El Norte homenajea al municipalismo

José Antonio de Santiago-Juárez, Enrique Berzal, María Aurora Viloria, Virginia Barcones, Luis Miguel de Dios y Alfonso Polanco. / RAMÓN GÓMEZ

Una tertulia con los periodistas Luis Miguel de Dios y María Aurora Viloria y el historiador Enrique Berzal recuerda las primeras elecciones municipales y la mejora que han registrado los pueblos

Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

Han pasado 4 décadas desde aquel 3 de abril de 1979, fecha de las primeras elecciones municipales. Los que ejercieron su derecho a voto lo hicieron con orgullo, responsabilidad y reivindicación. Han pasado 40 años, que no son nada y… lo son todo, por la ilusión y vocación de servicio de los que en este tiempo han contribuido a transformar nuestras ciudades y pueblos.

Esta tarde, El Norte de Castilla presentó en la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León la publicación '40 años de municipalismo', con la que el diario decano de la prensa en España conmemora el aniversario de aquellas elecciones. Cerca de 1.000 páginas, elaboradas por un equipo de periodistas, bajo el patrocinio de la Junta de Castilla y León, en las que se analiza el papel de las instituciones municipales en el progreso de Castilla yLeón. «Un reto editorial y periodístico que es un tributo a nuestros alcaldes y concejales», dijo Ángel Ortiz, director del periódico.

Los dos volúmenes se entregarán gratuitamente con el periódico los días 21 y 22 de marzo, respectivamente.

En la imagen de arriba, Ángel Ortiz, director de El Norte de Castilla durante su intervención. En las otras dos imágenes, los invitados al acto y los periodistas Luis Miguel de Dios y María Aurora Viloria, en la mesa redonda moderada por el historiador Enrique Berzal. / Ramón Gómez

Alfonso Polanco, presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias, dio la bienvenida a los más de 200 representantes municipales que acudieron a la cita de El Norte, a la «casa del municipalismo» y la delegada del gobierno, Virginia Barcones, aprovechó para mostrarse como una «municipalista convencida». A continuación, se celebró un coloquio entre dos periodistas de prestigio que, en 1979, cubrieron informativamente la campaña electoral, Luis Miguel de Dios y María Aurora Viloria, que relataron sin tapujos, cómo vivieron aquellos cruciales comicios.

El historiador Enrique Berzal, condujo la tertulia sobre esa cita clave, que sirvió para crear una panorámica sobre cómo eran los municipios de entonces, sus necesidades y el ambiente que se respiraba en la transición.

José Antonio de Santiago-Juárez, vicepresidente de la Junta de Castilla y León puso punto final al encuentro relatando su experiencia personal y política sobre aquella cita electoral, que marcó el arranque de una etapa de progreso y desarrollo para los municipios y las provincias.

Luis Miguel de Dios: «En la campaña no hubo encuestas, ni mítines»
Luis Miguel de Dios / Alberto Mingueza

Luis Miguel de Dios advirtió sobre la dificultad de analizar desde la óptica actual lo que ocurrió en 1979. Dijo que «era necesario asentar la Transición, antes de hacer unas las elecciones municipales, y no salió mal». Relató su experiencia en aquella campaña, «en la que no hubo sondeos, encuestas, ni mítines de las grandes figuras de la política. Solo existían la intuición y los resultados de las anteriores elecciones generales», señaló.

Habló de «mucha incertidumbre» en la capital, donde hubo 11 candidaturas y salieron representantes de cinco de ellas. También habló de «muchos problemas y presiones», motivados por los acontecimientos previos. «En 1977, la ciudad sufrió una dura huelga de basuras y meses antes de las elecciones, hubo el mayor movimiento huelguista de la historia de Valladolid. Fue tremendo», contó.

Sobre los resultados, dijo que «en Valladolid capital no se sabía que iba a ocurrir, aunque se preveía que ganaría la Unión de Centro Democrático sin mayoría. En la provincia UCD finalmente arrasó con 800 concejales».

Enrique Berzal: «Había miedo al recuerdo de las elecciones de 1931»
Enrique Berzal / Rodrigo Jiménez

El historiador Enrique Berzal, que moderó la tertulia en el acto de presentación de los volúmenes sobre el municipalismo, buceó en la hemeroteca de El Norte para arrancar el coloquio con una oportuna cita de Fernando Altés, el que fuera director en los 70 y principios de los 80 del decano de la prensa: «De las elecciones municipales, primeras democráticas, saldrán los verdaderos políticos de mañana, que tendrán la oportunidad de aprender, de hacerse y de curtirse en el estudio y conducción de los asuntos públicos, que es muy distinto del mero mandar». Hizo alusión a la presión social que sufrían los candidatos y a la «relativa sorpresa» que fue el triunfo de la izquierda en Valladolid capital, que permitió gobernar al PSOE de Rodríguez Bolaños y desmentir el mito de 'fachadolid'. Según Berzal, es una contradicción que mientras se producía el proceso democratizador nacional, los ayuntamientos mantuvieran sus corporaciones franquistas. «Había miedo al recuerdo de las elecciones de 1931, en las que el triunfo de las candidaturas republicanas en las grandes ciudades, acabó con la monarquía de Alfonso XIII», justificó.

María Aurora Viloria: «Se vivía con mucha ilusión, pero también con muchas presiones y miedo»
María Aurora Viloria / Henar Sastre

La que fuera la última directora del Diario Regional y jefa de la sección Vida y Ocio de El Norte de Castilla hasta su jubilación relató cómo vivió ella los meses previos a los comicios de 1979. «Éramos muy conscientes de que las elecciones eran un hito en la historia de España y desde el principio teníamos muy claro dónde queríamos llegar. Decir que todo estaba bien y la democracia llegó por chiripa, sería mentir. Los años previos fueron tremendos, los peores que yo recuerdo. Había mucha ilusión, pero también presiones y miedo, porque había muchas cosas en contra».

La periodista hizo referencia a las «excelentes relaciones» entre políticos y periodistas, «los candidatos estaban muy dispuestos y eran muy conscientes de que estaban cambiando la historia». Centrándose en los resultados de Valladolid, donde ganó el PSOE, dijo que «los resultados se veían venir. Teníamos la esperanza de que ganara la izquierda».