La Junta invertirá 2,7 millones en obras en carreteras de Burgos, Soria y Valladolid

Se prevé actuar en la travesía de Salas de los Infantes./BC
Se prevé actuar en la travesía de Salas de los Infantes. / BC

El paquete de actuaciones contempla intervenciones en la CL-117, en la BU-122 y la BU-525

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves un gasto de 2.725.020 euros para la contratación de obras de renovación del firme en tramos de carreteras en un total de 34,74 kilómetros de las provincias de Burgos, Soria y Valladolid contempladas en el Bloque de Actuaciones Prioritarias en la red autonómica de carreteras.

Entre los tramos de carretera objeto de mejoras está la renovación superficial del firme en la carretera CL-117, la travesía de Salas de los Infantes, la travesía de Castrillo de la Reina y en la BU-122, entre Roa de Duero-Fuentecén (n-122), según informa Europa Press.

Las obras consistirán en la rehabilitación superficial del pavimento actual mediante la extensión de una capa de mezcla bituminosa en caliente, complementada con la mejora del drenaje y la renovación de señalización horizontal, vertical, balizamiento y sistemas de contención.

Según los datos aportados desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en la CL-117 son tramos con un tráfico superior a 1.500 vehículos/día con un «importante tráfico pesado» con una «adecuada anchura» pero un «estado avanzado» de degradación superficial del firme. El trazado es típicamente urbano, con aceras y calles que acceden a ambas travesías.

En la BU-122 se actuará en toda la carretera, ya que el tráfico es inferior a 200 vehículos/día el tráfico pesado es «escaso», pero la vía cuenta con «una reducida anchura y un estado avanzado de degradación superficial del firme».

En cuanto a la renovación superficial del firme en la carretera BU-525, de N-I al límite con la Comunidad, las obras consistirán en la rehabilitación superficial del pavimento actual mediante la extensión de una capa de mezcla bituminosa en caliente, complementada con la limpieza y reperfilado de cunetas y bermas.

Se complementa con la limpieza de pasos salvacunetas y obras de fábrica de drenaje transversal, así como la renovación de la señalización horizontal. Además se procederá a la sustitución de cuatro señales verticales y dos paneles direccionales y la recolocación de dos señales de STOP caídas.

La carretera BU-525 presenta un tráfico con una media de 367 vehículos/día y un porcentaje de tráfico pesado del 7%. Debido al paso del tiempo y al incremento del tráfico por la entrada en funcionamiento de una explotación de áridos en la zona, se ha ido produciendo una degradación superficial del firme, por lo que se precisa una intervención preventiva para seguir manteniendo unas condiciones adecuadas de funcionalidad y seguridad vial.

En el resto de Castilla y León

Respecto a la rehabilitación superficial de firme en la carretera CL-101 de Ágreda al límite con Castilla La Mancha, entre Ólvega y el puerto de la Carrasca y variante de Noviercas, los tramos de la carretera CL-101 sobre los que se actuará tienen un tráfico de 2.601 vehículos/día, con un porcentaje de vehículos pesados del 50%.

Por último la renovación superficial del pavimento en la carretera CL-602, de Toro a Cuéllar, el tramo objeto del contrato se corresponde con la denominada antigua travesía de Íscar, por la que ya no circula el tráfico de largo recorrido al haberse ejecutado una nueva carretera que rodea la citada localidad pero presenta un envejecimiento y fisuración del pavimento que puede derivar en problemas con efectos negativos en la seguridad vial que justifican una renovación superficial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos