Agustín Ferrer Casas ofrece en la novela gráfica 'Arde Cuba' una vida alternativa para Camilo Cienfuegos | BURGOSconecta

Una vida alternativa para Camilo Cienfuegos

Viñeta de 'Arde Cuba'. /Grafito Editorial
Viñeta de 'Arde Cuba'. / Grafito Editorial

Errol Flynn y Fidel Castro desfilan en una historia pensada por el navarro Agustín Ferrer Casas para aprovechar los sabrosos ingredientes de mediados del siglo XX en el Caribe

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Hay ocasiones en que la realidad ofrece tantos elementos jugosos que es imposible para los contadores de historias no hincar el diente. Así lo pensaron en Grafito, una joven editorial valenciana que observó como la entrevista real del actor Errol Flynn a Fidel Castro a un paso de dispararse la Revolución Cubana podría ser un punto de partida atractivo para una historia de ficción. El encargo recayó en el autor navarro Agustín Ferrer Casas (Pamplona, 1971), quien se atrevió a sacudir todos los ingredientes y hacer avanzar a un personaje secundario para convertirle en el protagonista de la historia en una novela gráfica que llamaría 'Arde Cuba'.

«Yo no tenía ni idea de que Errol Flynn había ido a Cuba a entrevistar a Castro. Sabía que había ido a la isla y todo eso», reconoce Ferrer. De aquel punto de partida comenzó una concienzuda documentación que se observa en la ambientación, los diálogos y los dibujos aunque sólo el primer punto sea real para una historia de aventuras con persecuciones y ritmo que ha ganado el premio José Sanchis Grau a la Mejor Novela Gráfica Nacional 2018, el Primer Premio del XIX Concurso de Cómic Ciudad de Dos Hermanas, Sevilla y premio al Mejor Guión del Salón del Cómic de San Sebastián. «No quería fallar en lo que estaba contando con los escenarios o las personas que aparecían. No quería meter la pata y hacer una chirigotada. No es un carnaval, es una historia divertida, rápida, ágil.. que intenta ceñirse a todo lo que había en aquella época», sostiene el autor.

Uno de los aspectos más destacados es la recreación de La Habana. La formación como arquitecto de Agustín Ferrer Casas refuerza su pincel y compensa que el autor no se desplazara a Cuba. «Hay mucha documentación gráfica de la época de esos años 50 antes de los 60. La única pega es que es todo en blanco y negro y los colores no eran tan chillones sino más pasteleros. Además, de un año para otro en un solar no había nada y al año siguiente se había levantado un edificio por todo ese dinero que estaba invirtiendo la mafia en el negocio de los casinos hoteles», explica el navarro con alguno de los primeros detalles de su tebeo.

Página de 'Arde Cuba'.
Página de 'Arde Cuba'. / Grafito

La historia en sí es la de un fotógrafo que acompaña a Erroll Flynn y conoce las interioridades de la Cuba urbana y rural. Sólo cuando aterriza en Sierra Madre se alude a la faceta política del momento en 'Arde Cuba'. Al fin y al cabo, se data en el momento en que Fulgencio Batista iba a abandonar la isla. «Está contado en boca de las chicas del Batallón Mariana, pues ahí da pie y tiene sentido porque se hace la revolución y da cabida a las mujeres en el cómic... y es menos denso que poniendo a Fidel Castro soltando un discurso dando la chapa durante seis páginas», reconoce Ferrer.

El Camilo Cienfuegos de Agustín Ferrer Casas.
El Camilo Cienfuegos de Agustín Ferrer Casas. / Grafito

Una vez conocida la revolución, llega el momento de imaginar con la suerte de Camilo Cienfuegos, uno de los hombres fuertes que desapareció en aquel tiempo. «Al final, la historia es un poco rocambolesca, pero es que las teorías son un poco disparatadas», recuerda sobre la incógnita de un hombre que desapareció con su avión en uno de sus traslados por la isla caribeña. «A mí me gustaría que hubiera sobrevivido y hubiera tenido una segunda oportunidad. Que hubiera ido a Hollywood o yo que sé», indica el autor sobre el personaje histórico al que ha ofrecido una vida alternativa en el cómic y una manera de reivindicarle. «Se conoce muy poco. De hecho, en la Plaza de la Revolución en la que está El Che hay una silueta en bronce suya, me parece que desde 2008, pero nada antes de los años 60. Es un poco raro», apunta sin dar pistas sobre el argumento de su novela gráfica.

Arde Cuba

Editorial
Grafito
Formato
Rústica. Color.
Tamaño
17 x 24 cm
Páginas
136
Precio
17 euros

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos