Cannes consagra a Antonio Banderas con el premio a mejor actor

Cannes consagra a Antonio Banderas con el premio a mejor actor
REUTERS

El intérprete malagueño logra el galardón más importante de su carrera como 'alter ego' de Pedro Almodóvar en 'Dolor y gloria'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

No fue dolor, sino gloria, lo que sintió este sábado Antonio Banderas cuando subió al escenario para recoger el premio como mejor actor en la 72 edición del Festival de Cannes. El intérprete español más taquillero, el hombre que se ha metido en la piel de Picasso y de 'El Zorro', consiguió su mayor reconocimiento internacional de la mano de su mentor, el director Pedro Almodóvar, que le ofreció convertirse en su 'alter ego' en la película más autobiográfica del cineasta manchego, 'Dolor y gloria'.

Por eso, no resulta extraño que Banderas hablara de Almodóvar en su discurso. «Aunque el personaje se llama Salvador Mallo, no es ningún secreto que Salvador Mallo es Pedro Almodóvar», corroboró el malagueño, que quiso hablar en castellano porque su cinta «es un reconocimiento a una película española» y porque él representa, dijo, al cine español.

«Le respeto, le admiro, le quiero, me ha dado tanto en la vida que no tengo más remedio que dedicarle este premio», continúo Banderas, orgulloso de haber desarrollado su carrera en paralelo a la de Almodóvar, con el que ha trabajado en cintas como 'Los amantes pasajeros', 'La piel que habito', 'Átame', 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', 'La ley del deseo', 'Matador' y aquella ya lejana 'Laberinto de pasiones' (1982). En plena movida madrileña, los destinos y las pasiones de un manchego sin prejuicios y de un malagueño que se había ido de su casa con 15.000 pesetas en busca de fortuna en la capital se cruzaron por primera vez.

«Hay mucho dolor detrás del trabajo de un actor, de un artista. Pero también hay noches de gloria como ésta. Hay que celebrarlo, festejarlo y decir algo que me sale del corazón, que lo mejor está por venir», aseguró Banderas, feliz por un premio que prestigia una trayectoria ya secundada por el éxito en taquilla. Desde que en 1992 el actor malagueño viajara a Estados Unidos para participar en 'Los reyes del mambo', su carrera ha pivotado entre el cine comercial ('La máscara del Zorro', 'Asesinos', 'El guerrero número 13', 'Los mercenarios' o 'Spy Kids') y el cine de autor ('Entrevista con el vampiro' o 'Conocerás al hombre de tus sueños'), con pie y medio en Hollywood, pero con escapadas periódicas para trabajar en su España natal.

Un infarto en 2017 le hizo al actor cambiar su visión del mundo. Quiso echar un poco el freno, se apuntó a un curso de moda y decidió pasar más tiempo en su Málaga natal, donde se compró una casa y emprendió proyectos ligados a la restauración y a la interpretación. Su trayectoria en España se ve coronada ahora con un premio mayor.

El galardón a Banderas sirvió como consolación al equipo de 'Dolor y gloria', que aspiraba a una Palma de Oro que finalmente recayó en la cinta surcoreana 'Parásito', dirigida por Bong Joon-ho. 'Parásito', que fue recibida con alabanzas por el público el día de su proyección, cuenta la historia de una familia de parados surcoreanos que, por circunstancias del destino, acaban trabajando a las órdenes de unos millonarios bastante inocentes en una mansión. «En los tiempos en los que estamos, en los que la democracia se pierde, esta decisión ha sido totalmente democrática, la hemos tomado juntos y ha sido totalmente unánime», dijo el presidente del jurado, el director mexicano Alejandro González Iñárritu.