Siete patrullas intervienen en una pelea con navajas entre indigentes en el Campo Grande de Valladolid

Tres patrullas de la Policía Nacional y otra camuflada, durante la intervención en el Campo Grande./Arturo Posada
Tres patrullas de la Policía Nacional y otra camuflada, durante la intervención en el Campo Grande. / Arturo Posada

Dos de los implicados han sido multados por posesión de un arma blanca y hachís y un tercero, por beber alcohol en la vía pública

J. Sanz
J. SANZValladolid

Siete patrullas de las policías Local y Nacional han intervenido a partir de las 16:30 horas de este martes para mediar en una pelea entre un grupo de siete indigentes en el Campo Grande. Los testigos han alertado a esa hora del incidente, en el que ha salido a relucir, al menos, un arma blanca y más de una decena de agentes han acudido al escenario, situado en uno de los paseos perpendiculares al del Príncipe (el que desemboca en el Paseo de Zorrilla hacia la calle Juan de Juni). Allí se han encontrado con siete personas implicadas en una fuerte discusión y han mediado para apaciguar los ánimos a tiempo de que nadie resultara herido de consideración.

Todos los implicados han renunciado a presentar denuncia por lo ocurrido

Los agentes han registrado después a los implicados y han sancionado por la vía administrativa a tres de ellos por posesión de arma blanca (multa de 300 euros), hachís (600) y por beber alcohol en la vía pública (30). Las dos primeras sanciones están recogidas en la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana y la tercera en la ordenanza municipal contra el alcoholismo.

Todos los implicados en la pelea han renunciado a denunciar lo ocurrido. Así que los agentes, una vez identificados los siete y sancionados tres de ellos, han abandonado el Campo Grande al no haber heridos en la pelea, según han confirmado fuentes policiales. La presencia de las patrullas (tres 'zetas' de la Policía Nacional, dos motos y patrullas de la Municipal y vehículos camuflados) no ha pasado desapercibida para las decenas de viandantes que a esa hora se encontraban en el pulmón verde de la capital.