La Junta se plantea modificar la forma de realizar las campañas de saneamiento

Fernández Mañueco saluda a González Palacín en presencia de otros representantes del sector agrario/Eduardo Margareto-Ical
Fernández Mañueco saluda a González Palacín en presencia de otros representantes del sector agrario / Eduardo Margareto-Ical

En tres semanas se constituirá un grupo de trabajo con el sector, para avanzar en la movilidad del ganado y la reducción de la incidencia de tuberculosis

Sonia Andrino
SONIA ANDRINOValladolid

Teniendo en cuenta que el 84% de los resultados positivos que se recogen de la prueba de tuberculosis son falsos positivos, según los datos que ha entregado la Consejería de Agricultura a los representantes del sector, no es de extrañar que los ganaderos exijan mejorar la fórmula de realizar el saneamiento porque afrontan pérdidas de entre 15.000 y 20.000 euros por ganadería cuando un animal da positivo en la primera prueba, según el coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín. Cuando eso ocurre, se procede a matar inmediatamente al animal que ha dado positivo y se impide el movimiento del resto de la cabaña. Después se confirma en un segundo análisis, y es aquí donde se suele concluir que hubo un error en el primer control.

«Son veterinarios jóvenes que a veces no tienen mucha experiencia», lamenta Palacín antes de reivindicar que se realice una segunda prueba 42 días después de haberse practicado la primera. «Si entonces vuelve a salir positivo, se mata, pero si no, no habría necesidad». Esta es una vieja reivindicación de los ganaderos de vacuno de carne, «el mayor problema que tienen ahora mismo», según Palacín, y que se le trasladó al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en la reunión que ha mantenido con catorce colectivos del sector.

En el encuentro se ha decidido crear un equipo de trabajo integrado por la administración y por el sector en el que se analice la evolución del estado de la sanidad animal en la comunidad, con especial incidencia de la tuberculosis y la brucelosis. Los datos que reflejan un descenso en la incidencia de la primera de estas enfermedades que ha pasado del 4,16% al 1,43% en los últimos diez años. «Esto significa que el 98,57% de los casos son negativos», según el consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, que advirtió, no obstante, de que se centrarán en las provincias de Ávila, Salamanca y Soria que son en las que todavía no se permite la libre circulación al matadero. En el resto, no hay restricción de movimiento.

No lo contemplan

A tenor de las palabras del consejero, la Junta no contempla incorporar una segunda prueba, como demanda el sector, porque lo impide la normativa comunitaria en la que se regula, aunque los intervinientes en el encuentro aseguran que la Administración regional se plantea modificar el sistema de saneamiento.

Hace unos meses, en campaña electoral, el actual presidente de la Junta, entonces candidato, se comprometió en Salamanca a modificar la política de sanidad animal aunque el consejero solo ha asumido estudiarlo en ese grupo de trabajo. Ante la duda de que en esos encuentros se pudiera plantear la solicitud a la Junta de esa segunda prueba, Carnero insistió en que «por condicionantes técnicos, dudo de que sea una de esas conclusiones». «Pues si ya saben lo que va a concluir del grupo antes de que se forme, no sé para qué lo crean», se preguntaba al respecto Palacín que, aún así, aseguró salir «satisfecho» del encuentro con Mañueco.

Desde la Asociación de Productores de Ganado Vacuno, Agustín de Prada ha asegurado sentirse «orgulloso de los datos de campaña de saneamiento ganadero, siendo la comunidad más importante en producción, también debemos ser los mejores en datos sanitarios», aunque solicitó «un total respaldo para los ganaderos que tengan un positivo en sus explotaciones».