Corrupción

Detenido el lugarteniente de Rubiales acusado de ser clave en la red de Villar

Andreu Subies, expresidente de la Federación Catalana de Fútbol. /FCF
Andreu Subies, expresidente de la Federación Catalana de Fútbol. / FCF

La Guardia Civil sostiene que Subies recibió cerca de 2,2 millones de euros por apoyar al expresidente de la FEF en diversas elecciones

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La trama corrupta que durante años tejió Ángel María Villar en la Federación Española de Fútbol (FEF) salpica al nuevo equipo de Luis Rubiales. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil detuvo este martes en Barcelona Andreu Subies, la mano derecha del nuevo presidente de la federación, quien además es el actual vicepresidente económico de la FEF y uno de los máximos apoyos que recibió el propio Rubiales para hacerse con el puesto que abandonó Villar tras su detención en julio de 2017.

Las acusaciones contra Subies, expresidente de la Federación Catalana, figuran en una pieza separada en la Audiencia Nacional de la 'operación Soule', el macrooperativo dirigido por el juez Santiago Pedraz y en el que fue capturado, entre otros, Villar, acusado de haber saqueado cerca de 45 millones de euros de la FEF.

Según los informes de la UCO, Subies - que presentó el 31 de agosto pasado su dimisión como máximo responsable de la Federación Catalana para incorporarse a la FEF- habría sido una pieza principal de la red clientelar que puso en marcha Villar para garantizarse su reelección como presidente seis veces entre 1989 y 2017. El ahora detenido –relatan los atestados- se habría dejado sobornar por Villar con cerca de 2,2 millones de euros que salieron de la federación y terminaron en los bolsillos de Andreu Subies y su familia a través de trabajos ficticios.

Rienda muestra «respeto máximo a todo el proceso judicial»

La presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), María José Rienda, expresó este martes a EFE «respeto máximo a todo el proceso judicial» después de la detención del vicepresidente económico de la Federación Española de Fútbol (RFEF); Andeu Subies, en una pieza separada de la Operación Soule. «Desde el Consejo Superior de Deportes sabemos lo que ha salido en prensa, no sabemos nada más. Respeto ahora mismo a todo el proceso judicial y ya veremos lo que acontece. De momento no tememos más información al respecto», señaló tras la actuación en Barcelona de la Guardia Civil en la que detuvo a Subies.

La investigación sobre este desvío de dinero comenzó en el verano de 2017, cuando poco después de la detención de Villar, un escrito anónimo llegó a la Fiscalía Anticorrupción. En ese texto se desvelaban los supuestos sobrecostes en 2014 en las obras de reforma de la sede de la Federación Catalana en Barcelona.

Parte de la remodelación había sido encargada por la federación de Subies por l518.702 euros a la empresa Tastavins, dirigida por José Contreras Arjona (el segundo de los detenidos este martes), amigo íntimo de Villar y exdirectivo de la Catalana. Sin embargo, la mercantil de Contreras, sin trabajadores ni aparente actividad, había subcontratado la reforma a otra empresa por algo menos de 240.000 euros.

La UCO ha logrado determinar que la diferencia entre ambas cantidades acabó en los bolsillos de Subíes. Ese dinero fue destinado a otras obras en un restaurante de la localidad tarraconense de Cambrils, administrado por la esposa de Subíes, y en la reforma del domicilio familiar del expresidente de la Federación Catalana en esta misma población.

Tirando de ese hilo, la Guardia Civil descubrió que el agujero en las arcas de la FEF por la reforma de la sede barcelonesa (que pagó en un 90%) podrían alcanzar los 2,2 millones de euros, siempre a través de contratos ficticios o inflados a Tastavins.

Los investigadores creen que este modus operandi para desviar cantidades millonarias de la FEF también se extendió a las reformas de otros inmuebles de la Federación Catalana en Tarragona, Sabadell o Vilafranca del Penedès, entre otras localidades. Varias de estas sedes, además de la central de la Federación Catalana, fueron registradas este martes en busca de contratos, pues los funcionarios están convencidos de que hubo sobrecostes en todas esas obras.

La implicación de la empresa Tastavins ha hecho a la UCO revisar también otras adjudicaciones a esta mercantil por parte de organismos de la FEF, como el de la Mutualidad de Previsión Social de Futbolistas.

La Fiscalía Anticorrupción imputa a los dos detenidos este martes por la UCO los delitos de apropiación, administración desleal y corrupción entre particulares.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos