Los tribunales de Castilla y León registraron un 1,26% menos de asuntos en 2017

Sedse del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León./GIT
Sedse del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. / GIT

La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal reduce sensiblemente los asuntos del orden Penal, mientras que los tribunales de lo Social, lo Civil y lo Contencioso Administrativo registran más asuntos

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Los diferentes órganos judiciales de Castilla y León registraron en 2017 un total de 270.167 litigios, es decir, 3.470 menos que el año anterior, lo que supone un descenso del 1,26%. Un descenso «mínimo» que, según ha asegurado hoy el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León, José Luis Concepción, se debe a la significativa reducción de asuntos registrada en el orden Penal.

En este sentido, Concepción ha afirmado que dicho descenso (unos 8.000 asuntos menos) se debe a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que ahora permite que los atestados sin autor conocido ya no ingresen en el órgano judicial.

De hecho, el ámbito Penal fue el único que en 2017 redujo el volumen de asuntos ingresados (143.308), mientras que el resto de órdenes jurisdiccionales lo han incrementado. Así, en el orden Civil se ha pasado de 103.928 asuntos en 2016 a 106.011 en 2017; en el orden Contencioso Administrativo se ha pasado de los 7.340 asuntos en 2016 a los 7.621 procedimientos en 2017; y en el orden Social se ha pasado de registrar 19.021 asuntos a registrar 20.682.

Más información

También se incrementó en 2017 el número de asuntos en trámite. A finales de 2016, los órganos judiciales de Castilla y León tenían pendiente la resolución de 84.893, mientras que a finales del año pasado, ese número se incrementó hasta los 94.644 asuntos.

Sin embargo, Concepción ha asegurado estar más que satisfecho por el trabajo de los jueces y magistrados de la comunidad. No en vano, el volumen de resolución de asuntos se ha mantenido en unos niveles muy similares al de años anteriores. De hecho, en 2017 se dictaron un total de 72.160 sentencias, es decir, 312,38 por órgano judicial. O lo que es lo mismo, «casi una por día». A ellas se les suman los 114.187 autos dictados en los diferentes órganos.

Cláusulas suelo

Mención aparte se merece el más que significativo incremento de actividad registrado en los asuntos relacionados con las cláusulas suelo. Y es que, el ingreso de casos de este ámbito se ha disparado en los últimos meses en casi todas las capitales, desbordando en muchos casos las capacidades de los tribunales de lo Social.

Basta un par de datos para dar cuenta de la situación. Normalmente, juzgados de lo Social como los de León o Valladolid ingresaban anualmente entre 1.200 y 1.500 asuntos. En 2017, ese número superó los 5.000 asuntos. Y eso teniendo en cuenta que los litigios por cláusulas suelo comenzaron a tramitarse en junio de 2017 y que el mes de agosto es inhábil.

Demasiada carga de trabajo

Todo ello, ha subrayuado Concepción, da cuenta de que «la carga de trabajo que soportan jueces y magistrados en aún muy elevada y, desde luego, supeior a la deseable» en una comunidad que, eso sí, presenta unos datos relativos por encima de la media en el conjunto del territorio nacional.

Paralelamente, el presidente del TSJ ha querido poner en valor los esfuerzos llevados a cabo durante el pasado ejercicio para dar a conocer la actividad de los órganos judiciales de Castilla y León. Unos esfuerzos que se materializaron con el desarrollo de sendas visitas guiadas, con la organización de un desayuno con el entonces fiscal general del Estado, José Manuel Maza, fallecido el pasado mes de noviembre, y con la organización de jornadas temáticas sobre violencia de género o comunicación. Una política de «puertas abiertas» que continuará este año con la celebración en Burgos de las Jornadas Nacionales de Presidentes de Tribunales Superiores de Justicia.

«Rigos y seriedad»

Con todos estos datos sobre la mesa, Concepción no ha dudado en señalar que los órganos judiciales de Castilla y León continúan «trabajando con rigos y seriedad» y ha querido «felicitar» a «todas las personas que hacen posible que el engranaje de la Justicia funcione de un modo modélico». «Son un ejemplo de abnegación. Por mucho que algunos quieran negarlo, los jueces siempre hemos asumido nuestra obligación», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos