Lluvias y deshielo provocan inundaciones y desprendimiento en Ávila y provincia

El presidente de la Diputación de Ávila junto a la alcaldesa de Bohoyo, pendientes del cauce del Tormes. /Diputación
El presidente de la Diputación de Ávila junto a la alcaldesa de Bohoyo, pendientes del cauce del Tormes. / Diputación

La Confederación Hidrográfica del Duero ha informado de que algunos ríos han alcanzado su nivel de alarma en Castilla y León

PAULA VELASCOÁvila

Varias carreteras de la provincia se han visto afectada por las precipitaciones caídas en las últimas horas en forma de lluvia, que se han sumado al deshielo de la nieve en las zonas de montaña debido al ascenso de las temperaturas.

El servicio de emergencias 1-1-2 de Castilla y León ha advertido de que según los datos la CHD algunos ríos de la comunidad han alcanzado hoy su nivel de alarma, como es el caso del río Tormes a su paso por la localidad abulense de Barco de Ávila, que está en alerta por caudal máximo, según anunciaban los bomberos abulenses a la población, a través de sus redes sociales.

A lo largo de la jornada, carreteras provinciales como la AVP 510, entre San Martín de la Vega del Alberche y Garganta del Villar, aparecía con zonas inundadas debido al deshielo de la Serrota, que ha provocado el desbordamiento del agua por encima de la carretera. Esta vía, junto con la AVP537 entre Barco de Ávila y Navatejares, han permanecido cortadas al tráfico esta mañana, aunque en estos momentos ya están abiertas todas las carreteras de la provincia, según ha informado en nota de prensa la Diputación de Ávila.

Desde las instituciones y los servicios de emergencias, se pide precaución en la red provincial de carreteras si se va a conducir, sobre todo en los puntos cercanos al río Alberche y río Tormes.

El operativo invernal de la institución provincial ha estado realizando labores de señalización y de limpieza de la calzada en quince vías, ya que había elementos como ramas y arena, que han sido arrastrados por el agua.

La DGT también ha informado de la existencia de nivel amarillo por desprendimientos en el punto kilométrico 19.5 de la AVP900, en la ladera sur del puerto de Navalmoral.

En la capital abulense, el servicio municipal de Bomberos se mantiene alerta y vigilando el caudal del río Adaja a su paso por la capital. Según fuentes de ese mismo servicio, también han intervenido en algunas incidencias a lo largo de la mañana como pequeños encharques o vencimiento de vallado, y han explicado a El Norte de Castilla que el parque de El Soto, que ya el fin de semana pasado se encontraba encharcado por el desbordamiento del río y las lluvias, esta mañana ha amanecido igualmente anegado en muchas de sus zonas, las cuales están señalizadas para advertir a los peatones de su posible peligro.

Durante el fin de semana la AEMET mantiene la alerta por lluvias y fuertes vientos en la provincia.