Doce acusados de una red de prostitución se librarán de la cárcel tras un acuerdo con la Fiscalía

Los acusados, sentados en el banquillo de la Audiencia Provincial de Segovia. /Antonio de Torre
Los acusados, sentados en el banquillo de la Audiencia Provincial de Segovia. / Antonio de Torre

Reconocen los hechos y muestran conformidad con las penas pedidas, que serán sustituidas por trabajos en beneficio de la comunidad

QUIQUE YUSTESegovia

Catorce personas se han sentado este martes en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial como presuntos miembros de una red que introducía mujeres brasileñas en España para ejercer la prostitución, pero tan solo dos continuarán a la espera de conocer su condena a partir del 14 de mayo, fecha en la que comenzará el juicio. El resto, una docena de los acusados, mostró su conformidad con la rebaja de penas ofrecida por el Ministerio Fiscal, que en su escrito de acusación provisional solicitaba condenas que sumaban 240 años, antes de la sesión celebrada para plantear cuestiones previas. Doce de los acusados reconocieron así los hechos de los que fueron acusados y aceptaron las penas de prisión propuestas por la Fiscalía, condenas que se confirmarán en la sentencia que dicte la Audiencia y que no significarán la entrada en la cárcel de ninguno de ellos. En la mayoría de los casos, la suma de penas por los distintos delitos cometidos (no alcanza los dos años), unido a a la ausencia de antecentes penales, permitirá a los conformados librarse de la cárcel. En el caso del resto, entre los que se incluye la cabecilla de la red, Ivonette B, para la que el Ministerio Público pedía 49 años de prisión, el artículo 76 del Código Penal establece que «el máximo de cumplimiento efectivo de la condena del culpable no podrá exceder del triple del tiempo por el que se le imponga la más grave de las penas en que haya incurrido», por lo que tras solicitar las defensas la suspensión de la condena se procederá a su sustitución por trabajos en beneficio de la sociedad.

Por su parte, los dos acusados que no han aceptado las penas propuestas por la Fiscalía se enfrentarán a las posibles condenas solicitadas en un primer momento por la Fiscalía. En concreto, A. L. P. y T. H. C. a 18 años de prisión por nueve delitos de determinación mediante empleo de intimidación, engaño y abusando de la vulnerabilidad de la víctima a ejercer la prostitución. Por último, en el juicio también se determinará la responsabilidad civil de todos los acusados en función de las posibles reclamaciones de las víctimas.

Según señalabael auto de acusación provisional, las mujeres eran captadas en Brasil, entraban en España como turistas a través del aeropuerto de Barajas y eran trasladadas a los clubes de la organización. con cuyos titulares mantenía la cabecilla del clan relaciones comerciales y acuerdos a estos efectos: Punto Zero (también conocido como bar Zoco), La Capea, en Cantalejo, Boomerang, en Sanchidrián (Ávila) y Golden Sex, en Fonfría (su titular ha fallecido y se ha declarado extinguida su responsabilidad penal), entre los cuales se producían también intercambios de mujeres.