¿Por qué la Capitana Marvel es un icono feminista?

Portada de 'La poderosa Capitana Marvel' (Panini).

Carol Danvers ha combinado su independencia con una lucha activa por la igualdad de condiciones entre hombres y mujeres

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Lo primero que hizo Carol Danvers como directora de una revista fue reclamar la igualdad de salarios entre hombres y mujeres en la compañía. Sucedía en un cómic, pero era algo más que un simple dibujo para entretener a adolescentes. Una parte de la sociedad reclamaba un equilibrio entre sexos y aquella rubia encabezaría la lucha desde las viñetas.

«Es el primer personaje feminista de Marvel. Cuando llegó esa primera oleada feminista en los años 70 se decide que un personaje que hasta entonces era el típico interés amoroso del superhéroe (el Capitán Marvel en este caso), va a tener su propia serie, sus propios superpoderes y la van a convertir en una mujer independiente desde que lanzan su colección a finales del 76. Era una generación de guionistas que sabía lo que estaba pasando en la calle en ese momento», ilustra Julián Clemente, editor de Marvel en España.

Hasta el nombre de guerra fue una declaración de intenciones. «Se la transformó en Ms Marvel. Era relevante porque era la primera vez que se utilizaba este apelativo en una mujer que no estuviese casada. Aquello tuvo muchísima significación en el ámbito de la mujer -hoy se considera una designación sexista pero entonces estaba asociado al movimiento feminista-», señala Carlos Pacheco, dibujante de 'La Vida de la Capitana Marvel' (Panini).

Cuatro décadas más tarde, la figura de Carol Danvers va mucho más allá de su papel como la superheroína más poderosa de su universo y el cargo de Capitana Marvel (en inglés Capitan Marvel tanto para el masculino como para el femenino). Sin el uso de sus habilidades sobrehumanas, ha sido piloto de las fuerzas áreas, escritora de best-sellers, directora de una revista feminista, astronauta... Y siempre ha llevado una vida independiente sin deudas con ningún varón por su carrera. Además, en los años 90 del pasado siglo fue una de las mujeres que se rebeló contra la permisividad de la comunidad con los abusos. El guionista Chris Claremont reanimó al personaje para denunciar que sus compañeros superhéroes habían dejado pasar una violación (un extraterrestre controlaba la mente de Danvers) y en los últimos tiempos la guionista activista Kelly Sue DeConnick ha reactivado su feminismo todavía más.

Hoy, Carol Danvers tiene una serie propia en los cómics, emana la autoridad necesaria para dirigir a cualquiera de los grupos de superhéroes y una legión de seguidores llamada 'Carol Corps' (Las tropas de Carol). «En los últimos tiempos el personaje ha adquirido otra dimensión. Es un personaje fuerte, siempre ha sido un personaje que habla de tú a tú a cualquiera de los personajes masculinos del universo Marvel, pero ahora se hace un hincapié extra», recuerda Carlos Pacheco, el español que se encargó de dibujar la miniserie que servirá de puerta de entrada a la película protagonizada por Brie Larson. Con la ayuda del cine, el icono puede convertirse en global. «El personaje también va a constituir un modelo para niñas que buscaban un modelo superheroico en Marvel. Ya lo tenían en DC con Wonder Woman y ahora lo tendrán probablemente en Marvel», avisa Clemente.

Ver esta publicación en Instagram

I did it for you, superstar

Una publicación compartida de Brie (@brielarson) el

Precuela en cómic

Marvel ha preparado una vía de entrada a la película de Brie Larson a través del cómic. La miniserie 'La Capitana Marvel' cuenta un relato intimista sobre Carol Danvers antes de ser la mujer más poderosa del universo. El guion es de Margaret Stohl, el dibujo es de Carlos Pacheco y la rotulación es de Marguerite Sauvage.

Más información