La Guardia Civil abre en Íscar una investigación por una interrupción de embarazo

La Guardia Civil abre en Íscar una investigación por una interrupción de embarazo

La mujer habría indicado a los agentes que registró un aborto y que se deshizo del feto tirándolo a un pozo

M. D.

La Guardia Civil mantiene abierta desde hace un mes una investigación para aclarar un posible delito de interrupción de embarazo, que habría sido cometido por una mujer residente en la comarca de Íscar.

Las diligencias abiertas están en poder de un Juzgado de Instrucción de Valladolid, al que los agentes habrían comunicado un informe de los servicios sanitarios de la zona, en el que se recogía que una mujer no habría completado su periodo de gestación pese al seguimiento que se le llevaba realizando en un centro de salud.

Tras proceder a identificarla y tomarle declaración, la mujer habría indicado a los agentes que registró un aborto y que se deshizo del feto tirándolo a un pozo. Desde hace un mes, los agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid tratan de buscar el punto donde habría sido arrojado el feto, ya que, al parecer, la afectada se habría negado a colaborar para resolver este caso.

En España, la ley del aborto garantiza la interrupción voluntaria del embarazo siempre y cuando se efectúe por un médico especialista, ya sea en un centro sanitario público o uno privado acreditado. Hasta las 14 semanas de embarazo, todas las mujeres mayores de 18 años pueden elegir abortar por propia voluntad.

 

Fotos

Vídeos