Burgos ya se prepara para la llegada de la Selección

Se espera una gran afluencia de público/GIT
Se espera una gran afluencia de público / GIT

La Federación y el Ayuntamiento confían en que el Coliseum registre otro lleno absoluto con el partido de España frente a Eslovenia

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Colieum volverá a vibrar con la Selección Española (FEB). Eso es al menos lo que esperan los responsables de la Federación Española de Baloncesto y el Ayuntamiento de Burgos, que ya han cerrado los preparativos del choque que enfrentará el próximo domingo a los hombres de Scariolo con Eslovenia.

Y es que, tal y como ha recordado hoy el alcalde de la ciduad, Javier Lacalle, éste será el primer encuentro oficial que dispute la Selección en territorio nacional desde el último campeonato. Y se jugará, además, frente al verdugo de España en el último Eurobasket y, a la postre, campeón de Europa.

En este sentido, el partido se antoja como una «revancha» de aquella eliminatoria y llega condicionado por la gestión de las 'Ventanas FIBA', una circunstancia que, eso sí, no tiene por qué repercutir en el espectáculo. Es cierto que sobre la pista no estarán los Gasol, Navarro y compañía, pero los elegidos de Scariolo han demostrado ya su «calidad» en sobradas ocasiones.

Así de hecho lo ha subrayado Fernando Romay, empbajador de la FEB, quien ha intentado huir de «carácter derrotista inherente» al deporte español. Ese debate, ha asegurado, «es algo cíclico» que viene de la mano de cualquier «relevo generacional», pero la mayoría de los jugadores convocados por Scariolo «han ganado campeonatos internacionales en las categorías inferiores» frente a jugadores como los que va a poner en liza Eslovenia, sin ir más lejos.

Sea como fuere, el propio Romay ha reconocido que «no será un partido fácil», ni mucho menos. Eslovenia viene de ganar el Eurobasket y desarrolla un juego «muy imaginativo y talentoso», pero «no exento de poderío físico», habitual en los «equipos balcánicos».

Llegada el sábado

En principio, ambas selecciones llegarán a Burgos por vía aérea. Así, está previsto que aterricen en Villafría el sábado poco después de las 13 horas. Esa misma tarde podrán probar la pista del Coliseum para entrenar de cara al partido del día siguiente, que se celebrará a partir de las 19:30, un horario «muy razonable» para atraer a la afición.

Para ello, además, la FEB ha comenzado a repartir invitaciones para que aquellos niños que vayan al Coliseum en compañía de sus padres puedan entrar gratis al pabellón. Además, los abonados del San Pablo disfrutarán de un descuento en las entradas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos