El Gobierno asegura que el Prado contará con 40 millones para su ampliación

Vista del Museo del Prado. /Efe
Vista del Museo del Prado. / Efe

Aprueba su «programa económico» para el museo en vísperas de la visita de Pedro Sánchez a la pinacoteca

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

El Museo del Prado contará con los 40 millones que necesita para ampliar el Salón de Reinos y dar brillo y respaldo a la pinacoteca en su bicentenario. El Gobierno ha diseñado un «programa económico» que contempla una aportación extraordinaria de 30 millones en los próximos cuatro años, a los que se sumarán otros diez millones aportados por la pinacoteca a través de sus presupuestos ordinarios.

Así lo precisaron fuentes de Cultura, tras la aprobación de esta medida en la primera reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Culturales y la difusión inicial de una nota que informaba de la aprobación del plan sin ofrecer precisiones sobre dotaciones económicas, partidas presupuestarias, calendarios o actuaciones específicas.

Fue tras conocerse la visita sorpresa que Pedro Sánchez realizará al Prado este miércoles, la primera desde su acceso a la Moncloa en junio pasado, y en la que quizá ofrezca detalles sobre el plan. Cultura adelantó que el Estado aportará el 75% de la financiación necesaria, 30 millones, mientras que el propio museo pondrá el 25% restante, diez millones de euros.

En los presupuestos de 2018 había consignado sólo un millón de euros para la ampliación del Salón de Reinos diseñada por Norman Foster y Carlos Rubio. Una intervención que necesitará al menos 40 millones que deberían consignarse parcialmente en los presupuestos de 2019, pendientes de aprobación y que quizá se logren ahora mediante créditos extraordinarios.

El museo se comprometió a asumir con sus recursos y aportaciones privadas los 12 millones que costará el bicentenario «a cambio» de que el Gobierno afrontara las obras del Salón de Reinos. «Ahora habrá que esperar», decía hace una semana José Pedro Pérez-Llorca, presidente del Patronato del Prado, al presentar los actos del bicentenario. El titular de Cultura, José Guirao, confirmó entonces que no habría aportación estatal extraordinaria dado que «en los presupuestos del anterior gobierno no se incluyó ninguna partida para ello».

La vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, presidió la primera reunión de la Comisión de Asuntos Culturales celebrada en la era Sánchez. Una reunión a la que, además de Guirao, asistieron las ministras de Educación, Isabel Celaá; de Hacienda, María Jesús Montero, y de Política Territorial, Meritxell Batet.

Además de «repasar» el programa de actividades del bicentenario del Prado y «aprobar el programa económico para la restauración y recuperación del Salón de Reinos», se analizó el informe sobre el Estatuto del Artista y se constituyeron sendas comisiones interministeriales para el estudio de la ansiada Ley de Mecenazgo y para la modernización y promoción de las industrias culturales.

Más información

 

Fotos

Vídeos