Marcos arremete contra la ministra «de la etiqueta verde» y exige un plan de inversión, «no subsidios» para las cuencas mineras

Milagros Marcos, a su llegada a la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. /Miriam Chacón-Ical
Milagros Marcos, a su llegada a la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. / Miriam Chacón-Ical

La portavoz de la Junta rechaza el cierre anticipado e insta a Tudanca a exigir responsabilidades a las diputadas socialistas de León y Palencia por votar el cierre

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

«El capricho de la ministra por ponerse la etiqueta verde va a suponer un auténtico desastre para el sector. Una transición energética no es el vacío, no es fulminante. Es un destrozo. No entendemos ni compartimos la postura». La portavoz de la Junta y consejera de Agricultura, Milagros Marcos, ha sido contundente al afirmar que lo que necesitan las comarcas afectadas es «un verdadero plan de inversiones y no lo que ofrece a cambio, prestaciones, subsidios y generar más paro en las cuencas».

Marcos, que ha recriminado con ardor a la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, su obcecación para que se cierre el trabajo en las minas con anticipación y antes de la programación para la Unión Europea, que alcanza a 2030. «Es cierto que Zapatero en 2010 fue quien decidió que se cerraban en 2018, pero desde el PP se ha hecho un trabajo muy serio para evitarlo y no entendemos por qué el PSOE no apoyó el decreto ley del anterior ministro, Álvaro Nadal, y la proposición de Ley en el Congreso para mantener la actividad de las térmicas», ha señalado la portavoz durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, tras conocer el documento marco del Gobierno para finiquitar la explotación del carbón el próximo 31 de diciembre.

Térmicas «en entredicho»

La portavoz reclamó al secretario general de los socialistas de Castilla y León, Luis Tudanca, «que pida responsabilidades a las dos diputadas socialistas de Palencia y León (María Luz Martínez Seijo y María Aurora Flórez Rodríguez) en el Congreso, por haber votado a favor del cierre y poner la alfombra roja a Iberdrola, en lugar de exigirle que cumpla los requerimientos medioambientales para que las térmicas puedan mantenerse abiertas». Hay que elaborar un plan, ha subrayado, «para una transición justa que mantenga los puestos de trabajo reales y no a base de prestaciones y subsidios». Respecto de las centrales térmicas, ha insistido que «ya están en entredicho porque no cumplen los requisitos y desde el Ministerio hay que exigira las empresas que inviertan en mejoras medioambientales para que puedan estar activas hasta 2030».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos