Cultura estudia prohibir la reventa

El mininistro de Cultura, José Guirao (segundo por la derecha), durante la reunión sectorial. / Efe

Se trata de una de las medias contempladas en el informe aprobado por el Ministerio y todas las comunidades autónomas y que será la base de de una norma de rango estatal

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

El Ministerio de Cultura no descarta la prohibición de la reventa de entradas con carácter lucrativo para espectáculos y conciertos. Es una de las medidas incluidas en el exhaustivo informe sobre este fenómeno y que busca atajar un fraude millonario y en crecimiento. Un informe que fue aprobado este martes por el ministerio y todas las comunidades autónomas y que será la base de una futura normativa de carácter nacional. «Ya se verá si tiene rango de Ley o de Decreto», confirmó el ministro de Cultura, José Guirao, al término de la Conferencia Sectorial de Cultura, que tuvo el tema de la reventa y sus consecuencias como el principal del orden del día.

Con la aprobación de todas las comunidades, el informe se trasladará a los servicios jurídicos del Ministerio para que se inicie el trámite de la ambiciosa iniciativa legislativa. Será «un marco general» y «una norma estatal de acuerdo con los contenidos del informe», reiteró el ministro, que se negó a hablar de plazos para la implantación de la nueva norma reguladora.

El informe reconoce que la normativa aplicable actualmente a las actividades de la venta telemática «resulta insuficiente, fragmentaria y confusa». Asegura además que «la legislación estatal y autonómica en materia de venta y reventa para espectáculos públicos no está concebida para un contexto en el que tales actividades se desarrollan en buena parte a través de canales telemáticos» y «presenta diversidad de enfoques regulatorios».

Entre las cuatro medidas propuestas como soluciones, la más llamativa es sin duda la que aboga por «prohibir de la reventa habitual», esto es, toda aquella que incremente el precio original de las entradas y tenga pro tanto carácter lucrativo. Es una medida que ya se ha establecido en Francia y en Bélgica, que valora implementar Irlanda y que en nuestro país sólo se aplica en Galicia. También se valoraría entre las soluciones «establecer un régimen sancionador» y «un sistema de control informático que permita asegurar la trazabilidad de las entradas».

Otra de las medidas barajadas por Cultura pasaría por «fijar un régimen de intervención administrativa», medida que sería complementaria del régimen sancionador. Igualmente se baraja la posibilidad de «imponer al promotor la obligación de emitir entradas nominativas en determinados conciertos de gran afluencia», así como «destinar a la venta al público un porcentaje significativo del aforo».

También se pretende «establecer obligaciones uniformes de información precontractual», esto es, detalles sobre el coste de la entrada y ubicación de la localidad, entre otras. Serían medidas aplicables tanto a las empresas de venta y reventa telemática y a los promotores.

José Guirao, que no quiso comprometer plazos, dijo que además será necesario la intervención del Ministerio del Interior, que hasta ahora no se había incorporado a los trabajos que ha dado lugar al informe.

Un informe que tiene ya luz verde y plantea «la hoja de ruta» para alcanzar una disposición de carácter general que debería tener rango de ley y «que no seria incompatible con las regulaciones de las Comunidades Autónomas», dijo el ministro. Reiteró que es «el primer paso de un largo camino legislativo que habrá de superar el trámite de Congreso».

Girao: El videojuego español está «muy necesitado» de apoyo industrial

El ministro de Cultura, José Guirao, ha asegurado que la industria del videojuego es una de las más pujantes de España, pero está «muy necesitada» del apoyo del sector industrial y empresarial para que se consolide y llegue al público.

«Tenemos más de 500 empresas, pero solo el dos por ciento facturan más de dos millones de euros», ha subrayado Girao tras la reunión de la Conferencia Sectorial de Cultura, en Madrid.

Este organismo, integrado por representantes de la Administración General del Estado y las comunidades autónomas, cuenta con una comisión de trabajo sobre el sector de los videojuegos que se encuentra todavía en fase de trabajo, ha explicado.

Actualmente el videojuego es la segunda industria cultural en España por detrás del sector editorial. El año pasado los españoles se gastaron 1.359 millones de euros, un 16,9 por ciento más que en 2016, según la patronal AEVI.

Frente al «trabajo creativo» de estas empresas el ministro también ha considerado que en un futuro «deberán legislarse» cuestiones relacionadas con el sector como la ludopatía y las adicciones, y que son la «cara b» del sector.

El ministerio no tiene previsto crear ayudas específicas para el sector, aunque sí alguna tipología para ayudar a su fomento, ha añadido.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos