Castilla y León

Los partidos ultiman sus programas para el 26-M, con la despoblación como gran reto

Los partidos ultiman sus programas para el 26-M, con la despoblación como gran reto

Todas las formaciones, salvo el PP, desvelan los ejes de sus propuestas para las autonómicas

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

A cuatro meses para la triple cita con las urnas, los equipos electorales funcionan a plena marcha en Castilla y León. PP, PSOE, Podemos, Izquierda Unida, Ciudadanos y Vox, las seis fuerzas nacionales que aspiran a hacerse oír en el Parlamento regional tras las elecciones del 26 de mayo, ultiman sus programas para la comunidad. Todos ellos, salvo el Partido Popular, han accedido a explicar en este reportaje los grandes ejes de sus propuestas para la cita autonómica. De momento, los diferentes documentos se encuentran en proceso de diseño, pero la mayoría de las estrategias ya aparecen claramente perfiladas.

Partido Popular El silencio como estrategia cuatro meses antes del 26-M

En el caso del PP, se prefiere no adelantar ninguna línea maestra ni explicar en qué punto de elaboración se encuentran sus propuestas. «Estamos trabajando en el programa electoral, pero, por estrategia de partido, no se va a dar a conocer hasta que no esté finalizado», resumen fuentes populares. De la confección del programa se encarga la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, nombrada responsable del programa electoral autonómico por el presidente del PP en Castilla y León y candidato a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. En cualquier caso, el PP coincidirá con el resto de fuerzas en plantear soluciones para combatir la despoblación en la comunidad, uno de los asuntos que los demás partidos ya apuntan en sus programas.

PSOE Cuatro grandes ejes para llevar a Tudanca a la Presidencia de la Junta

La confección del «programa de Gobierno» del Partido Socialista en Castilla y León corre a cargo de la vicesecretaria general (y actual delegada del Gobierno) Virginia Barcones, junto con «un extenso equipo especializado en diversos sectores y de varias provincias», según explican en el PSOE. El documento de los socialistas, que busca llevar a Luis Tudanca a la presidencia de la Junta después de 31 años de gobiernos del PP, se basa en cuatro grandes ejes. El primero, puramente político, apunta a un «cambio en profundidad en el modelo de Gobierno, en la relación con la ciudadanía, las organizaciones y empresas de Castilla y León». El PSOE regional pondrá el foco en la «transparencia, la ética pública, la proximidad y el compromiso» y se basará en la «cogestión con las entidades locales».

El segundo eje de los socialistas apunta a lo ideológico y se centra en el rescate de las personas más vulnerables, la contención de desigualdades sociales y las garantías de igualdad en el medio rural. El PSOE de Tudanca quiere blindar jurídicamente la sanidad, la educación y los servicios sociales para recuperar los «derechos recortados» y ahí entra en juego el compromiso del candidato de fijar, por Estatuto, un «suelo social». El programa se basa en dos principios estrechamente relacionados: cohesión social y cohesión territorial.

El tercer eje del programa electoral del PSOE para Castilla y León será el institucional, para fortalecer los lazos con la UE, el Gobierno central y el resto de comunidades autónomas. «Los encuentros bilaterales realizados por Luis Tudanca con comunidades limítrofes han demostrado la necesidad de esa cooperación», señalan en el PSOE.

En el cuarto eje aparece la lucha contra la despoblación, el «elemento transversal» de todo el programa. Aquí se incluirán reivindicaciones políticas que el PSOE ha llevado a las Cortes, como la bajada de las tasas universitarias o la gratuidad de los libros de texto. Los socialistas quieren que «el derecho de la ciudadanía de Castilla y León de vivir en su tierra sea verdaderamente efectivo».

Ciudadanos 'Aterrizar' el programa nacional y marcar la agenda política

En Ciudadanos, el diputado vallisoletano Francisco Igea es el responsable de adaptar el programa del comité ejecutivo nacional del partido a la realidad castellana y leonesa. «El programa marco de nuestro partido tiene más de 400 medidas. Ya le hemos dado una vuelta por los interlocutores sociales y volveremos a hacerlo, junto con el resto de expertos que tenemos a nivel autonómico. Debemos 'aterrizarlo' un poco más en asuntos como la despoblación o la sanidad, donde están los problemas más específicos de esta comunidad. La realidad económica de Castilla y León tiene sus particularidades y tenemos que lograr que el mensaje que traslademos sea lo más cercano a la comunidad», expone Igea.

Además, asuntos como la agricultura, el turismo o la corrupción serán objeto de especial atención en el documento final. Más de cien expertos de todas las áreas colaboran en la confección del programa electoral naranja. «Estoy muy contento de cómo va», explica Francisco Igea. «Creo que nos ha salido un programa marco bastante sensato, pero el partido es bastante escrupuloso y hasta que no esté aprobado, oficialmente, no habrá programa».

Ciudadanos confía en «marcar la agenda» política y centrarse en los asuntos que afectan directamente a los habitantes de la región. «Lo tenemos bastante claro. Hay gente que preferirá hablar sobre las Diputaciones, pero nosotros preferimos centrarnos en la sanidad, la corrupción, el modelo económico, la educación superior... Asuntos de los que va a depender el futuro de la comunidad», subraya Igea.

Podemos La voz de la calle para saber qué Castilla y León quiere la gente

En Podemos Castilla y León se destaca una singularidad con respecto al resto de fuerzas políticas. Desde octubre hasta finales de diciembre, el secretario general regional de la formación morada, Pablo Fernández, se implicó en una campaña a pie de calle llamada 'Qué Castilla y León queremos' para «recoger propuestas de la ciudadanía». «No solo de votantes o afiliados de Podemos, sino de cualquier persona que se interesó. Así que ya tenemos gran parte del trabajo avanzado. Hemos compilado las propuestas que nos llegaron y ya están en manos del Consejo Ciudadano Autonómico», explica Pablo Fernández.

El programa regional de Podemos tendrá como gran eje «la repoblación». «Contaremos con una medida inédita: la renta rural de despoblación. Queremos impulsar los servicios públicos, especialmente en el medio rural. También apoyaremos a las pymes y los autónomos, con una ley de segunda oportunidad para reflotar los negocios que atraviesen por dificultades. Vamos a proponer un parque público de vivienda en alquiler que pase del 2% actual a, por lo menos, un 20%. Y haremos un programa de retorno para que puedan volver a Castilla y León las miles de personas expulsadas por las políticas del Partido Popular. La idea es que, desde lo público, podamos llenar de vida a la comunidad, especialmente al medio rural, que a día de hoy languidece».

Podemos concede importancia a las propuestas recibidas, pero también analiza que todas ellas sean factibles económicamente. «Eso requiere un estudio exhaustivo. Pensamos en hacer las cosas bien, aunque vayamos más lento, y no a la carrera. Todas nuestras propuestas irán acompañadas de una memoria económica».

Izquierda Unida Desarrollar el empleo estable como primera prioridad programática

Directamente relacionado con Podemos está el futuro de Izquierda Unida, con una posible lista de confluencia entra las dos formaciones que aún no ha cuajado. Eso obligaría a poner puntos en común. «Pero no se renuncia a nada», advierte José Sarrión, coordinador general de IU Castilla y León. «Los integrantes de una confluencia de ninguna manera renunciamos a nuestro programa. Nosotros defendemos que las confluencias tienen que respetar la pluralidad. Aunque si concurrimos coaligados con otras fuerzas, lógicamente habrá que hacer también un elemento de mínimos», recuerda.

Sarrión expone que el programa de IU «es un proceso permanente» que se lleva desarrollando durante toda la legislatura. «En las próximas semanas lanzaremos un proceso de diálogo con los movimientos sociales y diferentes colectivos de Castilla y León para elaborar una redacción definitiva que puede culminar en marzo. La prioridad fundamental será el desarrollo del empleo estable y con derechos en la comunidad. Sobre esa cuestión se desarrollan líneas programáticas vinculadas al empleo. Una, muy evidente, pasa por la defensa de los servicios públicos, que también es una herramienta en la lucha contra la despoblación. En segundo lugar, la defensa del territorio frente al expolio de las multinacionales a manos del gran capital. En tercer lugar, la lucha por la igualdad, entendida como salarial, redistribución de los recursos a través de la fiscalidad y la igualdad entre el hombre y la mujer».

Si finalmente se produce la confluencia con Podemos, habrá que elaborar una lista de integración con candidatos de las dos fuerzas. «Y habría que debatir cómo... Nosotros apostamos por unas primarias conjuntas, pero con independencia de que vayamos coligados o no, Izquierda Unida tiene que elegir a sus candidatos».

José Sarrión aspira a ser el cabeza de lista de IU «si los afiliados así lo quieren». «Yo estoy dispuesto. Nuestros estatutos contemplan ocho años al frente como un periodo lógico. Parece una etapa razonable. Más tiempo sería peligroso y me parece poco recomendable para la salud democrática de las instituciones, aunque siempre haya excepciones».

Vox Revertir la «denigración de los toros y la caza» en el medio rural

A la derecha de la derecha aparece Vox, el partido llamado a alterar el panorama político en toda España tras su fuerte irrupción en las elecciones andaluzas. La formación que lidera Santiago Abascal no cree en el Estado de las autonomías, aunque presentará un programa con algún tinte regional. «Básicamente, será la proyección en Castilla y León de nuestras cien medidas nacionales», explica Jesús García-Conde, vicepresidente de Vox en Valladolid. «Por encima del resto de medidas, situaremos la lucha contra la despoblación. Además, está la eliminación de regulaciones ideológicas, el protocolo 'trans' y todas las leyes de ideología de género que también existen en Castilla y León, así como las leyes de memoria histórica. Vamos a optar por la racionalización y eliminación de organismos duplicados. También para evitar despilfarros como el de la Perla Negra».

García-Conde considera que «parte de las causas» de la despoblación obedecen «a la denigración de algunas actividades que se desarrollan en el mundo rural, como los toros o la caza». «Por otro lado, existe una excesiva regulación en las actividades de ganadería y agricultura. Nos llegan quejas de ganadores asfixiados por la cantidad de regulación que tienen que soportar. Eso desincentiva la iniciativa privada».

Los candidatos de Vox aún son una incógnita. «Serán elegidos por procedimientos internos», relata García-Conde, quien niega que se haya extendido una propuesta a Javier León de la Riva para formar parte de sus listas. «Las noticias que han salido sobre León de la Riva no responden a la verdad. Además, se trata de una persona que pertenece a otra formación [PP]. Nosotros somos un partido serio, no la plataforma para dirimir cuestiones personales de alguien con su partido. Elegimos a nuestros representantes por procedimientos democráticos internos y, desde luego, no participamos en subastas de candidatos».

Elaboración y plazos

Partido Popular

El PP asegura que no divulgará muchos datos de su programa hasta que esté completo, pero sí puede anunciar medidas «en las próximas semanas». El partido que preside Alfonso Fernández Mañueco en Castilla y León considera que divulgar datos de su programa en estos momentos «rompe con la estrategia marcada». Silvia Clemente es la encargada de elaborarlo.

PSOE

El Partido Socialista no trabaja sobre un documento electoral al uso, sino sobre un «programa de Gobierno», para tratar de ofrecer una imagen de Luis Tudanca como alternativa factible a las tres décadas del Partido Popular al frente de la Junta. La encargada de dirigir la confección de ese programa es Virginia Barcones, vicesecretaria general y delegada del Gobierno.

Ciudadanos

El programa de la formación naranja está coordinado por Francisco Igea, diputado nacional. Sin haber elegido aún candidato para las autonómicas, Ciudadanos considera que el documento final con todas las propuestas para Castilla y León puede estar listo en un mes, aunque los plazos pueden sufrir variaciones. El programa marco nacional cuenta con más de 400 medidas.

Podemos

Un equipo de 15 personas trabaja en el día a día de las diferentes propuestas, con especial énfasis en que jurídicamente sean viables y económicamente posibles. La idea es que el documento final pueda estar listo para finales de marzo o principios de abril. A esas alturas, el programa ya ha de estar maquetado y preparado para su divulgación pública.

Izquierda Unida

En la elaboración del programa de IU participan cientos de personas, merced a las propuestas de militantes, cuadros medios y concejales. El proceso de borrador va de abajo arriba y se basa también en cientos de reuniones con colectivos locales durante toda la legislatura. Izquierda Unida Castilla y León no se ha fijado un plazo para terminar de redactarlo.

Vox

El programa de Vox se va estructurando por provincias y los documentos se remiten a la dirección nacional en Madrid para armonizarlos con los de otras regiones. Así, se trata de evitar disonancias en una formación que aboga por un solo parlamento en toda España y la desaparición de las comunidades autónomas. Prometen un programa «sencillo e ilusionante».

 

Fotos

Vídeos