La Enciclopedia del Románico, a punto de caramelo

Imagen de uno de los tomos que componen la destacada colección/Brágimo/ICAL
Imagen de uno de los tomos que componen la destacada colección / Brágimo/ICAL

La Fundación Santa María la Real está concluyendo este ambicioso proyecto, del que quedan pendientes los tomos de Lleida, Gerona y Lugo

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Fundación Santa María la Real está a punto de poner las últimas piedras a uno sus grandes proyectos, la Enciclopedia del Románico. Como si de uno de los descomunales templos que han sido objeto de sus estudio se tratase, la entidad del patrimonio remata los últimos volúmenes de esta obra que está incluida en las más importantes bibliotecas del mundo. Los tomos que se incorporarán a esta gran catedral del saber románico corresponden a las provincias de Lleida, Gerona y Lugo, informa ICAL.

Estos volúmenes se suman a otros 52 que componen la gran estructura de este veterano proyecto sobre el arte románico en España, con el que la fundación, con sede en Aguilar de Campoo, ha estudiado los testimonios de este arte en Castilla y León, Asturias, Cantabria, Navarra, Madrid, La Rioja, Guadalajara, Cuenca, Zaragoza, País Vasco, Pontevedra, A Coruña, Barcelona, Tarragona, Ourense y Huesca.

Santa María la Real investiga y cataloga desde hace casi tres décadas los miles de templos y testimonios románicos de España, cuando comenzó este ambicioso proyecto de la mano del arquitecto José María Pérez, Peridis, quien fuera cabeza visible de la entidad hasta hace casi un año.

Los primeros pasos de la Enciclopedia del Románico se dieron en Castilla y León con el análisis y el estudio de los testimonio románicos en Palencia entre 1989 y 1990, cuando el por entonces Centro de Estudios del Románico, origen de la institución aguilarense, elaboró el primer inventario detallado del románico palentino, como base de la catalogación que se llevaría a cabo poco tiempo después. Más tarde siguieron las provincias de Valladolid, Salamanca, León Soria, Burgos, Zamora y Ávila, publicaciones que vieron la luz en el año 2002.

Para una segunda fase quedó el románico segoviano, que fue editado en tres volúmenes a principios del año 2007, que se sumaron a los otros 14 que componen la catalogación de los templos de este estilo artístico en la Comunidad.

Salto a Portugal

Las últimas piedras del estudio nacional, coinciden con las primeras del gran estudio del románico luso que hará la institución, con el apoyo de la Fundación Ramón Areces. Ambos trabajos conformarán, en definitiva, el gran templo del saber románico en la península ibérica. Y es que, recientemente se alcanzó este acuerdo para iniciar el estudio y la posterior edición.

Los trabajos se llevarán a cabo en colaboración con la Universidad de Oporto, a través de su Facultad de Letras, y se contará también con el apoyo de la Conferencia Episcopal Portuguesa, la Asociación Rota do Románico y la Dirección General de Patrimonio Portugués. El estudio inicial del románico portugués correrá a cargo de una veintena de investigadores lusos, coordinados por los profesores Leonor Botelho, Lucía Rosas y Mario Barroca, mientras que Teresa Cunha será la encargada de coordinar las planimetrías.

En principio, tomando como base un primer estudio del románico portugués, realizado hace algunos años, también gracias a la colaboración de la Fundación Ramón Areces, desde Santa María la Real prevén recopilar en torno a 300 testimonios románicos desperdigados por todo el país, con especial concentración, en las comarcas ribereñas en torno al río Duero.

Los trabajos de campo para el estudio y documentación de estos vestigios durarán dos años y se dedicará otros dos más a la catalogación y edición de los tomos correspondientes al románico portugués, posiblemente tres volúmenes, que se incorporarán a la Enciclopedia del Románico en la Península Ibérica.

 

Fotos

Vídeos