'Copenhague' y 'El coronel no tiene quien le escriba' cuelgan el cartel de no hay entradas

Una escena de la obra 'El coronel no tiene quien le escriba'. /BC
Una escena de la obra 'El coronel no tiene quien le escriba'. / BC

'Juntos', la tragicomedia que aborda la discapacidad y cuestiona qué es realmente 'la normalidad', completa la oferta teatral de la Fundación Caja de Burgos para el último trimestre del año

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

La obras 'Copenhague', 'Juntos' y 'El coronel no tiene quien le escriba' forman el ciclo de teatro que la Fundación Caja de Burgos ha preparado para el último trimestre del año. Todas las representaciones comenzarán a las 20:30 horas y tendrán como escenario el auditorio de la Fundación Caja de Burgos, en la avenida de Cantabria. Las entradas para 'Juntos', para el resto de funciones están agotadas, se pueden adquirir por 22 euros a través de Internet (www.cajadeburgos.com/teleentradas), en las taquillas de Cultural Cordón, Cultural Caja de Burgos (avenida de Cantabria, 3) y en el Centro de Arte Caja de Burgos CAB.

Este viernes, 4 de octubre, el auditorio acoge la obra 'Copenhague', dirigida por Claudio Tolcachir y protagonizada por Emilio Gutiérrez Caba, Carlos Hipólito y Malena Gutiérrez. El guion lo firma Michael Frayn y el vestuario y la escenografía corren a cargo de la burgalesa Elisa Sanz.

Carlos Hipólito y Emilio Gutiérrez Caba en 'Copenhague'.
Carlos Hipólito y Emilio Gutiérrez Caba en 'Copenhague'. / BC

'Copenhague' es un ejemplo de teatro 'de palabra' y 'de reflexión', y constituye una de las piezas teatrales más premiadas de los últimos años. Narra el encuentro que tuvo lugar en 1941 en la capital de Dinamarca, ocupada por las tropas nazis, entre el gran científico danés Niels Bohr y su ex alumno Werner Heisenberg, representante de los estamentos nazis y enemigos por la situación de sus dos países durante la Segunda Guerra Mundial. El problema ético del uso de los avances en física teórica para el desarrollo de armamento nuclear es uno de los grandes temas de la obra. Frayn crea en 'Copenhague' una ficción alrededor de este encuentro en el que se habla de física cuántica y de la bomba atómica, pero también, y sobre todo, de la amistad, el compromiso, la necesidad de saber y la ética.

El viernes, 15 de noviembre, le tocará el turno a 'Juntos', premiada tragicomedia dirigida por Juan Carlos Rubio, que aborda la discapacidad y cuestiona qué es realmente 'la normalidad'. Isabel (Kiti Manver) vive, o, mejor dicho, sobrevive, en un modesto piso junto a su hijo Miguel (Gorka Otxoa), un joven discapacitado, impulsivo y generoso. La inesperada visita de su hija menor, Sandra (María Castro), ejecutiva de éxito y ausente desde hace más de diez años, hará que las complejas relaciones familiares se pongan patas arriba, encadenando una sucesión de inesperados y sorprendentes acontecimientos rebosantes de ternura, humor y alguna que otra deuda pendiente. El resultado es una emocionante comedia donde se ahonda en ese particular mundo que llamamos 'familia'.

Kiti Manver (izda), Gorka Otxoa y María Castro en 'Juntos'.
Kiti Manver (izda), Gorka Otxoa y María Castro en 'Juntos'. / Gerardo Sanz

El ciclo se cierra el viernes, 13 de diciembre, con 'El coronel no tiene quien le escriba', adaptación de la novela homónima de Gabriel García Márquez que lleva a Imanol Arias a las tablas bajo la dirección de Carlos Saura. La obra se centra en un viejo coronel y su mujer, que viven en la miseria mientras aguardan la carta del gobierno en la que le comuniquen la concesión de la pensión prometida por sus servicios durante la guerra. Pero esa carta nunca llega y mientras tanto la vieja pareja malvive en la pobreza alimentando a un gallo de pelea, que es su única esperanza de supervivencia. A medida que avanza el tiempo y la carta sigue sin llegar, deberán enfrentarse a un dilema: alimentar al gallo o alimentarse ellos. La codicia del pueblo, la usura de los supuestos amigos, la fatalidad y estupidez de la guerra, se mezclan con la soledad del viejo coronel vencido por la vida pero al que aún le quedan dos tesoros: el amor de su mujer y la dignidad.