Corrupción

El Huesca, en el punto de mira de los amaños, responde a «barbaridades»

José Antonio Martín, 'Petón', consejero del Huesca, a su llegada a comisaría. /EFE
José Antonio Martín, 'Petón', consejero del Huesca, a su llegada a comisaría. / EFE

Jugadores, el extécnico Leo Franco y directivos del club declaran como testigos, y este jueves lo harán ante el juez los seis detenidos el martes

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Con su presidente, el jefe de los servicios médicos del club y uno de sus exjugadores acusados de los presuntos delitos de corrupción en el deporte, estafa y blanqueo de capitales, el Huesca, en el punto de mira del escándalo que sacude al fútbol de élite español, respondió este miércoles con contundencia ante lo que considera «barbaridades» y «locuras», al haber sido también puestos bajo sospecha sus partidos contra el Valencia (2-6) y el Betis (2-1) de la Liga recién terminada. En una jornada marcada por el paso por comisaría de dirigentes, el extécnico Leo Franco y jugadores del Huesca para declarar como testigos ante la Policía, el consejero del club aragonés José Antonio Martín 'Petón', aseguró que la entidad, imputada también como persona jurídica, «pasará a la ofensiva» para defender su inocencia.

Este jueves deberán declarar en Huesca ante el juez que instruye la 'operación Oikos' el presidente Agustín Lasaosa, el doctor Juan Carlos Galindo y el exjugador del equipo Iñigo López, actualmente en el Deportivo, además de Raúl Bravo (considerado el cabecilla de la trama), Borja Fernández (excapitán del Valladolid recién retirado) y Carlos Aranda, exfutbolista de hasta ocho equipos de Primera a quien se vincula con al menos dos casas de apuestas para obtener beneficios con amaños de partidos. Al igual que el Valladolid y el Valencia son totalmente ajenos a los presuntos arreglos que habrían sido llevados a cabo por futbolistas, el Huesca, a través de su consejero delegado, aseguró este miércoles no tener responsabilidad alguna con los hechos investigados y amenazó con la posibilidad de presentar demandas a quien ponga en duda su honorabilidad.

«Se están diciendo partidos (sospechosos) a ver si se acierta, y eso es un flaco favor. Empieza a ser como los fichajes, y hay que tener mucho cuidado con lo que hacemos», advirtió este miércoles el presidente de LaLiga, Javier Tebas, después de que alguna fuente desvelase que también se investigan los partidos Huesca-Valencia y Betis-Huesca. «Yo sólo puedo confirmar lo que ha salido en la nota de la Policía», insistió Tebas, en alusión a los partidos Huesca-Nàstic de la pasada temporada en Segunda División, al Valladolid-Valencia de la última jornada de la presente en Primera y al Sariñena-Cariñena de la Tercera aragonesa.

Más información

«Cuidado, que hay que diferenciar lo que es una actuación delictiva que produce beneficio al club y una actuación delictiva que produce beneficio al jugador o a un empleado del club», alertó Tebas, expresidente del Huesca que mantiene relación con el máximo dirigente de la entidad detenido el martes y con su consejo de administración pero reconoce que «si Agustín (Lasaosa) y el doctor Galindo han cometido un error en el ámbito del delito tendrán que pagar por ello». «Estamos aquí para defender la verdad, y la verdad también debe amparar a la SD Huesca. Ya pasará esta fase del proceso y quedará todo esclarecido», garantizó por su parte Petón tras declarar ante la Policía Nacional como testigo voluntario. Los futbolistas del Huesca Camacho, Melero y Gallar también testificaron este miércoles, al igual que el entrenador Leo Franco, el técnico de la plantilla destituido esta temporada, y el director general del club, José Ortas.

En el caso del presuntamente amañado Valladolid-Valencia disputado el pasado 18 de mayo, que se saldó con la victoria del equipo che por 0-2 y su clasificación para la Liga de Campeones y ha derivado en la detención y puesta a disposición judicial de Borja Fernández, el presidente y máximo accionista del club pucelano, Ronaldo Nazario, expresó este miércoles su deseo de que «todo sea un malentendido» y «que se compruebe» que el escándalo «no tiene nada que ver» con el futbolista gallego, amigo suyo, retirado del fútbol tras dicho encuentro. «Confiamos en el trabajo de investigación que está haciendo la Policía», subrayó Ronaldo, que proclamó que el Valladolid es un club «que pelea para tener transparencia y contra la corrupción».

También la plantilla del Deportivo apeló este miércoles a la «presunción de inocencia» de su jugador Iñigo López, que militó en el Huesca durante temporadas, entre la 2015-2016 y la 2017-2018 que culminó con el histórico ascenso del equipo oscense a Primera División.