Menús para olvidar los excesos de las fiestas de Navidad

Alcachodas con jamón. /Angel Luis Simon Martin
Alcachodas con jamón. / Angel Luis Simon Martin

Los expertos seleccionan los ingredientes que te ayudarán a equilibrar los excesos propios de estas fechas

Juan J. López
JUAN J. LÓPEZ

Comida con amigos, cena con la familia, café con turrón, con dulce, con roscón, con bombones... Y así hasta un banquete interminable que se extiende durante todo el mes de diciembre y los primeros días de enero.

Pero y qué hacer cuando terminan las fiestas más locas en lo que se refiere a la báscula... Desde Degusta Castilla y León os proponemos tres menús para recuperar la 'buena línea'.

1
Desintoxicación hepática

Alcachofas con jamón, pavo a la plancha y fresas

En este primer menú, optamos por las alcachofas como primer plato. Se puede acompañar de jamón, para darles más sabor. Favorecen la desintoxicación hepática, sobre todo, si durante estos días ha habido una ingesta importante de alcohol. Además, aportan fibra y favorecen a una buena digestión.

De segundo, el pavo a la plancha puede ser una buena opción complementaria. Carne blanca, rica en vitaminas del grupo B, contiene ácido fólico, hierro, zinc y fósforo. Es un alimento perfecto para consumir los días posteriores a cenas abundantes.

De postre, una fresas, solas o con leche, ideales para concluir nuestra particular carta.

2
Fibra y vitaminas

Lentejas estofadas, emperador a la plancha y naranja

En este segundo menú, optamos por las legumbres. Un buen plato de lentejas estofadas como opción más contundente. Además, las legumbres, entre otras propiedades, son ricas en fibra y elementos fitoquímicos anticancerígenos.

De segundo toca pescado. Nosotros elegimos un pez emperador a la plancha con un chorrito de limón. Aunque su cantidad en proteínas es algo más bajo en comparación con otros pescados, sí aporta sin embargo más vitaminas (vitamina A, B3, B6, B9 y B12) y minerales (hierro, fósforo, magnesio, potasio y sodio).

De postre, una buena naranja o, en su defecto, un zumo de estas, cerraría este segundo menú.

3
Antioxidantes

Brocolí con aceite de oliva, pollo de corral y queso fresco con almendras

En el tercer menú, el brocolí con aceite de oliva es una opción ideal rica en antioxidantes y vitaminas. Además, al combinarlo con el AOVE contamos con un plato que nos dota de antioxidantes y ácidos grasos monoinsaturados.

Para el segundo plato, nos damos el gustazo con un buen pollo de corral. Rico en proteínas de elevada calidad biológica y con bajo contenido en grasa y colesterol. Destaca su elevado contenido en potasio, fósforo y cinc y las vitaminas B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y B3 (niacina), que previene y trata problemas cerebrales de la edad como el Alzheimer.

De postre, queso fresco con almendras. como mozzarella y queso fresco: nos aportan mucha menos grasa y calorías que los quesos duros, además de ser buena fuente de proteínas, calcio y minerales como el magnesio, fósforo y sodio. Al añadirle almendras le añadimos antioxidantes por su alto contenido en vitamina E.

 

Fotos

Vídeos