Tudanca 'elogia' la «genialidad» de PP y Cs en la lucha contra la despoblación

Luis Turanca, durante su intervención en el debate de investidura de las Cortes de Castilla y León. / A. Mingueza

El dirigente socialista carga contra el «pacto vergonzante» y dice que con su «traición» a la región «solo han retrasado lo inevitable»

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

Llegó siete minutos antes de la reanudación del debate de investidura, saludó a los dos funcionarios que, en una de las puertas de acceso al hemiciclo, aguardaban la llegada de los 81 procuradores y, sin mediar palabra, ocupó su escaño. Tan solo la presencia del representante de Vox, Jesús García-Conde, que entró en la Cámara más de media hora antes del inicio de la sesión –en torno a las 15:30 horas–, privó a Luis Tudanca de una breve soledad agradecida. Apenas le dio tiempo a abrir la carpeta roja con el logotipo del PSOE, en la que horas antes, durante la intervención del que en ese momento era candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, anotaba las apreciaciones de su discurso. Un sorbo de agua y goteo de saludos, abrazos, apretones de mano y deseos de buena suerte de sus compañeros de partido. No hizo otra cosa hasta que el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, le llamó al estrado.

Más información

Diez minutos después, a las 16:02 horas, llegaron las deseadas palabras para el líder socialista en la región: «Es el turno de intervención del señor Luis Tudanca Fernández», espetó el presidente de las Cortes, del mismo modo que hizo con los portavoces de otras formaciones políticas. Y Tudanca, alentado por su bancada, subió a la tribuna de oradores. Sus primeras palabras, «como tantas otras veces, como en demasiadas ocasiones», fueron para «condenar» un nuevo asesinato machista. Para recordar a Monika, la mujer asesinada por su marido en la localidad burgalesa de Salas de los Infantes. «Otra mujer que no hemos sido capaces de proteger», se lamentó. Pero el dirigente incidió en que el hecho de que se haya producido «tan cerca», en la comunidad, no «hace que el dolor y la indignación sea mayor», sino que ayuda a recordar que «no podemos bajar la guardia». «Desde luego, nosotros no ahorraremos ningún esfuerzo para terminar con esta lacra», indicó.

Sin tapujos ni rodeos. Tudanca culpó directamente a Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) de ser «cómplices de aquellos que quieren acabar con la igualdad y los derechos de las mujeres» por sus pactos con Vox, «la extrema derecha», en zonas de la comunidad como el municipio segoviano de El Espinar. «Han hecho a una concejala de extrema derecha responsable del área de igualdad. Sí, de igualdad», exclamó. «No toleraremos ni un paso atrás», reivindicó.

El análisis que Tudanca hizo sobre el pacto entre PP y Cs en sí y las consecuencias que traerá consigo para la comunidad no fue más que un viaje, un feroz paseo literario y cultural para enaltecer la verdad y la mentira, el feminismo o lo que él considera «buena política». Recurrió en su discurso a autores como Antonio Machado o Mark Twain, pero también a la filosofía de Hannah Arendt o la 'mafia' de Martin Scorsese.

«Suculento botín» para Cs

En su intervención, el dirigente cargó duramente contra el «poco bagaje» y el «pacto vergonzante» de Partido Popular y Ciudadanos, en general, y contra sus líderes, Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea, respectivamente, en particular. «Me gustaría analizar su programa político conjunto, pero es que es imposible. No se lo cree nadie», señaló.

Sin ir más lejos, puso como ejemplo la despoblación, «el mayor problema» de la región. «¿Dónde está su Consejería del Medio Rural? ¿No era su propuesta estrella?», se preguntó. «Cuando anunciaron el organigrama no aparecía la más mínima referencia a las competencias en materia de lucha contra la despoblación. Cientos de debates, iniciativas, reuniones y documentos y su única propuesta es hacer un grupo de trabajo para que haga una propuesta dentro de un año. Bravo, es una genialidad», ironizó entre las risas y aplausos de sus compañeros.

Las frases

«Aunque sigan gobernando, las cosas en la comunidad han cambiado para siempre» sobre el pacto pp-cs

«Cientos de debates, iniciativas y reuniones y su única propuesta es hacer un grupo de trabajo» sobre despoblación

«Con consenso estoy convencido de que podemos colocarnos a la vanguardia de derechos» sobre la reforma del estatuto

«Sois cómplices de aquellos que quieren acabar con la igualdad y los derechos de las mujeres» sobre violencia machista

Si alguno de los presentes dudaba si Luis Tudanca creía en la política, ya se encargó él mismo de dejarlo claro. En apenas treinta minutos, repitió hasta en cuatro ocasiones que «cree en la política y en Castilla y León». «Nada de lo que ha sucedido, nada de lo que suceda, podrá persuadirme de que no es útil, de que no es necesaria. Es la voz de lo que no tienen voz, es lo que nos iguala y nos permite una sociedad más justa», añadió. «Aunque sigan gobernando, las cosas en Castilla y León han cambiado para siempre. Nada volverá a ser igual. Con su traición solo han retrasado lo inevitable».

No pasó por alto el «balbuceo» de Fernández Mañueco durante las negociaciones. Tampoco las exigencias impuestas desde Madrid para, en definitiva, «repetir el mismo pacto de hace cuatro años y quieran llamarlo cambio». «Lo más grave», dijo Tudanca, lo que «nunca perdonarán» los castellanos y leoneses, es haber convertido a la región en una «colonia» de la capital de España. «Como si fuéramos una comunidad de segunda, como si no tuviéramos capacidad para construir nuestro futuro sin tutelas. Ustedes han traicionado a Castilla y León», sentenció.

Para el Partido Socialista, tan solo el «suculento botín» logrado por Cs diferencia el acuerdo que sellaron Luis Fuentes y Juan Vicente Herrera al comienzo de la legislatura anterior. «Entre los dos –en referencia a Francisco Igea y Alfonso Fernández Mañueco– no juntan un gramo de autoestima. Es difícil resumir tanta incontinencia verbal, pero podríamos parafrasear a su compañero de Soria con un:'Yo no quería, pero me llamaron de Madrid'», aseveró. «Diputaciones gobernadas con un solo diputado de 25 por aquellos que querían eliminarlas, alcaldías conseguidas con tres concejales de 25, vicepresidencias, cargos, sueldos... repartidos con una obscenidad nunca antes vista en esta tierra, cuya dignidad está muy por encima de su comportamiento y falta de ética», continuó.

Medidas «ya registradas»

«Alguien tiene que ocuparse de nuestra tierra», y Tudanca expuso ante un expectante hemiciclo algunas de las iniciativas «ya registradas», como abrir los comedores escolares durante el verano, hacer frente a la sequía y ayudar al mundo agrario y la lucha contra la corrupción. Asimismo, el portavoz reiteró que su propuesta sobre la reforma del Estatuto de Autonomía debe hacer hincapié en el Estado de Bienestar, la Sanidad y la Educación Pública. «Con consenso y con participación estoy convencido de que es posible que coloquemos a Castilla y León a la vanguardia de los derechos sociales y políticos», apostilló.

Cobertura de salud bucodental y libros de texto gratis para niños

El portavoz socialista anticipó que, en el momento en el que eche a andar el «curso parlamentaria», propondrán que los libros de texto sean «gratuitos» para todos los niños, además de que la cobertura sanitaria se extienda a la «salud bucodental» o que la cobertura a internet «llegue a todos los rincones», así como poner en marcha un plan de retorno del talento, de inversiones sociales prioritarias y medidas para la transformación del modelo económico e incrementar la inversión en I+D+I. «También propondremos la supresión, en los cien primeros días, de una serie de empresas, fundaciones y entidades de la llamada administración paralela». «Sí, ya sé que según el acuerdo que firmaron hace cuatro años deberían haber desaparecido ya. Me he llevado la misma sorpresa que ustedes cuando me he enterado de que no lo habían hecho. Con lo de fiar que son, ¿verdad?», concluyó.