La X Legislatura de la Junta de Castilla y León arranca con anhelos de 'cambio' 

Luis Fuentes se ha convertido en el nuevo presidente de las Cortes, tras un acuerdo PP-Cs/Rubén Cacho | ICAL
Luis Fuentes se ha convertido en el nuevo presidente de las Cortes, tras un acuerdo PP-Cs / Rubén Cacho | ICAL

El acuerdo de gobernabilidad entre PP y Cs marca la constitución de las Cortes más plurales pese a contar con 81 procuradores  

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El arranque este viernes de la décima legislatura en Castilla y León, con la constitución de las Cortes, ha estado marcado por un anhelo de cambio y un nuevo tiempo como planteó el nuevo presidente del Parlamento autonómico, Luis Fuentes. Unas palabras que causaron carcajadas de la bancada del PSOE.

Una hora antes de que comenzara la sesión constitutiva de las Cortes, el presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el candidato de Ciudadanos a la Junta, Francisco Igea, habían suscrito en la Cámara un acuerdo de gobernabilidad, que contempla 100 medidas, entre las que destaca el paquete de regeneración que gira sobre la supresión de los aforamientos y la limitación de mandatos a ocho años en las instituciones autonómicas y locales. En todo caso, el pacto está condicionado a la estructura y reparto de consejerías, informa ICAL.

Más información

«Es tiempo de cambio», de «una nueva era que emerge de la voluntad de los castellanos y leoneses» y, aunque «no ha sido fácil», hoy arranca su andadura. Y lo hace tras «32 años para que un procurador de un grupo no mayoritario, y por tanto, un candidato de consenso vuelva a presidir la Cámara más plural de toda nuestra historia autonómica». Con estas palabras, tras escucharse risas, arrancó su discurso Fuentes, quien reconoció su «inmensa emoción» y orgullo por el apoyo recibido por su Grupo, y por la confianza otorgada por las Cortes.

Antes habían sido designados Francisco Vázquez (PP) y Ana Sánchez (PSOE) como vicepresidentes y José Francisco Martín (PSOE), Óscar Reguera (PP) y Marta Sanz (Cs) como secretarios del nuevo órgano de dirección de la Cámara. La sesión comenzó con la constitución de la Mesa de Edad, con los tres procuradores del Grupo Socialista, Inmaculada García (Zamora), Nuria Rubio (León) y Sergio Iglesias (Segovia).

El presidente de la Junta en funciones, Juan Vicente Herrera, mantuvo silencio ante el inicio de la nueva legislatura, en la que abandonará su cargo. Además, se mostró impasible durante la designación de la Mesa del Parlamento autonómico al no aplaudir a ninguno de los que tomaron posesión. Resultó llamativo que la bancada socialista tampoco lo hicira con el nuevo presidente de las Cortes, aunque el candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, llamó la atención a sus procuradores, con una mirada de desaprobación, cuando se rieron de las referencias de Luis Fuentes al cambio.

Por el contrario, hubo unanimidad de la Cámara en el aplauso a la procuradora socialista por Burgos Noelia Frutos, con discapacidad física, en el momento de depositar su voto en la urna para la elección del nuevo presidente del parlamento.

Durante la entrega de las medallas de Oro de la Cámara, a cargo de los procuradores, el ''''leonesista'''' Luis Mariano Santos, representante de UPL e integrante del Grupo Mixto, juró su cargo «por la autonomía de la Región Leonesa». Los dos representantes de Podemos, Pablo Fernández y Laura Domínguez, prometieron por una Castilla y León «más justa» y «feminista». Además, fueron los tres únicos parlamentarios que no recogieron sus emblemas.

El procurador de Por Ávila, Pedro José Pascual, juró su cargo con la expresión «y por Ávila» para dejar claro el carácter abulense de su formación y con una fórmula que coincide con el nombre de su partido. Por último, Jesús María García-Conde, de Vox, juró su cargo «por España», en línea con la fórmula que utilizaron los miembros de su partido en la constitución del Congreso de los Diputados.

Más de 200 invitados

Entre los más de 200 invitados que acudieron al acto de la constitución de las Cortes, las más plurales de la historia autonómica, estaban familiares y amigos de muchos de los 81 procuradores, el menor número desde la puesta en marcha de la institución.

De ellos, 46 son hombres y 35 mujeres. Son 49 los que se sentaron por primera vez en el hemiciclo. El Grupo Socialista, ganador de las elecciones del 26 de mayo, ocupará 35 escaños; el Popular, 29, y Ciudadanos, 12, mientras que el Grupo Mixto está compuesto por dos procuradores de Podemos y uno de UPL, Vox y Por Ávila.

Uno de los invitados más pequeños fue el hijo de la soriana Virginia Barcones que gritó «bien» cuando escuchó el nombre de su madre al ser citada como procuradora electa. Los pasillos de las Cortes fueron, en algunos momentos, una pasarela de niños que mostraban su sorpresa por estar en un edificio tan grande.

Tampoco quisieron perderse la cita las diputadas nacionales del PP y exconsejeras Alicia García y Milagros Marcos, Soraya Mayo (Cs) y María Jesús Moro (PP); el portavoz del PSOE en el Senado, Andrés Gil, y el senador del PP por la Comunidad, Ignacio Cosidó, entre otros.

También acudió la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín; los alcaldes de Ávila (Jesús Manuel Sánchez Cabrera), en funciones de León (Antonio Silván) y los presidentes de las diputaciones en funciones de León (Juan Martínez Majo) y Soria (Luis Rey). Además, acudieron los secretarios autonómicos de UGT y CCOO, Faustino Fernández y Vicente Andrés, y el presidente de Cecale, Santiago Aparicio.

Durante la constitución de las Cortes, protestaron a las puertas del Parlamento autonómico miembros de la Unión de Profesionales por la Mejora Sanitaria (Upromes), que persigue la dignificación del sistema sanitario público.