habrá nieblas intensas, viejos flojos en la parte sur de la provincia y débiles heladas en la zona del Sistema Central.

Zamora

La Navidad en la provincia de Zamora estará marcada por la estabilidad en cuanto a temperaturas se refiere. Tanto en la ciudad como en la provincia, las temperaturas máximas estos días rondarán los 13º C y las mínimas harán lo propio con seis grados. Además, por las zonas altas de la provincia se mantendrá nuboso y no lloverá ningún día, al menos hasta el martes día 25.

Soria

En Soria, desde este viernes y hasta el día de Navidad, habrá un contraste entre las temperaturas máximas y mínimas de hasta 15º C. Es una de las provincias de Castilla y León donde el riesgo de lluvia o nieve es nulo, pero la niebla será intensa. Para este sábado, localidades como Burgo de Osma o Almazán experimentarán máximas de doce y once grados, respectivamente, y mínimas de cuatro en ambos casos.

Por su parte, en la ciudad de Soria, el día más frío será el lunes 24, con un grado de mínima pero 16º C de máxima. Durante todo el fin de semana la temperatura se mantendrá estable en la capital soriana, con máximas entre diez y catorce grados y mínimas de cuatro.