Asaja denuncia que la falta de ayudas reduce la llegada al campo a 433 jóvenes al año

El presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, hace balance de 2018 en el sector agrario y trazan las reivindicaciones para 2019. /R. Valtero-Ical
El presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, hace balance de 2018 en el sector agrario y trazan las reivindicaciones para 2019. / R. Valtero-Ical

Donaciano Dujo hace un llamamiento a los cultivadores para que aseguren sus tierras porque la superficie cubierta se ha reducido a la mitad respecto a 2017 y el día 27 se cierra el plazo

EL NORTEValladolid

El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, denunció hoy que entre 2014 y 2019, se habrán incorporado al campo en la comunidad, 2.599 jóvenes, lo que supone una media de 433 por año. Una situación generada porque no ha habido convocatorias de estas ayudas del PDR todos lo ejercicios, sino cada dos año, ya que se resolvieron solo en 2015, con 924 incorporaciones; en 2017, con 825; y la actual se conocerá en 2019, con 850.

En este sentido, puso sobre la mesa que estos son los datos reales de incorporación en la comunidad, y pidió a las autoridades que dejen de hacer demagogia con el tema y convoquen estos apoyos todos los años, así como los de modernización de explotaciones.

El dirigente agrario, que ofreció una rueda de prensa de balance del ejercicio que concluye, criticó que la consejera de Agricultura de la Junta, Milagros Marcos, saliera vendiendo que los jóvenes iban a cobrar ayudas de hasta 80.000 euros para su incorporación al sector, cuando la media que perciben de apoyos es de 37.500 euros.

Asimismo, exigió al Ejecutivo que mejora la burocracia y acabe con los «farragosos expedientes» a los que se tienen que enfrentar para poder percibir los apoyos. Dujo incidió en que con estas medidas se impulsarán las incorporaciones y consideró una «buena cifra» alcanzar las 500, porque «no puede haber 2.000 porque no los hay», ya que se necesita que cuenten con una familia agraria detrás para que empiecen.

La PAC

Donaciano Dujo también sentenció que los mayores de 65 años «no deben seguir cobrando la PAC» cuando tiene ingresos de la Seguridad Social, y sentenció que el que quiera cobrar ayuda europeas al campo debe «trabajar la tierra y producir» y cumplir con todos los requisitos legales.

En relación a la PAC, Dujo expuso que los 71.000 perceptores de este año, cobrarán un 45% de los fondos la semana que viene, que se une al 50% que percibieron en octubre. Donaciano Dujo no quiso dejar de hablar del futuro marco, y cargó contra la UE, por posponer su aprobación gasa 2022 o 2023.

El líder agrario constató que la UE «se equivoca» al abrir una negociación durante siete año, un periodo que superará al de aplicación del nuevo marco, y advirtió de que estos supone que no prioriza la PAC, cuando es el «nexo de unión» entre los estados miebros; se deja «comer la merienda» por otros países, y «pone en peligro la seguridad alimentaria, el medio ambiente y el mundo rural.

Donaciano Dujo exigió que la futura PAC sostenga los 1.175 millones de euros que llegan cada año a la comunidad; y que esos apoyos vayan a parar a los agricultores profesionales. Asimismo, reclamó precios dignos, garantías sanitarias; e infraestructuras que mejoren las condiciones y permitan la incorporación de hombres y mujeres.

Seguros agrarios

El presidente de Asaja hizo un repaso por la evolución de los cultivos y los sectores ganaderos durante el año y se detuvo en la contratación de seguros, para recordar que tras un ejercicio, 2017, de sequía, Castilla y León este año tenía el 80% de sus hectáreas, 1,9 millones de 2,4.

Dujo definió el seguro como «la mejor herramienta para el agricultor» pero constató que cuando el plazo para la contratación de seguros para herbáceos en extensivo concluye el 27 de diciembre, hasta la fecha solo se han asegura 470.000 hectáreas, cuando el año pasado ascendía a 843.000. «Hago un llamamiento a los agricultores para que contraten el seguro», expuso.

En cuanto a los cultivos, consideró que en cereal se registró una «buena cosecha», aunque constató que en la sementera de este año, se ha producido un encarecimiento de los costes, de unos 3.000 euros por explotación de 200 hectáreas, por los fertilizantes y el gasóleo.

En remolacha, constató que la primavera lluviosa impidió sembrar con normalidad, y la producción de este año será baja y con poca riqueza. Asimismo, en girasol la producción fue «buena» con 400.000 toneladas, el 40 por ciento de la española, pero «sin precio».

Dujo se detuvo también en el vino, que «es el rey de nuestra agricultura», dijo, y recordó que se produjeron 306.000 kilos de excelente calidad. En este sentido, explicó el éxito del sector en su apuesta por la exportación, porque «si vedemos fuera ganamos diero pero si importamos nos arruinamos».

Por lo que respecta a la ganadería, denunció que el precio de la leche de vacuno «no despega» en un «país deficitario» que introduce dos millones de toneladas de lácteos de fuera, donde se paga a 0,36 euros frente a los 0,32 de la comunidad. Culpó de la situación a la industria que «se ha acomodado» y no busca nuevos productos ni mercados.

Asimismo, recordó que el ovino sigue en la calle, y el sector perdió 320 ganaderos de los 400 desaparecidos en toda España desde 2015. Dujo argumentó que no puede ser que concentrando el 60% de la producción nacional en la Comunidad se pague 0,72 céntimos por litro, y en Castilla-La Mancha 0,85. En este sentido, animó a consumir quesos de calidad de la comunidad, y recordó que sino se paga el queso no se paga la leche. Asimismo, defendió el consumo de lechazos de Castilla y León, ante la invasión de animales de ínfima calidad de Francia.

Defensa del porcino

Donaciano Dujo también se detuvo en el porcino, el sector ganadero con más futuro, más asentado y con mayor producción, en el que la comunidad, es primera potencia, con cuatro millones de animales, el 13 por ciento del total de España, de los 850.000 son ibéricos.

Al respecto, hizo una defensa de la instalación de granjas de porcino frente a los «domingueros» que las rechazan y aseguró que Castilla y León «tiene recorrido» para impulsar estas granjas para seguir generando riqueza y empleo en los pueblos. Precisó que una explotación de 4.000 animales, no es «una macrogranja», la instala un ganadero, y permite unos ingresos anuales de 40.000 euros, que quitando las amortizaciones, deja «un sueldo para vivir». Asimismo, constató que en la comunidad hay 42 cerdos por kilómetro cuadrado, cuando en Aragón se elevan a 166; y en Cataluña suman 240.

La situación del lobo

Dujo también analizó la situación ambiental de la comunidad, con más de 2.000 lobos, que generan 4.000 cabezas de ganado muertas todos los años, con un aumento cada ejercicio entre el ocho y el diez por ciento. Al respecto, constató que la explotación ganadera más grandes de la comunidad, es la que matan los cánidos y rechazó que Castilla y León se convierta en la reserva del lobo de Europa, porque eso supondrá el fin para los ganaderos, cuando deberían ser prioritarios.

Asimismo, exigió un control de la fauna salvaje ante la superpoblación de jabalíes, venados o conejos, por el impacto que sufre el sector por la propagación de enfermedades pese a sus esfuerzos por la seguridad sanitaria de la cabaña.