España pide a Europa que se considere el factor social en el futuro de la remolacha

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio, Fernando Miranda. /Agronews
El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio, Fernando Miranda. / Agronews

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha participado en una reunión del Grupo de Alto Nivel que analiza el sector

S. G.Valladolid

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio, Fernando Miranda, ha participado en Bruselas en la primera reunión del Grupo de Alto Nivel de la Unión Europea que analiza el futuro del sector remolachero. Entre otras cuestiones, Miranda ha defendido la conveniencia de que el análisis de la situación y del futuro del sector se realice no solo en términos de rentabilidad y eficiencia, sino también bajo una perspectiva social que tenga en consideración la creación de empleo y la fijación de población en el medio rural. «La producción de remolacha en España debe ser mantenida por su importante contribución en los territorios en los que se localiza, todo ello en una perspectiva a medio y largo plazo», matizan desde el Ministerio, que insiste en su «apuesta decidida» por el mantenimiento del cultivo.

Noticias relacionadas

En su intervención, el secretario general ha presentado el resultado del importante proceso de restructuración del sector español, además de las particularidades del cultivo de remolacha en España, muy tecnificado y vinculado al regadío, lo que hace que los costes sean más elevados, si bien los rendimientos en España son los más altos del continente. Asimismo, Miranda ha subrayado la importancia de apoyar el mantenimiento de la industria transformadora, para contribuir de esta manera a evitar el despoblamiento de determinadas zonas del medio rural español.  

Para ello, España cuenta con una serie de instrumentos, como son los pagos vinculados a la producción que, según Miranda, no deben ser cuestionados ya que son esenciales para el mantenimiento del tejido productivo del país. También ha incidido en la necesidad de apostar por el fortalecimiento del poder de negociación de los agricultores a través de acuerdos interprofesionales equilibrados y estables, de forma que se asegure una renta suficiente a los cultivadores que fortalezca el tejido productivo.

Momento complicado para el sector

Las elevadas producciones y la crisis de precios se han traducido en un momento complicado para el sector que ha derivado, por ejemplo, en el anuncio de Azucarera de bajar en 6,5 euros el precio de la tonelada de remolacha de cara a la próxima campaña. Hay que recordar que el Acuerdo Marco Interprofesional tenía fijado un precio de 42 euros la tonelada que ahora se verá mermado.

Sobre esta cuestión, las reacciones se siguen sucediendo y el secretario autonómico de Despoblación, Mundo Rural y Soberanía Alimentaria de Podemos Castilla y León, Rubén Valín, ha exigido a la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, que convoque la Mesa del Azúcar de Castilla y León y dialogue con los agricultores sobre la situación que atraviesa el sector de la remolacha.

Tras un encuentro con organizaciones agrarias, Valín ha recordado que desde el año 2005 se ha perdido el 50% de los cultivadores y el 60% de la producción, mientras antes se alcanzaba el millón de toneladas de remolacha cultivada, «hoy sólo alcanza las 400.000 toneladas», lo que obliga incluso a «traer azúcar de fuera».

Moción en Ávila contra AB Azucarera

Por otra parte, el pleno del mes de enero de la Diputación de Ávila ha aprobado la moción, presentada y defendida por el Grupo Socialista, para instar a la Junta de Castilla y León a que «reclame a AB Azucarera Iberia que cumpla sus compromisos con los agricultores y abone íntegramente el precio pactado».

La moción presentada también solicita que la institución provincial estudie «jurídicamente» el acuerdo suscrito «por la empresa con los trabajadores para verificar las posibilidades de llevarlo ante la Justicia» y, por consiguiente, «intentar frenar la bajada del precio unilateral». En este sentido, el pleno ha aprobado la moción con el voto favorable de todos los grupos políticos excepto Trato Ciudadano, que ha mantenido su abstención.

Por último, el próximo lunes 4 de febrero es el día acordado por las organizaciones profesionales agrarias y Azucarera para abordar los planteamientos de unos y otros en cuanto al futuro del sector remolachero. La postura de las organizaciones, que son las que han solicitado la reunión de la mesa de seguimiento del Acuerdo Marco Interprofesional (AMI), es claro y reclamarán a la multinacional que dé marcha atrás en su anuncio de rebajar en 6,5 euros la tonelada de remolacha de cara a la próxima campaña. De no ser así, esa decisión que desde el sector consideran «unilateral», se trasladará a la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid para que sea este órgano quien dirima las diferencias entre las partes.

 

Fotos

Vídeos