Los reyes de Bélgica recorren el Camino de Santiago a su paso por Burgos y Palencia

Los reyes han vuelto a recorrer el Camino de Santiago con discreción/Brágimo | ICAL
Los reyes han vuelto a recorrer el Camino de Santiago con discreción / Brágimo | ICAL

Acompañdos de tres de sus cuatro hijos, Felipe I y Matilde ha estado en Castrojeriz, San Juan de Ortega o Burgos antes de llegar a la provincia palentina

ALMUDENA ÁLVAREZ | EFE

Los reyes de Bélgica, Felipe I y Matilde, han realizado este jueves la etapa del Camino de Santiago que transcurre entre las localidades palentinas de Itero de la Vega y Frómista, acompañados por tres de sus cuatro hijos y un numeroso grupo de amigos, en un recorrido que días atrás les llevó por tierras burgalesas.

Al igual que han hecho en los dos últimos años, primero por Navarra y después por Álava y Logroño, Felipe I y Matilde han decidido pasar de nuevo parte de sus vacaciones de Semana Santa recorriendo el Camino de Santiago Francés.

En esta ocasión han elegido las provincias de Burgos y Palencia, donde la expectación ha sido máxima a pesar de ser un viaje privado que no se había comunicado a nivel institucional ni oficial y cuyos detalles desconocían hasta los alcaldes de los pueblos que han atravesado.

Tres de sus cuatro hijos han acompañado a los reyes en su paso por Burgos y Palencia
Tres de sus cuatro hijos han acompañado a los reyes en su paso por Burgos y Palencia / Bágimo | ICAL

Y es que, desde el pasado domingo la familia real esta recorriendo tierras castellanas, con alguna visita a la capital burgalesa, acompañados de tres de sus cuatro hijos -faltaba su hija mayor- y un numeroso grupo de amigos.

Al principio de la semana realizaron una parte del Camino de Santiago burgalés y descubrieron en Castrojeriz un rico patrimonio y la travesía más larga de la ruta jacobea, ya que el Camino de Santiago cruza esta localidad longitudinalmente a lo largo de más de 1.500 metros. También han visitado San Juan de Ortega y la capital de Burgos, con discreción.

Y este jueves eligieron un tramo de unos 16 kilómetros que transcurre entre Itero de la Vega, el primer pueblo palentino del Camino, y Frómista, la localidad donde se cruzan el camino de la fe y la razón al coincidir el Camino de Santiago y el Canal de Castilla, una obra de ingeniería de la España Ilustrada que ha llamado la atención de los reyes belgas.

Imagen de la reina Matilde
Imagen de la reina Matilde / Brágimo | ICAL

Durante más de tres horas han recorrido parte de la estepa castellana que les ha llevado a atravesar la localidad de Boadilla del Camino y alcanzar la cuádruple esclusa del Canal de Castilla en Frómista, donde ha llegado primero la reina, acompañada de su hija pequeña, y unos veinte minutos después Felipe I con sus hijos varones.

A pesar de que empezaba a llover, el grupo del rey ha decidido detenerse a tomar un pequeño almuerzo en la cuádruple esclusa y admirar uno de los elementos más singulares y destacados del Canal de Castilla, hasta que la lluvia ha comenzado a arreciar y el grupo ha decidido continuar con su camino por tierras palentinas.

En esta ocasión han decidido mantener mayor discreción que en sus otros viajes y alejarse del foco mediático para disfrutar de la ruta jacobea como auténticos peregrinos, aunque haya tenido que ser rodeados de fuertes medidas de seguridad.