Entrevista

Philip Pullman: «Esperaba que los científicos no descubrieran qué era la materia oscura porque eso sería el final de mi historia»

Philip Pullman, quien asegura que su 'daemonion' en 'La materia oscura' sería un pájaro que roba cosas, posa en el Hotel Gran Vía de las Letras en Madrid. /Virginia Carrasco
Philip Pullman, quien asegura que su 'daemonion' en 'La materia oscura' sería un pájaro que roba cosas, posa en el Hotel Gran Vía de las Letras en Madrid. / Virginia Carrasco

El escritor británico regresa a su universo particular de fantasía, ciencia y religión con 'La bella salvaje'

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Jóvenes y adultos esperan a la intemperie cada noche antes de cada nueva novela del escritor como si fuera J. K. Rowling. En Reino Unido, Philip Pullman (Norwich, 19 de octubre de 1946) es reconocido al nivel de J. R. R. Tolkien, Lewis Carroll y C. S. Lewis y ha dado clases en la universidad de una Oxford en la que se ambienta el universo de su serie de novelas más reconocida: 'La materia oscura'. Después de su éxito en los noventa, especialmente entre los jóvenes, vuelve al mundo de los 'daimonions' Lyra -«una heroína imborrable», según el New York Times- con 'La bella salvaje' (Roca Editorial). Pasó por España para participar en 'La Noche de los Libros' en Madrid y hablar sobre su pasión por la letra impresa. Además, su conversación pausada le sirve para exponer sus reflexiones sobre la literatura, la educación, los jóvenes, la ciencia y la religión en respuestas pensadas con pausa antes de su exposición.

- Usted fue profesor en una escuela. ¿Qué aprendió?

Sííííí (arrastra la respuesta). Hace algunos años. Solía contar historias sobre los mitos griegos, historias de dioses y héroes, el minotauro, Aquiles y todas las historias sobre Troya. Fue una gran experiencia para mí y creo que ellos lo disfrutaron y que les gustaron aquellas historias. Pero mi experiencia es que conté esas historias una y otra vez durante años a diferentes niños en diferentes clases y el asunto es que lo que más me dio fue una formación como cuentacuentos. Porque esas historias siempre funcionan, es un privilegio contar esas historias. Tanto si yo era divertido para entretener a los niños como si aprendía cosas para mí mismo lo cierto es que aprendí lo que puedo y lo que no puedo hacer. Podría contar historias todos los días sobre la vida moderna y no puedo hacer que les encante. Lo intenté con historias divertidas pero no funcionó. Pero puedo contar historias emocionantes, describirlas y contarlas de tal manera que ayuden a verlas y aparezcan en su propia mente.

- ¿Ayudó la experiencia para escribir su serie de libros 'La materia oscura'?

Sí, todo el tiempo. Mientras enseñaba estaba planteando y escribiendo la novela y estaba todo el tiempo practicando. En el momento en que empecé a escribir la primera novela, en 1993, tenía bastante experiencia como narrador y esta gran historia se me apareció. Sabía que era complicado y me llevó un tiempo, como unos siete años, pero sabía que tenía la historia y las herramientas para contarla.

«Es naturalmente fascinante y me alegra que la materia oscura como metáfora esté todavía viva»

- Usted escribía sobre la materia oscura cuando sólo los expertos conocían esa teoría sobre el universo y ahora casi se podría decir que está de moda. ¿Cómo se siente?

(Ríe) No fue por mí. Era una metáfora muy buena y todo el tiempo que pasé escribiendo la historia esperaba que los científicos no descubrieran qué era la materia oscura porque eso sería el final de mi historia. Todavía están investigando y ahora es incluso más poderoso en la historia por su energía. El universo es un asunto muy misterioso. Me encanta la ciencia, me encanta leer sobre esto e intentar que tenga sentido. Es naturalmente fascinante y me alegra que la materia oscura como metáfora esté todavía viva.

Philip Pullman observa la Gran Vía de Madrid.
Philip Pullman observa la Gran Vía de Madrid. / Virginia Carrasco

- Ha sido capaz de incluir un fuerte protagonismo de la religión como opresión en libros en principio destinados a jóvenes. En su nueva obra reinterpreta el capítulo 3 del Genésis y el diluvio universal con un niño de 11 años. ¿Cómo se lo planteó?

Era algo sobre lo que quería escribir porque he estado rodeado por la religión toda mi vida. Mi abuelo era sacerdote en Inglaterra y pasé mucho tiempo en su casa cuando era niño. Iba a misa cada sábado, conozco la Biblia bien y siempre ha sido parte de mi historial cultural. Parte de lo que soy ahora es por la iglesia cristiana. No soy creyente pero es indiscutible que está ahí y no lo puedo negar. Hay gente cree en cosas de una forma en que puede ser un poco escéptica, intelectualmente curiosa, pero no devotos pasionales. Otra gente es apasionada y cree que es la absoluta verdad y me parece muy interesante esta imagen del mundo. En Europa occidental, ahora estamos más o menos a salvo (sonríe), vivimos en países que son más o menos tolerantes, un poco escépticos y en una cultura secular. Hace unos años, en Europa era muy diferente respecto a algunas partes del mundo actuales como Oriente Medio o en lugares islámicos como Arabia Saudí. La religión es todavía una parte importante del modo de vida actual y de cómo entendemos el mundo.

«Me parece que la mayor parte de la novela fantástica no está realmente interesada en la vida de los hombres»

- ¿Se considera un autor del género de la fantasía o de otro más realista?

Técnicamente hablando, es el género fantástico, sí. Porque tienes a esos osos acorazados, ángeles... Pero lo que yo quería hacer con la historia era enseñar algo auténtico sobre la vida de los hombres. Me parece que la mayor parte de la novela fantástica no está realmente interesada en esa vida de los hombres. La novela realista tradicional europea está interesada en ese tema, en cómo viven, cómo piensan, cómo sienten. Yo quería escribir algo así con el formato de novela fantástica, así que estaba haciendo algo inusual con la fantasía. No sé si esa fue una razón por su exitosa carrera.

- No parece una de esas lecturas tópicas que se suelen destinar a los jóvenes.

Creo que el lector ideal para 'La bella salvaje' son los que fueron niños hace 20 años. Han crecido y serán treintañeros y han pasado de esa inocencia a la experiencia de adulto. Mucha gente viene a decirme que leyeron los libros cuando eran jóvenes.

«Una cosa interesante es el número de chicas actuales con el nombre de Lyra porque sus padres leyeron los libros»

- ¿Por qué ha regresado a este universo con 'La bella salvaje'?

Porque es otra historia. Al final de la otra, Lyra está en una travesía de inocencia, de experiencia y en la entrada entrada en el mundo adulto, pero sentía que en sus antecedentes había otra historia, una incluso más básica sobre la propia naturaleza del universo, sobre cómo la vemos. ¿Hasta qué punto es real esa experiencia? Estos son cuestiones filosóficas y podíamos ver en esta historia cómo iba a ocurrir, así que escribí con varios niveles. Ahora, estoy escribiendo un segundo libro sobre la oscuridad de 'La materia oscura'. Este libro (La bella salvaje) es de 10 años antes (de la historia de 'Luces del Norte') y el de ahora es de Lyra con 20 años, las situaciones van a ir madurando. Es una estructura inusual e interesante.

- En Oxford, ¿cuántos lectores se le acercan para que les indique las localizaciones de sus historias?

Es extraordinario descubrir cuántos lectores y una cosa interesante es el número de chicas actuales con el nombre de Lyra porque sus padres leyeron los libros y querían que fuera como ella.

Philip Pullman reflexiona durante la entrevista.
Philip Pullman reflexiona durante la entrevista. / Virginia Carrasco

- Ha viajado a Madrid para participar en la La Noche de los Libros, un evento de promoción de la lectura. Usted, como gran lector y como escritor, ¿qué importancia tiene el libro para la Humanidad?

Los libros son tan importantes... Hemos tenido cinco grandes revoluciones en la historia de los seres humanos: Primero, empezamos a hablar; en segundo lugar, aprendimos a escribir y hacer marcas; en tercero, a imprimir; el cuarto fue cuando empezamos con las imágenes en movimiento y el quinto es internet. Estos cinco importantes pasos en el desarrollo del ser humano son sobre comunicación, sobre recordar cosas y sobre el entretenimiento en sí mismo y no creo que nada de lo que se haya inventado sea mejor que un libro. Las imágenes en movimiento están bien, pero necesitas una cámara, un proyector y todo ese equipo tecnológico. Para internet necesitas un equipo. Pero el libro necesita un simple proceso de impresión. Lo bonito del libro es que es privado porque lo abres y estás tú y el libro, y el libro se abre ante ti.

«Me encantan los libros porque descubrimos en ellos pronto la vida cuando tu padre o tu madre te leen y te cuentan la historia»

Los libros son muy simples, relativamente baratos, muy fuertes porque si se te cae un libro al suelo no lo rompes. Los libros son lo mejor que ha inventado el hombre. Me encantan los libros porque descubrimos en ellos pronto la vida cuando tu padre o tu madre te leen y te cuentan la historia y ves la imagen y puedes volver una y otra vez o mirar las imágenes. Es un descubrimiento tan maravilloso que es imposible decir lo importante que es. Es más importante que la propia idea del libro porque están las librerías, los editores, el periódico y todas esas cosas que en la cultura de los humanos se conserva más que ninguna otra cosa. Soy muy afortunado por pertenecer a ese mundo. De hecho, muy afortunado.

- ¿Hay libros que deberían evitar los jóvenes?

Bueno... sí, probablemente. Pero los niños por sí mismos se dan cuenta de si un libro es muy duro para ellos al avanzar. Hay fronteras para parar de leer y para dejarlo. Creo que lo hacemos con mucho cuidado, pero con lo que debemos ahuyentar el cuidado es con ser demasiado cautelosos y ponernos nerviosos. Los jóvenes son capaces de abordar cualquier cosa y si la historia es lo suficientemente cautivadora, si la historia y los personajes son emocionantes, un inglés difícil o palabras difíciles o una gramática difícil no serán un problema. Lo importante es la historia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos